fbpx
Saltar al contenido

Medios publicaron desinformación sobre pruebas Covid-19 para atacar a DeSantis

Read in English

¿Hasta qué punto se puede tergiversar una historia para volverla polémica y atacar a un adversario político? Los medios corporativos, tanto en inglés como en español, siguen demostrando no tener límites, especialmente cuando se trata del gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Durante la última semana, diversos medios de comunicación como NBC News, CNN, Newsweek y recientemente Univisión, publicaron informes descontextualizados acusando al estado de Florida de dejar perder un millón de pruebas rápidas Covid-19 en medio del aumento de casos por la variante Ómicron.

Los medios, en todos los titulares, dijeron que las pruebas Covid-19 se perdieron en diciembre en medio de la oleada de casos; sin embargo, todos omitieron, en un principio, que el millón de test perdidos habían caducado primeramente en septiembre y que recibieron una exención de tres meses por la Food and Drug Administration (FDA) para que sean utilizadas en ese período de tiempo. No obstante, la baja demanda (Florida justo venía saliendo de la ola por la variante Delta, reduciéndose considerablemente los casos) generó la perdida de los test.

Quien inició las acusaciones contra DeSantis y su administración fue Nikki Fried, comisionada de agricultura y candidata a gobernadora de Florida. Los medios aprovecharon la denuncia de Fried para armar todo un escándalo sobre el caso.   

NBC News, por ejemplo, tituló: “DeSantis confirma que hasta un millón de pruebas Covid caducaron en las reservas del estado”.

Medios publicaron desinformación sobre pruebas COVID-19 para atacar a DeSantis
Captura de pantalla titular de NBC News sobre el caso de los test Covid-19 perdidos.

CNN dijo que “hasta un millón de pruebas rápidas de Covid-19 caducaron en Florida el mes pasado” y señaló que esto se dio “en medio de una oleada invernal de casos de coronavirus que provocó una carrera por las pruebas en todo el país el mes pasado. Hasta un millón de kits de pruebas rápidas Covid-19 no utilizados caducaron en un almacén de Florida”.

Otros medios liberales, aunque más alternativos, como Newsweek, publicaron titulares sensacionalistas sobre la confirmación de la pérdida de test: “Los floridanos se enfurecen cuando Ron DeSantis confirma que un millón de pruebas Covid caducaron en el almacén”.

El titular de Newsweek.

The Daily Beast fue más allá y tergiversó las declaraciones del gobernador de Florida. Su titular dice: “Ron DeSantis: ‘Dejé caducar un millón de pruebas COVID no utilizadas en el almacén del Estado’”.

“La admisión se produjo en medio de una escasez generalizada, y el mismo día que el gobernador de Florida anunció que enviaría un millón de pruebas a los ciudadanos mayores de Florida”, se lee en la entradilla del Beast.

Los artículos en la prensa nacional en inglés se publicaron entre el seis y siete de enero, pero luego los reportes llegaron a los medios liberales en español, como Univisión, que publicó un informe donde se denuncia que la administración DeSantis dejó caducar los test Covid-19 en un almacén. En el informe aparecen la reconocida periodista Patricia Janiot y Guillermo González.  

¿Qué pasó finalmente con las pruebas rápidas?

Como los test perdidos eran muchos y Florida se enfrenta a cierta escasez de pruebas rápidas a raíz del aumento de la demanda, nuevamente, los reguladores federales y los fabricantes dieron el visto bueno para usar las pruebas otorgándoles tres meses más de exención tras toda la polémica iniciada en los medios.

“En una carta del 7 de enero a la FDA obtenida por el Herald, Abbott Diagnostics, la empresa que fabricó los kits, demostró que si se almacenaban a temperatura ambiente, los kits eran estables durante 15 meses, un plazo que permitía la extensión adicional de tres meses”, se lee en The Hill.

Los trámites para buscar la exención ya habían sido informados por parte de la administración DeSantis. Sin embargo, el contexto clave no fue abordado en el informe de Univisión o en el contenido del Daily Best.

Al final, las pruebas que expiraron serán utilizadas. Lo único que se estaba esperando era el visto bueno de las autoridades federales y los fabricantes de las pruebas. No fue que se dejaron perder en un almacén ante el desdén de las autoridades como hicieron creer los medios de comunicación y algunos políticos como Nikki Fried.

Emmanuel Alejandro Rondón is a journalist at El American specializing in the areas of American politics and media analysis // Emmanuel Alejandro Rondón es periodista de El American especializado en las áreas de política americana y análisis de medios de comunicación.

Contacto: [email protected]

Deja una respuesta

Total
10
Share