fbpx



Michigan, profesor, discriminado, 40 años, blanco

«He sido discriminado durante 40 años por ser blanco», profesor de Michigan Tech

Un profesor de la Michigan Tech criticó las políticas «antidiscriminatorias» de la casa de estudios explicando que son racistas contra personas blancas

[Read in English]

Hay una polémica interesante suscitada en Michigan. Un profesor de la Michigan Tech, Jeffrey Burl, criticó en una carta las políticas «antidiscriminatorias» que viene implementando la universidad, y afirma que él mismo ha sido «sistemáticamente discriminado durante 40 años» por ser blanco.

En el documento, dirigido a la Michigan Tech en enero, el profesor Burl critica las resoluciones de la casa de estudios donde condenaron la «”antinegritud” y el racismo sistémico» de la propia universidad y de la sociedad.

El contenido de la carta

«Solicito una disculpa por los sentimientos racistas expresados en la Resolución 41-21 del Senado Universitario», empezó la queja del profesor Burl. «Estos sentimientos racistas contribuyen a un ambiente de trabajo hostil en Michigan Tech y son totalmente injustificados. La propuesta 41-21 implica que los blancos y la población local son racistas. El racismo no se limita a ningún grupo en particular. Encuentro esta resolución particularmente ofensiva porque yo, como hombre blanco, he sido discriminado sistemáticamente durante 40 años».

«Además, el Senado debería preocuparse por lo que está ocurriendo en Michigan Tech (…) yo no he visto señales (en mis 28 años aquí) de discriminación contra las mujeres y las personas de color. Por el contrario, durante todo este tiempo, Michigan Tech ha discriminado activamente a los hombres blancos».

La diatriba de dos páginas de Burl se dedicó a explicar parte de las situaciones que él considera discriminatorias contra las personas blancas: «discriminación en la contratación, discriminación en la asignación de becas, discriminación en la promoción, etc.». Y añadió que «Un simple análisis estadístico demostrará que las prácticas de contratación de Michigan Tech están sesgadas en contra de los hombres blancos».

Burl termina su carta de la siguiente forma: «Por favor, revise su Resolución 41-21 con un lenguaje inclusivo que no señale a los blancos ni a la población local como racistas, cosa que no somos, y discúlpenos públicamente».

Una situación muy polémica

La carta generó gran controversia. Algunos la apoyaron y otros, por el contrario, dijeron que su petición era digna de una persona «ignorante» y con «odio».

El profesor Burl admitió que en un principio «dudó en escribir esta carta por miedo a las represalias». Y tenía razón. Su carta generó reacciones importantes en su contra y hay quienes apoyan que sea despedido.

Luego de que se conociera la carta, se abrió «una petición en Change.org para que Burl sea despedido de la universidad».

«El 22 de enero, el profesor asociado Jeffrey Burl, del departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la Universidad Tecnológica de Michigan, publicó una carta abierta de dos páginas (con el membrete de la Universidad, nada menos) dirigida al Senado de la Universidad. Pidió al Senado que se disculpara públicamente por su reciente resolución titulada “Condenando el discurso de odio, la supremacía blanca y la intolerancia por motivos étnicos y raciales”», se lee en el inicio de la petición.

«Como exalumno de Michigan Tech, como exestudiante de posgrado de AT que enseñó a grandes clases de impresionables estudiantes de primer año durante años, como un ser humano en el siglo 21; me siento ofendido. Sé por experiencia personal lo crítico que es un entorno de aceptación y comodidad para los estudiantes de grado. Su carta estaba llena de opiniones racistas y declaraciones ignorantes que harían que muchos, si no la mayoría, de los futuros estudiantes se sintieran incómodos en su clase. Me sentí asqueado solo con intentar leerla. Solo puedo imaginar cómo se sentirán sus estudiantes en el futuro al tener que sentarse en las clases durante horas con él», escribió Timothy Ward, quién inició la recolección de firmas en la plataforma.

Hasta el momento la petición lleva más de 1,500 firmas recolectadas, el objetivo son 2,500.

La Michigan Tech desde la altura.
La Michigan Tech desde la altura. (Flickr).
¿Qué decía la resolución que indignó al profesor de Michigan?

En la resolución criticada por Burl se lee que el «Senado Universitario de la Michigan Tech reconoce la “antinegritudy el racismo sistémico como males primarios de la sociedad americana».

Entre otras cosas, resolvieron que el «Senado Universitario de la Michigan Tech tomará un papel de liderazgo en el reconocimiento de la “antinegritud” y el racismo sistémico comprometiéndose expresamente, como un componente central de su misión y como un elemento básico de su gobierno compartido para todos, a tomar medidas activas para remediar los males de la “antinegritud” y el racismo sistémico».

Además, la resolución de la universidad afirmó que «ningún estudiante debería poder obtener un título universitario (…) sin haber recibido una sólida formación sobre las manifestaciones y operaciones históricas y actuales de la “antinegritud” y el racismo sistémico en la cultura estadounidense».

Según el medio Míchigan Live, un segundo profesor de la Michigan Tech, Jaroslaw Drelich, también se manifestó en una carta contra la resolución y afirmó que la decisión del Senado está impulsando una narrativa ideológica parcializada de izquierdas.

De acuerdo con los reportes, Richard Koubek, presidente de la Michigan Tech, se dirigió a los estudiantes explicando que la casa de estudios condena inequívocamente el racismo, pero que la carta de Burl es un simple «ejercicio de su derecho a la libertad de expresión».

«Si Burl hubiera hablado con cualquier mujer o persona de color en el campus, sabría que experimentan discriminación, dijo Logan McMillian, un estudiante graduado de la universidad, quien afirmó que ha experimentado tanto el racismo de los profesores como el de los estudiantes».

Burl sostuvo «que no es racista ni supremacista blanco» y que se enfocó en «que la resolución contiene un discurso de odio contra los blancos y que tenía que adoptar una postura».

«Yo diría que tengo una reputación limpia en el sentido de que no creo que nadie que me conozca piense que soy racista», dijo Burl lamentando que ahora «Mucha gente que no me conoce pensará esas cosas».

En febrero surgió una polémica similar en el país debido a que en New York un estudiante fue suspendido por expresar ideas conservadoras en sus redes sociales. Tanto estudiante como docente ahora enfrentan una serie de represalias por expresar puntos de vista.

Quizás a partir de ahora será mucho más común ver batallas internas entre estudiantes, profesores y directivos progresistas contra homólogos conservadores en las facultades de todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Cuomo

La debacle de Cuomo: de ser el "gobernador estrella" a ser un patán repudiado

Next Article
DeSantis El American

DeSantis: con cheque millonario demócratas premian la mala gestión de sus gobernadores

Related Posts
Total
1
Share