fbpx
Miembro del board de Smartmatic

Miembro del equipo de transición de Biden es presidente de la junta directiva de Smartmatic en EEUU

Se trata de Peter Neffenger, un exoficial que trabajó durante la administración Obama como administrador de la Transportation Security Administration y al que la administración Trump le pidió, por ley, la renuncia en 2017

[Read in English]

En medio de la creciente polémica que gira en torno a la empresa canadiense Dominion Voting Systems, sus nexos con Smartmatic y la acusación de fraude por parte del presidente Trump y su equipo legal; surge otra revelación: Peter Neffenger, actual presidente de la junta directiva de la empresa Smartmatic en EE.UU., forma parte del equipo de transición de Joe Biden en el Department of Homeland Security o Departamento de Seguridad Nacional.

Las primeras denuncias llegaron mediante Sidney Powell, parte del equipo de abogados de Trump, y fue replicada vía Twitter por algunos usuarios.

La denuncia es fácil de corroborar, en la web de Smartmatic aparece Peter Neffenger como miembro de la junta directiva, además de una breve descripción de los logros del ex oficial: «El vicealmirante Peter Neffenger (retirado de USCG) tuvo una carrera distinguida en la Guardia Costera de los Estados Unidos, donde se desempeñó como el 29º vice comandante hasta junio de 2015, cuando fue confirmado por el Senado de los EE.UU. para dirigir la “Administración para la Seguridad del Transporte” (TSA), cargo en el que estuvo hasta enero de 2017», se lee en el site de la empresa.

De acuerdo con la web de Biden-Harris, en la sección «transición», Neffenger aparece como «voluntario» en el ítem de «fuente de financiación» —como todas las personas nombradas en la lista— y, en la columna de «último empleo», al exoficial se le asigna un «empleado autónomo», que solo fue aplicado para algunos pocos nombres en el equipo de transición.

Print de pantalla de la web Biden-Harris, sección de transición. En la última línea aparece el nombre de Peter Neffenger.
Print de pantalla de la web Biden-Harris, sección de transición, donde aparece el nombre de Peter Neffenger (leer última línea).

No obstante, el perfil en LinkedIn del exoficial Peter Neffenger indica que, en efecto, es presidente de la junta directiva de Smartmatic en EE.UU.

«Es Presidente de la Junta Directiva de Smartmatic, EE.UU., y es miembro del Consejo de Administración de la Universidad Baldwin Wallace, además de ocupar cargos en otras juntas corporativas y de asesoramiento», indica parte de la información de contacto.

En un comunicado de prensa —difundido por The Associated Press en 2018—, se menciona la incorporación de expertos en seguridad nacional y elecciones para la junta directiva de Smartmatic en EE.UU. En la nota aparecen testimonios de Antonio Mugica, director ejecutivo de Smartmatic y de Neffenter, a quién se refieren como «presidente».

«Nos complace dar la bienvenida a los miembros de la junta de EE.UU. y sus capacidades únicas. Su experiencia diversa como innovadores en todas las industrias será invaluable a medida que continuemos ayudando a modernizar la infraestructura electoral en los EE.UU. y en todo el mundo», dijo Mugica.

Por su parte, Peter Neffenger también tuvo palabras en el comunicado: «El Departamento de Seguridad Nacional ha designado a los sistemas electorales de EE.UU. como parte de la infraestructura crítica de la nación. La creciente amenaza de ataques cibernéticos a las elecciones de EE.UU. ha puesto la infraestructura electoral y la necesidad de mejoras en la seguridad y la tecnología al frente y en el centro. La creciente amenaza de ataques cibernéticos a las elecciones estadounidenses ha puesto al frente de la infraestructura electoral y la necesidad de mejoras en la seguridad y la tecnología. Nuestra Junta está totalmente enfocada en apoyar el trabajo colaborativo y transparente de Smartmatic con los representantes de la industria; reguladores; gobiernos federales, estatales y locales; y funcionarios electorales para promover un sector fuerte y estable con la integridad de las elecciones como el foco principal».

En el mismo comunicado se lee que Smartmatic, recientemente, había abierto «su oficina de la Costa Oeste en Santa Mónica, California, que alberga a unos 50 empleados locales», añadiendo que la empresa se encontraba trabajando con el condado de Los Ángeles «en un nuevo sistema de elecciones para 2020».

Los escándalos de Smartmatic

La empresa fue fundada en el año 2000 en Delawere, EEUU, por tres ingenieros venezolanos: Antonio Mugica, CEO de Smartmatic, y sus dos compañeros, Alfredo José Anzola y Roger Piñate.

La reputación de la multinacional no es la mejor, sus nexos con el chavismo se remontan al año 2004, cuando una agencia del gobierno venezolano, según el New Yortk Times, invirtió US$ 200 mil en una empresa de tecnología propiedad de los mismos dueños de Smartmatic: Bitza. Esa misma empresa, junto a Smartmatic y la venezolana CANTV, ganaron ese año la adjudicación de un contrato para prestar sus servicios al referéndum revocatorio del 2004, denunciado por organizaciones como Súmate o Esdata por fraude.

Desde ese año, la empresa especializada en sistemas de votación electrónicos fue contratista con el régimen dictatorial venezolano hasta el 2017. Smartmatic tuvo un papel fundamental en la mayoría de los polémicos procesos electorales, como los del 2010, 2012 y 2013 —el más recordado, aquel entre el actual dictador, Nicolás Maduro, y Henrique Capriles—.

Los vínculos Dominion-Smartmatic que provocan especulaciones respecto a la posición de Peter Neffenger

En una reciente exclusiva publicada en El American se explica el historial de la empresa canadiense Dominion, hoy acusada de un entramado de fraude electoral y, además, señalada por sus nexos con Smartmatic, una compañía que está fuertemente vinculada con los fraudulentos procesos electorales en Venezuela y que fue investigada por el Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos.

Smartmatic, en su momento, causó preocupación en voces demócratas del Congreso, como Carolyn Maloney, quien pidió al Departamento del Tesoro una investigación de la compra de “Sequoia” —una empresa importante en el sistema privado electoral— por parte de Smartmatic.

Sequoia, después de ser comprada, tuvo una revolución interna. Sus máquinas fueron cambiadas por equipos desarrollados y patentados por Smartmatic. Todo su software, de hecho, pasó a ser propiedad intelectual de la controvertida empresa creada por tres ingenieros venezolanos.

La investigación del Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos llegó a una resolución: que Smartmatic vendiera Sequoia. La empresa “cumplió”, pero, después, quedó expuesta en un proceso judicial donde se reveló que Smartmatic aún tenía intereses directos con Sequoia.

Luego, en 2010, Sequoia fue adquirida por una pequeña empresa canadiense: Dominion Voting Systems. Hoy acusada, por parte del equipo legal del presidente Donald Trump, de fraude electoral y de tener nexos directos con Smartmatic, empresa que tiene una junta directiva en EEUU en la cual, Peter Neffenger se desempeña como presidente y ahora forma parte del equipo de transición de Joe Biden.

3 comments
  1. En este tiempo en el que nos encontramos nada queda oculto entre cielo y tierra. A Dios gracias. Se recoge la cosecha de la semilla sembrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

La muerte del Reaganismo: el futuro del conservadurismo en Estados Unidos

Next Article
Make Guillotines Trump

La narrativa progresista para exterminar al enemigo

Related Posts
Total
6
Share