fbpx
Maduro

13 años de prisión: Maduro condena sin pruebas a 6 ejecutivos estadounidenses

Luego de tres años secuestrados, la tiranía de Maduro condenó por cargos de corrupción a 6 ejecutivos americanos que se declararon inocentes

El régimen de Nicolás Maduro opacó aún más el Día de Acción de Gracias de cinco familias estadounidenses luego de que tras tres años secuestrados, la tiranía decidiera condenar por cargos de corrupción a seis ejecutivos americanos. Durante el juicio todos se declararon inocentes.

Los hombres fueron convocados a la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para una reunión de presupuesto el 21 de noviembre de 2017. Un jet corporativo los llevó a Caracas y se les dijo que estarían en casa para el Día de Acción de Gracias. En lugar de eso, los oficiales de inteligencia militar entraron en la sala de juntas y los llevaron a la cárcel.

Se trata de cinco ciudadanos estadounidenses y un residente legal expertos en petróleo que Maduro ha decidido usar como «fichas» para tentar la paciencia del Gobierno de Estados Unidos.

El chavista Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), afín al régimen de Maduro, condenó a 13 años y siete meses de cárcel al expresidente de la petrolera Citgo —filial de la estatal venezolana Pdvsa— José Ángel Pereira Ruimwyk. Mientras que los ejecutivos Tomeu Vadell, José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo y Gustavo Cárdenas recibieron la condena de ocho años y 10 meses bajo cargos de concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir.

Desde hace tres años los seis ejecutivos estaban a la espera de juicio por un supuesto plan nunca ejecutado para refinanciar unos 4,000 millones en bonos Citgo al ofrecer una participación del 50 % en la compañía como garantía. La tiranía los acusa de maniobras para beneficiarse del acuerdo y también les acusó de «traición».

A los medios de comunicación y a los grupos de derechos humanos se les negó el acceso a las audiencias.

La hipótesis es que se trata de cinco hombres que son ciudadanos estadounidenses naturalizados y el otro residente legal, que están retenidos como moneda de cambio político. Esto mientras las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se han ido deteriorando.

(Wikimedia)

Alirio Rafael Zambrano, hermano de dos de los hombres, dijo a la agencia de noticias AP que sus familiares son «innegablemente inocentes» y que además son víctimas del «terrorismo judicial» en Venezuela. «No hay pruebas en el caso que apoyen una condena culpable», señaló.

«Rezamos para que los líderes de nuestra nación den un paso adelante y continúen luchando sin cesar por su libertad y sus derechos humanos», suplicó Zambrano.

Asimismo, la abogada María Alejandra Poleo, que ayudó a representar a tres de los hombres, dijo que el caso estaba «vacío de pruebas» y anunció que «por supuesto, la defensa apelará la decisión».

Negociación fracasada con Maduro

El exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, que ha negociado la liberación de otros americanos retenidos por gobiernos hostiles, viajó el pasado mes de julio a Caracas y se reunió directamente con Maduro.

El Centro Richardson emitió un comunicado en el que señaló que el exgobernador demócrata logró reunirse con el chavista ministro de comunicaciones Jorge Rodríguez y con el mismo Maduro para tratar la liberación de ciudadanos estadounidenses y otras gestiones humanitarias para atender el coronavirus. Sin embargo, fue una diligencia fallida. El documento señala que «no pudo ganar la liberación de ningún prisionero estadounidense».

El negociador habría sido contratado de manera privada por los familiares de los detenidos para mediar por su liberación. Se trató de una misión privada que no estaba relacionada con el Gobierno del presidente Donald Trump.

La última vez que fue liberado un norteamericano detenido por el régimen de Maduro fue a mediados de 2018, cuando el misionero mormón Joshua Holt viajó de Caracas a Utah luego de arduas negociaciones que implicaron a varios congresistas norteamericanos y altos funcionarios del régimen en Venezuela.

Hay que recordar que además de los empresarios detenidos, también están los exboinas verdes Luke Denman y Airan Berry, detenidos en mayo cuando participaban en un intento frustrado para derrocar a Maduro. Denman y Berry se encontraban en una lancha pesquera y buscaban, junto con otros ciudadanos venezolanos, tocar tierra firme para presuntamente formar parte de un plan con el que capturarían a Maduro.

Queda esperar qué enfoque tomaría un posible Gobierno de Joe Biden en relación con el régimen de Maduro luego de que Trump presionara con sanciones y el ofrecimiento de millonarias recompensas para remover a la tiranía en Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

La carrera política por una vacuna para la COVID-19

Next Article
Biden, Harris,

La propuesta de empleo de Biden: Ilusa y llena de retórica

Related Posts
Total
0
Share