fbpx
Saltar al contenido

Periodistas progresistas atacan a DeSantis por defender los derechos de atletas con discapacidades

Periodistas progresistas atacan a DeSantis por defender los derechos de los atletas con discapacidades

Contenidos

Available: English

[Read in English]

Ser un atleta olímpico —es decir, un deportista de alto rendimiento— conlleva una serie de sacrificios incalculables: llevar una dura rutina de entrenamiento, una dieta estricta y específica de acuerdo a la disciplina que practicas; un ritmo de vida notablemente saludable en comparación al ciudadano común. Eso es, sin dudas, lo mínimo. Pero ser un atleta paralímpico no solo requiere todo lo anterior, sino, a su vez, superar los obstáculos físicos que la vida te puso para cumplir el sueño de ser un atleta.

Por ello las Olimpiadas Paralímpicas y las competiciones en general que aglutinan a atletas con discapacidades físicas son tan difíciles y a su vez, conmovedoras. Pues se mira, en máxima medida, la capacidad de resiliencia que tiene el ser humano. Sin embargo, en un acto de bajeza, múltiples medios cargaron contra más de setenta atletas paralímpicos para atacar la figura del gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Una similitud al caso de Novak Djokovic

¿Recuerdan cuando el Gobierno australiano, en un claro acto discriminatorio, decidió no dejar competir a Novak Djokovic en el Australian Open porque este decidió no vacunarse contra el COVID-19 (todo eso a pesar que el tenista serbio cumplió con los requisitos médicos y migratorios necesarios)? Pues, algo similar estaba ocurriendo en Florida con los Juegos Olímpicos Especiales de Estados Unidos, celebrados en la ciudad de Orlando entre el 5 y 12 de junio.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

La organización Special Olympics International había promulgado como requisito para el torneo que todos los atletas paraolímpicos presentaran para los juegos de Orlando un pasaporte de vacunación, supuestamente para cuidar la salud de los atletas.

Sin embargo, es notoriamente sabido que en Florida el mandato de vacunas es ilegal, y que se respeta la libre decisión de los ciudadanos de tomar o no la vacuna contra el coronavirus, incluyendo a los atletas paraolímpicos de todo el país.

En vista de ello, el Departamento de Salud de Florida envió una carta a Special Olympics International advirtiéndoles que su requisito de pasaporte de vacunación era ilegal en el estado y que, por tanto, tenían “una multa de 27,5 millones de dólares por 5.500 violaciones de la sección 381. 00316(1), de los Estatutos de Florida, después de que el Departamento de Salud (Departamento) hiciera repetidos intentos de evitar la imposición de multas a esta organización benéfica para garantizar que las Olimpiadas Especiales de Estados Unidos de 2022 pudieran celebrarse en Florida sin exigir pruebas de vacunación a los delegados”.

“El Departamento descubrió que SOI exigía pruebas que certificaran la vacunación contra el COVID-19 a 5.500 personas para obtener acceso, entrada y/o servicios de los Juegos Olímpicos Especiales de Estados Unidos de 2022, en violación de la ley de Florida”, se lee en la misiva.

Medios discriminan a atletas con discapacidades para atacar a Ron DeSantis
La carta enviada por parte del Departamento de Salud de Florida a Special Olympics International. (Cortesía)

Después de esta carta, Special Olympics International aceptó levantar el pasaporte de vacunación, permitiéndole a todos los atletas competir sin ningún tipo de discriminación.

Un final feliz, ¿no? Pues, así no lo vieron los medios de comunicación nacionales.

Discriminar a atletas para atacar a Ron DeSantis

Luego de que el Departamento de Salud de Florida enviara la misiva a Special Olympics International, los medios saltaron a la yugular del gobernador DeSantis por, en teoría, poner en peligro a los atletas paralímpicos.

El 4 de junio, en USA Today, el columnista Mike Freeman, en USA Today escribió: “Es cierto que la crueldad de DeSantis y su adicción al nacionalismo blanco van más allá de atacar a los vulnerables (…) Sus acciones, sin embargo, en relación con las Olimpiadas Especiales son particularmente horribles. El estado de Florida amenazó con multar a las Olimpiadas Especiales con 27,5 millones de dólares por exigir a 5.500 participantes en los Juegos de Estados Unidos en Orlando (…) que se vacunaran contra el COVID. Esa amenaza hizo que la organización abandonara el mandato, un mandato que potencialmente salva vidas”.

