fbpx

Medios liberales ya condenaron a Kyle Rittenhouse sin el veredicto de las cortes

Medios liberales ya condenaron a Kyle Rittenhouse sin el veredicto de las cortes

La prensa liberal publicó informes poco éticos y sesgados sobre un caso complejo que está atrayendo toda la atención nacional: esto es una nueva mancha para el periodismo americano

[Read in English]

A Kyle Rittenhouse no lo ha condenado la justicia —de hecho, no sabemos qué ocurrirá con él todavía— sin embargo, el chico ya sufrió su propia condena: la mediática.

Quienes condenaron a Rittenhouse, sin que terminase el juicio, fueron los medios de comunicación liberales. Los mismos que, en estos casos, deberían poner sus barbas en remojo para proporcionar al público reportes y análisis objetivos (o al menos serios) en un caso complejo que atrajo toda la atención nacional. Es curioso porque estos medios son los que a menudo critican y estigmatizan la cobertura de los medios conservadores.

En este linchamiento mediático también participaron los políticos progresistas y los trolls en Internet de izquierda: “Un terrorista doméstico supremacista blanco de 17 años cruzó las fronteras estatales, armado con un AR 15. Disparó y mató a 2 personas que se habían reunido para afirmar el valor, la dignidad y el valor de las vidas de los negros. Arregle sus malditos titulares”, escribió la congresista Ayanna Pressley el 26 de agosto de 2020.

El destino del chico ante la opinión pública fue sentenciado desde el día uno con reportes incendiarios donde se le apuntó como supremacista blanco o asesino de gatillo fácil. Esto provocó una fuerte reacción de los medios conservadores, que empezaron a defender las acciones de Rittenhouse. Algunos grupos conservadores y pro armas fueron más allá, inclusive, llamándolo héroe. Al final, ocurrió lo inevitable: el caso de Kyle Rittenhouse se politizó y, lógicamente, polarizó.

Opiniones y desinformaciones que hacen daño

Un ejemplo claro de esta condena mediática lo ejemplifica Issac Bailey, en NBC News, quien arguye que el «sollozante Kyle Rittenhouse ya ha ganado, incluso antes de que termine el juicio». El mensaje que intenta enviar es muy claro, para él si “Rittenhouse es condenado, probablemente dejará de ser una mascota de la derecha para convertirse en un mártir de la derecha. Si no es condenado, sentará un precedente para que otros como él cojan armas que no deberían tener y se metan en medio de disturbios que deberían evitar, con la confianza de saber que la cárcel no estará en su futuro”.

Es decir, a Bailey no le importa en absoluto si el argumento de defensa propia es válido; si es coherente con la evidencia suministrada o constitucional. Para los columnistas como Bailey, fuertemente influyentes al tener una gran plataforma como NBC, no existe el derecho de ser inocente hasta que se demuestre lo contrario. Rittenhouse ya es culpable, termine como termine el juicio. Puede que no sea culpable de homicidio intencional, pero sí será culpable, para Bailey, de ser una suerte de mal ciudadano. Culpable de seguir los valores americanos que él, por supuesto, detesta.

Esta narrativa impulsada desde los medios es, cuanto menos, peligrosa e irresponsable. Estigmatizar a Kyle Rittenhouse como un asesino a sangre fría que salió a matar o hacer daño a gente que no estaba de acuerdo con él políticamente genera una sensación de injusticia en muchas personas. Este tipo de artículos propone el conflicto e, incluso, prepara el terreno para posibles revueltas en caso de que Rittenhouse sea absuelto de todos los cargos. Lo cual es una posibilidad grande.

Claro, lo de Bailey en NBC es una opinión aislada, ¿no? Seguro que no todas las opiniones en el mainstream media son así, ¿verdad? Pues hay muchos que coinciden con Bailey. Esto escribió Ja’han Jones en MSNBC a propósito del ataque de pánico y llanto que tuvo Kyle Rittenhouse ante el estrado: “El hombre acusado de homicidio por la muerte de dos manifestantes contra la brutalidad policial, parece haber pasado mucho más tiempo en el campo de tiro que en clases de actuación”.

En esa pieza Jones acusa al jurado de estar parcialmente a favor de Rittenhouse y de ser “exclusivamente blanco”. Dijo, además, que “el juicio por el asesinato de Rittenhouse ha sido un teatro, con un elenco de personajes que parecen estar destinados a reivindicar la violenta adoración del héroe por parte de los conservadores. Las obras de agua de Rittenhouse fueron una parte esencial del acto, pintándolo como un asesino reacio en lugar de un fanfarrón. Su absolución sentaría un peligroso precedente, pero podría ser el final al que nos dirigimos”.

