fbpx
Principe se reune con Netanyahu

Nuevo orden en Medio Oriente: Netanyahu se reúne con Príncipe Mohammad

La reunión secreta entre ambos líderes se da bajo una política de apaciguamiento de la relaciones entre Israel y el mundo árabe y musulmán

El primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu, se reunió este domingo de forma clandestina con el Príncipe a la corona de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, en un intento de los Estados Unidos por normalizar los vínculos entre Israel y el mundo árabe.  

Netanyahu se embarcó en un vuelo secreto con rumbo a la ciudad de Saudí de Neom a las ocho de la noche y, según la prensa Israelí, iba en compañía del director del Mossad, Yossi Cohen. Curiosamente el viaje no se hizo en el avión presidencial, sino en el avión privado del empresario Udi Angel socio del holding Israelí Xt Group.

Ese mismo domingo el secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo anunció que se reuniría con el Príncipe heredero a la corona Saudí también en Neom, levantando sospechas sobre si su labor real sería hacer de moderador en un primer acercamiento entre Tel-Aviv y Riyadh.

Según una fuente del gabinete de Netanyahu, éste no informo ni al ministro de defensa, Bnei Gantz, ni al ministro de asuntos exteriores, Gabi Ashkenazi sobre su vuelo a Neom.

Aunque funcionarios Israelís confirmaron que el encuentro si ocurrió -entre ellos el propio ministro de defensa israelí quién confirmó molesto el rumor en un mitin político-, Riyadh sostiene que el Príncipe Mohammed no tuvo ninguna reunión con Netanyahu. Según el Wall Street Journal la reunión entre el primer ministro y el Príncipe duró un par de horas pero ningún acuerdo sustancial fue alcanzado.

Netanyahu se reúne con Príncipe Mohammad contra Irán

La reunión secreta entre ambos líderes se da bajo una política de apaciguamiento de la relaciones entre Israel y el mundo árabe y musulmán. El país hebreo en el 2020 estableció vínculos democráticos con tres Estados musulmanes: Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Sudán.

En el plano del Medio Oriente a Israel y a Arabia Saudita, los une un enemigo en común: Irán. Durante décadas Arabia Saudita ha competido con una Irán chiita por la dominancia sobre Oriente Medio. Riyadh teme que con la llegada de Joe Biden a la Presidencia, la Casa Blanca vuelva a retomar el acuerdo nuclear alcanzado con Irán de la administración Obama.

Una posible política más laxa por parte de la Casa Blanca al programa nuclear iraní preocupa a ambos Estados, cuyo acercamiento obedece más a una amenaza en común que un gesto de cordialidad. Según la Agencia Internacional de Energía Atómica en su último informe, Irán ha incumplido diversos compromisos del acuerdo nuclear firmado con el gobierno Obama, y del que la administración Trump se retiró en 2018.

El Rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, la semana pasada llamó a una postura internacional “que garantice una solución radical que acabe con los esfuerzos -de Irán- por reunir armas de destrucción masiva y desarrollar un programa de misiles balísticos”.

Para Israel, Irán representa un problema de seguridad nacional, pues aparte de su programa nuclear, se sabe que Teherán durante décadas ha financiado grupos terroristas opuestos a la existencia de Israel como “Hamas” y “Hezbollah”. Una postura más fuerte en contra de Irán por parte de los dos rivales representaría un desafío para el régimen de Hasán Rohaní, que espera un EE.UU. más complaciente con Joe Biden como presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Antony Blinken

Antony Blinken, la ficha de Biden para el manejo de las relaciones exteriores

Next Article
Estado, emergencia, michigan, sin libertad

Estado de emergencia: una amenaza para las libertades individuales

Related Posts
Total
0
Share