Medios discriminan a atletas con discapacidades para atacar a Ron DeSantis
Captura de pantalla del artículo de USA Today contra DeSantis.

Los Angeles Times tampoco se quedó atrás, cuestionando no solo a la administración DeSantis, sino también a la organización de olimpiadas especiales por cumplir la ley floridana: “Fue totalmente una respuesta a una sorprendente amenaza del estado de Florida de multar a los juegos con 27,5 millones de dólares por imponer un mandato de vacunación (…) Hay que responder a varias preguntas sobre esta decisión y extraer varias lecciones de ella. Estas últimas apuntan a la pura matonería de la administración de DeSantis, pero también a por qué la organización de las Olimpiadas Especiales cedió ante DeSantis tan mansamente”.

En MSNBC también se publicó una columna con un enfoque similar: “Las Olimpiadas Especiales perdieron su oportunidad de enfrentarse al mayor acosador de Estados Unidos”.

“¿Quién se enfrentará al acoso del gobernador de Florida?”, se preguntaba en la entradilla del artículo. (Captura de pantalla)

En la revista Rolling Stone, en un artículo supuestamente noticioso, se usó un enfoque tendencioso para atacar la figura de DeSantis y las reglas impuestas en el Sunshine State: “El gobernador de Florida, Ron Desantis, y su administración han utilizado su autoridad para castigar esencialmente a las organizaciones que él considera insuficientemente conservadoras. Uno de sus últimos objetivos son las Olimpiadas Especiales”.

Rolling Stone contra DeSantis. (Captura de pantalla)

¿Hasta dónde son capaces de llegar los medios de comunicación para atacar a un adversario político?

El enfoque que los medios le dieron a la carta enviada desde el Departamento de Salud de Florida es una discriminación directa a atletas paralímpicos para cargar contra un adversario político.

La cuestión es muy simple: la ley floridana y esa carta en particular, permitió que 70 atletas o delegados paralímpicos, que tanto han luchado en su vida para poder competir profesionalmente al más alto nivel, disputaran los juegos sin disponer de la vacunación contra el COVID-19.

¿Por qué estos atletas no se vacunaron? Por diferentes razones. Algunos, por cuestiones médicas, incluso llegando a conseguir una exención sanitaria para explicar porqué no se vacunaron. Otros simplemente eligieron libremente no hacerlo; sea por religión o desconfianza en las vacunas, indiferentemente del caso. Sin embargo, para los medios de comunicación nacionales, estos atletas debieron ser discriminados médicamente y DeSantis debió dejar que una organización ajena a Florida violara las reglas del estado que dirige.

“La organización de las Olimpiadas Especiales de Florida ha hecho todo lo posible por cumplir la ley y respetar las decisiones médicas personales de los atletas. Sin embargo, la política de Special Olympics International infringía la ley estatal, por lo que nos alegramos de que la hayan revisado para cumplirla y organizar unas Olimpiadas Especiales inclusivas en Florida”, dijo el equipo de prensa de Ron DeSantis en un comunicado a El American. “Como todo el mundo, los atletas de las Olimpiadas Especiales tienen derecho a tomar las mejores decisiones para su propia salud personal, en consulta con sus médicos y seres queridos. La vacunación no es necesariamente la opción correcta para algunos individuos, porque los riesgos pueden ser mayores que los beneficios”.

La postura de la administración DeSantis es muy clara: en Florida no se discrimina a nadie por haber tomado la libre decisión de no haberse vacunado. No es New York ni tampoco Australia, donde las autoridades eligen discriminar medicamente a sus ciudadanos y atletas.

Y gracias a que Florida no es como otros estados azules, muchos americanos, de gran valor, como la golfista Isabelle Valle, quien sufre parálisis cerebral y juega al golf con una mano y en silla de ruedas, pudieron cumplir su sueño de jugar los Juegos Olímpicos Especiales de Orlando.

La madre Isabelle, Elaine Valle, fue una de las personas que apareció junto a DeSantis en una conferencia de prensa explicando cómo su hija no podía tomar la vacuna contra el COVID-19 por recomendación médica del neurólogo de la propia Isabelle, quien dijo que existía la posibilidad de que la dosis provocara una fiebre que generase complicaciones en la golfista.

Sin embargo, los medios olvidaron recordar estas historias en sus ataques políticos direccionados contra las autoridades de Florida.  

Total
6
Share