fbpx

medios, brasil, partido comunista, china

Grandes medios de Brasil recibieron dinero del Partido Comunista de China

De acuerdo a un informe realizado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, grandes medios de Brasil recibieron dinero del Partido Comunista de China a través de su órgano de divulgación China Daily.

De acuerdo a un informe realizado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, grandes medios que pertenecen al establishment de Brasil recibieron dinero del Partido Comunista de China a través de su órgano de divulgación China Daily.

El informe muestra cómo China Daily, cuya obediencia al régimen chino es plenamente conocida, invirtió $19 millones en numerosos medios alrededor del mundo desde noviembre de 2016 a abril de 2020. Entre los que destacan, tenemos grandes publicaciones estadounidenses como Los Angeles Times, The Chicago Tribune, The Washington Post (más de $4.7 millones) y The Wall Street Journal ($6 millones). Así como colocó dinero en las cuentas de estas publicaciones, el Partido Comunista Chino también invirtió dinero en los medios de comunicación más grandes de Brasil —curiosamente, en los que más ataques lanzan al presidente Jair Bolsonaro.

En el documento se encuentran gastos cubiertos a la Empresa Folha da Manhã S.A. un periódico cuyo propietario, el Grupo Folha, fusionó con el Folha de São Paulo. Los gastos asumidos de la Folha —un periódico de circulación nacional— por el PCCh son los de impresión y llegan a $405 mil (alrededor de R$2.16 millones). En cuanto al Grupo Globo, propietario de Infoglobo y Editora Globo recibió $148.120 (793.182 reales) para advertisement, seguido por el Correio Braziliense, que recibió más de $15.000 (más de R$80 mil) para gastos de impresión.

Parte de las listas de gastos de China Daily con otros medios de comunicación. En el cuadro resaltado pueden verse los gastos asumidos para la Folha desde mayo de hasta octubre de 2019. (Fuente)

El documento con estas informaciones viene dado en el marco de la Ley de Agentes Extranjeros de los Estados Unidos hacia agentes que representen intereses extranjeros en una «capacidad política o cuasi-política». El objetivo de esta Ley es la de «facilitar la evaluación por parte del gobierno y el pueblo estadounidense de las declaraciones y actividades de esas personas».

Globo y la Folha en Brasil

Estos no son los únicos lazos que entretejen los intereses del Partido Comunista de China con los grandes medios de Brasil, que se han visto en declive sostenido desde la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia.

En 2019, el Grupo Globo firmó un memorando de cooperación con la estatal comunicacional de Beijing llamada China Media Group. De acuerdo a una nota de prensa en la página web de CMG, «las dos partes se unirán en filmes, dramas de televisión, deportes, entretenimiento y aplicaciones de tecnología 5G».

Shen Haixhong, el CEO del conglomerado comunicacional que pertenece al régimen chino, destacó que CMG junto con el Grupo Globo y basados en el intercambio de fuentes de noticias, explorará más a fondo una cooperación en el intercambio de programas, la coproducción y las aplicaciones de la tecnología 4K/8K y 5G.

Este es uno de los elementos que consolida aún más el posicionamiento del Grupo Globo contra Bolsonaro. Su oposición al presidente de Brasil comenzó desde que el entonces candidato aseguraba que recortará el subsidio al canal —recorte que logró hacer en un 60 %

Globo está siendo actualmente investigada por el Consejo Administrativo de Defensa Económica del Ministerio de Justicia, encargado de prevenir e investigar el abuso de poder económico. La investigación fue iniciada después que Globo fuese denunciado por practicar monopolio sobre los derechos de transmisión de fútbol, uno de los negocios más relevantes en el entretenimiento del país.

La Folha ha sido también un factor importante contra Bolsonaro desde que el presidente mandó a cancelar todas las suscripciones del Gobierno Federal al medio, quienes inclusive han publicado textos como «¿Por qué quiero que Bolsonaro muera?»

El Grupo Globo y la Folha han fungido como grandes enemigos de Bolsonaro y con estos recientes datos que revelan un nexo directo con el Partido Comunista Chino, formalizan su rol como dependientes de intereses foráneos y distintos a los intereses de Brasil.

Sin una Ley de Agentes Extranjeros, Brasil no tiene ningún mecanismo para protegerse de factores de poder disfrazados de medios de comunicación o agentes sociales que estén, en realidad, defendiendo intereses de potencias extranjeras que van en detrimento del país, como lo es China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

La regla más importante de Jordan Peterson para una mejor vida

Next Article
precios medicamentos

Trump reducirá precios de medicamentos: un arma de doble filo para estadounidenses

Related Posts
Total
0
Share