fbpx
María Fernanda Cabal

María Fernanda Cabal: «La derecha cobarde termina abriéndole las puertas a la extrema izquierda»

En una entrevista con El American, la senadora colombiana cuestionó fuertemente las políticas estatistas de su partido, la cobardía de la derecha en el mundo y denunció los peligros de la cultura de cancelación en Estados Unidos

[Read in English]

María Fernanda Cabal es, sin duda, la voz más fuerte que tiene la derecha colombiana. La derecha auténtica, digo, esa que defiende a ultranza el libre mercado, se opone a las negociaciones con la izquierda y abraza genuinamente las ideas conservadoras. Es senadora de Colombia por el partido uribista Centro Democrática, politóloga y una polemista de primera, porque no teme decir lo que a otros, más tímidos, les avergüenza.

Hoy se sienta con El American para hablar, principalmente, de Colombia. Pero a partir de Colombia, Cabal ofrece un diagnóstico de la realidad que atraviesa la derecha latinoamericana, americana y global. De los retos y los complejos.

Lo dijo, tajante: “La derecha se volvió cobarde”. Para ella, el reciente auge de la izquierda latinoamericana tiene un responsable: “La derecha, o lo que se presume conservador, es lo que termina abriéndole la puerta a la extrema izquierda”.

En esta entrevista, la senadora fue agudísima al criticar a su propio partido y al Gobierno de Iván Duque. Reconoce los errores del proyecto político que ella también representa y del presidente al que apoya.

“A usted no le eligieron para complacer a sus detractores y sus adversarios. A usted le eligieron porque una mayoría creyó en sus propuestas de campaña. Ahora, ¿qué le pasó a Duque? Terminó por no recoger el legado del presidente Uribe en temas claves”.

“Había que ser audaces”, dice, refiriéndose al Gobierno de Duque. Y, cuando habla de la “derecha cobarde”, se refiere a “todos los Gobiernos que no tomaron a tiempo decisiones que tuvieran identidad con sus bases y un norte ideológico”.

“Cuando uno no tiene doctrina ni tiene un norte, uno pretende congraciarse con todo el mundo”.

“Tanto a este Gobierno como a muchos de América Latina, le faltó la contundencia que queríamos”, insiste María Fernanda Cabal. “Le faltó abrir la compuerta para que la economía se moviera y yo resiento mucho que este Gobierno no haya reducido el tamaño del Estado”

“El peso fiscal lo pagan los pobres que pagan impuestos en este país. El empresariado reventado y el pobre desempleado”, dice, tajante.

Álvaro Uribe, el jefe de su partido y la figura más representativa de la derecha colombiana, viene abrazando, desde hace bastante, propuestas que podrían considerarse como estatistas o, en últimas, socialistas. Cabal las reconoce y critica. Sin embargo, argumenta: “Veo a un presidente Uribe angustiado por darle un respiro a la clase popular y a la clase media”.

“Yo veo al presidente Uribe más con la necesidad de proteger a los colombianos que de convertir al Estado en uno socialista”, dice; pero “los límites entre su deseo de proteger y una política socialista, terminan diluidos”.

“Necesitamos abrir la economía. En vez de estar subsidiando todo, debemos incentivar la generación de riqueza”.

En poco más de un año Colombia tendrá elecciones presidenciales. Dada la polarización, el estado en el que se encuentra el uribismo y la supervivencia del proyecto político de la extrema izquierda en rostro de Gustavo Petro, se asoma un horizonte tremendamente preocupante. Estas podrían ser las elecciones más importantes para Colombia en años.

Aunque el Centro Democrático (o la derecha), luce con una inquietante crisis de liderazgo, Cabal insiste en que el candidato, sin duda, debe ser Óscar Iván Zuluaga, el caballo del Centro Democrático para enfrentar a Juan Manuel Santos en la segunda vuelta y que perdió en unas elecciones que ahora se ven empañadas por robustísimas denuncias de fraude por compras de votos.

Frente al Gobierno de Joe Biden, María Fernanda Cabal reconoce que fue un acierto brindarles a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal (o TPS). “La regularización de los venezolanos en Estados Unidos es una necesidad”, dice.

Ella se opuso a la candidatura del Partido Demócrata. Apoyó al expresidente Trump y hoy tiene la “esperanza de que las cosas no sean tan malas como” las prevé.

Sin embargo, pese a su apoyo, Cabal guarda un comentario frente a algo que debió haber hecho Trump:

“Al presidente Trump y a su equipo de trabajo les quedó faltando una propuesta migratoria y la tuvieron en sus manos. Hizo falta un acto de solidaridad. Eso no significa premiar para que aumente la migración, pero, ¡tenga un acto!, es como una amnistía. Eso no le hubiera quedado mal a Trump. Le hubiera dado una cara más humana que la desfiguración que hacen los medios”.

“Me preocupa su apoyo al Nuevo Acuerdo Verde, que es la religión ambientalista. Es fascismo”, dice frente a Joe Biden. Otras realidades también le preocupan: “Antifa es un grupo claramente fascista. No se diferencian en nada de esas hordas que tenía Mussolini o Hitler”.

Frente al fenómeno woke, que cada vez va tomando más espacios, dice María Fernanda Cabal: “No podemos permitir que perviertan niños con la excusa de que los volverán más tolerantes. Todos esos argumentos retorcidos me molestan. Me molesta la estupidez que pongan la ideología por encima de la biología”.

Y, con respecto a la denominada cultura de cancelación, la senadora colombiana es clara: “La cultura de la cancelación es una de las expresiones extremas de la imbecilidad colectiva”. “Creen que tienen el derecho de destruirle la vida a otros”.

¿La respuesta de quienes aspiran a combatir a este peligroso fenómeno? “Debemos visibilizarlo. Publicarlo. Contarle a todo el mundo”, dice a El American la senadora colombiana María Fernanda Cabal.

1 comment
  1. ¡ Totalmente de acuerdo ! … comparto el enfoque de la Senadora María Fernanda … ¡ como debe ser ! … ya es hora de la derecha se active, mas acciones practicas y reales … ¡ Colombia despierta !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Blinken

Blinken de gira en Asia sin un plan concreto frente a China

Next Article
women the tragedy, Feminismo

La tragedia del feminismo moderno

Related Posts
Total
0
Share