fbpx

Los medios ignoran el ataque racista contra Larry Elder exhibiendo su total hipocresía

El mainstream media ignora el ataque racista contra Larry Elder

Aparentemente, para los medios progresistas solo existe un tipo racismo: el que a ellos les conviene políticamente

El presentador de radio, abogado y político conservador Larry Elder, quien anunció su candidatura por el Partido Republicano para la gobernación de California, sufrió el miércoles 8 de septiembre un ataque físico y verbal en su contra por parte de agitadores liberales violentos.

Elder se encontraba caminando por las calles de Los Ángeles junto a su equipo de trabajo cuando una mujer blanca, con una máscara de gorila, lanzó un huevo contra el candidato que pasó cerca de su cabeza. La mujer, que también se encontraba manejando una bicicleta, luego de fallar su objetivo por su mala puntería empezó a lanzar insultos contra el equipo de trabajo del republicano e incluso lanzó una bofetada contra uno de ellos.

El ataque no pasó a mayores, Larry Elder se subió rápidamente a una camioneta cercana y huyó de los agitadores. No obstante, el mero hecho de que unos violentos hayan querido amedrentar a un candidato es lo suficientemente detestable como para darle cobertura mediática-periodística, sobre todo cuando se avecinan las elecciones para gobernador.

Sin embargo, hay un “ruidoso” silencio. Los medios liberales más grandes del país, que siempre están al pie del cañón para gritar “racismo” a todo aquello que involucre personas negras, hoy están de brazos cruzados. Parece ser que se les olvidó su activismo “antirracista” de la noche a la mañana. Literalmente, una mujer blanca con una máscara de simio lanzó un huevo contra el candidato que se quiere convertir en el primer gobernador negro de California. ¿Por qué será que los medios están tan callados?

«Si Elder fuera demócrata, el ataque habría sido calificado instantáneamente y con toda razón de racista. No sólo sería noticia de primera plana, sino que sería la única noticia que se escucharía hoy en la CNN y la MSNBC. Charles Blow, Perry Bacon y Jamelle Bouie estarían escribiendo cada uno la primera de una serie de furiosas columnas sobre ello. También lo harían Gail Collins, Jonathan Capehart, Jennifer Rubin, Michelle Goldberg, Paul Krugman, Maureen Dowd, Dana Milbank y Ezra Klein», escribió Kyle Smith en National Review, a propósito de la cobertura mediática que se le está dando al incidente.

El locutor de radio conservador americano y candidato a la elección de gobernador, Larry Elder, pronunció un discurso durante un mitin a favor de la destitución del gobernador de California en el centro comercial Thousand Oaks en Thousand Oaks, California, Estados Unidos, el 6 de septiembre de 2021. (EFE)

Smith tiene toda la razón. El pecado que cometió Larry Elder para no salir en la primera plana de toda la mainstream media es ser conservador y republicano. Imagínense como estarían Vox, The New York Times, The Washington Post, The Atlantic, The New Yorker y todas las revistas y diarios progresistas si el personaje no era el conservador Larry Elder sino la muy progresista Alexandria Ocasio Cortez o, quizás, el exmarine y ahora autor Malcolm Nance.

Creo que hasta podría imaginar los titulares de algunos “reportajes” y “análisis” si la ideología de la víctima hubiese estado un poco más a la izquierda. Serían algo así como «La larga historia del racismo sistémico del Golden State»; «La mancha del racismo salpica al que intenta ser el primer gobernador negro de California»; «La intolerancia y el racismo representados en el ataque con huevo contra el candidato negro en California».

A ver, busquen en los medios liberales y vean cuántos, al menos, reseñaron la noticia. Casi ninguno. El doble rasero es evidente, por eso hoy los conservadores no confían en la prensa tradicional, más que como aliada de los ciudadanos, la ven como una enemiga y un brazo comunicacional más del partido demócrata y la woke culture.

Este ataque contra Larry Elder tiene todas las connotaciones para ser tildado de racista, el problema es que muchas personas creen que el racismo es un problema unidireccional, es decir, que viene de la derecha hacia la izquierda, de los conservadores hacia los progresistas, de los blancos hacia los negros, y de los republicanos hacia los demócratas. Eso es una narrativa falsa.

El racismo, que ha existido y existirá siempre, no es institucional ni sistémico como emana la Teoría Crítica de la Raza o los grupos radicales como Black Lives Matter, tampoco proviene de un grupo étnico en específico, de hecho, el propio movimiento antirracista en Estados Unidos es bastante hostil, violento y discriminador contra las personas blancas. Pero, aparentemente, para los medios progresistas solo existe un tipo racismo: el que a ellos les conviene políticamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
La defensa de la vida no es tema de religión, sino de humanidad. Imagen: Unsplash

En defensa de la vida

Next Article
«Lo que viví en Afganistán fue apocalíptico»: periodista Jorge Said

«Lo que viví en Afganistán fue apocalíptico»: periodista Jorge Said

Related Posts
Total
1
Share