Ja’han Jones carga contra el jurado y el juicio por asesinato de Kyle Rittenhouse. (Captura de pantalla).

Una vez más, un columnista al que no le importa absolutamente ningún hecho, como los argumentos e interrogatorios risibles de la fiscalía; o la confesión del testigo principal del caso, Gaige Grosskreutz, quien admitió ante el jurado que Rittenhouse no disparó contra él hasta que él mismo bajó las manos y apuntó a Rittenhouse con el arma que portaba. Claro, este hecho es ignorado porque cubrirlo, o siquiera mencionarlo, sería darle la derecha al argumento de defensa propia por parte de los abogados de Rittenhouse.

Tergiversación del testimonio que puede absolver a Kyle Rittenhouse

¿Cómo los medios cubrieron la confesión de Grosskreutz? De la peor forma posible.

The Guardian puso en su título, por ejemplo, “el hombre que sobrevivió al disparo pensó que «iba a morir»”. Sí, seguramente explicar en el título el pensamiento de un nervioso Grosskreutz era mucho más importante que cubrir el testimonio clave que puede declinar la balanza en favor de Rittenhouse.

NBC News hizo exactamente lo mismo que The Guardian, con un titular casi idéntico. La Radio Nacional Pública (NPR) tituló el testimonio Grosskreutz de la siguiente manera: “La única persona que sobrevivió a los disparos de Kyle Rittenhouse sube al estrado”.

De todas formas, el titular no es lo peor, en el segundo párrafo del artículo, NPR escribió: “En tres horas de dramático testimonio el lunes, Grosskreutz, de 27 años, reconoció que estaba armado con una pistola en la noche del 25 de agosto de 2020, pero dijo que sus manos estaban levantadas cuando Rittenhouse levantó su rifle hacia él y que temió por su vida”. Eso contradice directamente el testimonio de Grosskreutz, quien aseguró que Rittenhouse solo disparó contra él cuando bajó las manos y su arma apuntaba contra el joven que en ese entonces tenía 17 años.

Daily Beast hizo una afirmación similar, diciendo que Grosskreutz estaba tratando de rendirse a Rittenhouse, lo cual también contradice sus propias palabras.

Así cubrió el Daily Beast el testimonio de Grosskreutz. (Captura de pantalla)

Estos informes son poco éticos y sesgados. No ayudan a los americanos a entender un caso complejo, con muchos detalles y aristas. Claramente, la politización del juicio es un elemento extra que dificulta la cobertura, pero el buen periodismo sale a relucir en los temas más delicados.

La hipocresía de los medios retratada, nuevamente

En todo este meollo, también hay un poco de hipocresía. Tal y como reseña Stephen L. Miller en Spectator World, actualmente se están llevando adelante dos juicios: el de Kyle Rittenhouse y el de Ahmaud Arbery. Según Miller, ambos casos “están relacionados de algún modo con los sucesos del año pasado en torno a la policía y sus motivos supuestamente racistas”, sin embargo, “uno de ellos es el que más cobertura mediática tiene en Internet y el otro ha sido prácticamente ignorado”.

Miller lanza en su artículo una pregunta que va como dardo directo al corazón del mainstream media: “¿por qué los medios de comunicación nacionales se centran casi exclusivamente en la fabricación de componentes raciales en el juicio de Kyle Rittenhouse, y no en el juicio de Gregory McMichael y sus dos cómplices, acusados del asesinato de Ahmaud Arbery, un hombre negro que fue abatido a tiros mientras hacía footing el pasado mes de febrero?”.

Lo que dice Miller es un hecho. El caso de Arbery tiene más tintes raciales que el de Rittenhouse, sin embargo, la atención y la estigmatización en torno a la raza solo está dirigida al caso del joven de Illinois. Esto no es casualidad, si los medios prestan más atención a Rittenhouse es porque en su caso hay un mayor morbo político y se le puede sacar más provecho (más clicks, más polémica, más indignación, más confrontación).

Lo que están haciendo los medios liberales es peligroso. En el hipotético caso de que Rittenhouse sea absuelto, mucha gente creerá genuinamente que el juicio fue un timo; el sentimiento de injusticia crecerá dentro de un sector de la sociedad y se erosionará la confianza en las instituciones judiciales. Al final, están haciendo de esto una batalla judicial basadas en las percepciones ideológicas, apelando a las emociones y sentimientos, se están dejando los hechos de lado y eso es imperdonable para la prensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Desaparece la tenista china Peng Shuai tras acusar de violación a jerarca del Partido Comunista

Next Article
steve-bannon

Tras acusación, Steve Bannon se entrega

Related Posts
Total
11
Share