fbpx

Millones de trabajadores

Estados Unidos enfrenta la peor escasez de trabajadores que se haya visto en décadas

Las compañías se han adaptado elevando salarios, reorganizando horarios e incrementando los beneficios laborales. Sin embargo, estas medidas no han logrado atraer a suficientes personas devuelta al trabajo

[Read in English]

La economía americana enfrenta la escasez de trabajadores más aguda vista en décadas y muchos economistas creen que esta situación podría durar años. Más de 4.3 millones de trabajadores desaparecieron del mercado laboral americano. Algunos de ellos decidieron dejar de trabajar permanentemente.

La participación laboral entre la población mayor de 16 años pasó de constituir el 63.3 % a comienzos del 2020, a alrededor del 61.6 % en septiembre del 2021, una caída casi de dos puntos porcentuales.

            Millones de trabajadores salieron del mercado laboral durante la pandemia, y los datos indican que muchos de ellos no volverán a emplearse pronto o quizá nunca. (BLS)

Aunque una caída del 2 % puede parecer poco, ésta representa la mayor disminución en la participación laboral en Estados Unidos desde la segunda guerra mundial. Todos los grupos demográficos se vieron afectados por la salida masiva de trabajadores del mercado laboral.

Mientras que los asiáticos casi han vuelto a retomar sus niveles anteriores de participación, para el resto de los grupos demográficos la participación se recupera con lentitud; para las mujeres la recuperación no va con lentitud, sino que parece haberse estancado completamente.

Las compañías se han adaptado elevando salarios, reorganizando horarios, incrementando los beneficios laborales. Sin embargo, estas medidas no han logrado atraer a suficientes personas devuelta al trabajo y el país sufre las consecuencias de la falta de personal. Algunas empresas, resignadas a la realidad, comienzan a invertir en automatización para sustituir a esos empleados que, parece, no volverán.

Las bodegas no tienen suficiente personal para organizar todos los pedidos, e incluso si los tuvieran no hay suficientes camioneros para despachar la masiva cantidad de mercancía que aguarda en bodegas y puertos para ser distribuida en Estados Unidos.

Los boomers y los profesionales de mayor tiempo han sido los primeros en retirarse de sus empleos con la pandemia. (EFE)
Los boomers y los profesionales de mayor tiempo han sido los primeros en retirarse de sus empleos con la pandemia. (EFE)

Mientras tanto, los restaurante tienen que reorganizar horarios para poder prestar servicio sin afectar la experiencia del cliente por la falta de meseros. En el sector de la construcción miles de obras se retrasan porque no hay suficiente obreros calificados disponibles para hacer el trabajo pesado.

Los economistas debaten sobre las razones por las que menos personas están dispuestas a trabajar. Algunos argumentan que debido a los subsidios por desempleo mucho personal de poca calificación se ha negado a regresar a las labores. Sin embargo, el levantamiento de este subsidio en la mitad de los estados de la Unión no ha tenido una repercusión significativa en el número de vacantes ocupadas.

Millones de trabajadores se retiran con los boomers liderando la tendencia

Algunos economistas argumentan que el Covid-19 y el reciente surgimiento de la variante delta han convencido a los trabajadores de mayor edad de retirarse prematuramente, quienes también cuentan con más ahorros que la población joven para sostenerse sin tener que trabajar.

Erick Sullivan, quien trabajó por más de 30 años como consultor comenta que él y su esposa se retiraron apenas comenzó el Covid porque: “La mejor parte de la jubilación es la primera. Estamos saludables y no tenemos problemas de movilidad. Eso puede no ser cierto en el futuro, pero hoy lo es”.

“Claro que podríamos trabajar más años y tener más papel (dinero). Pero, ¿de qué sirve el dinero si no puedes vivir la vida que deseas?”, explica el señor Sullivan.

El retiro prematuro ha afectado principalmente a las mujeres mayores de 55 años, quienes han salido de la fuerza laboral a un ritmo más acelerado que los hombres, como explica la ejecutiva de Michigan, Heather Patterson: “Me retiré a los 54 esta primavera, simplemente porque financieramente podía hacerlo”.

Las mujeres se han retirado de sus trabajos a un mayor ritmo que los hombres. (EFE)
Las mujeres se han retirado de sus trabajos a un mayor ritmo que los hombres. (EFE)

“Hace tres semanas hice un viaje en moto a las [montañas] Smokies, hace dos semanas conseguí una cabaña en las (montañas) Ozarks donde alterné días entre kayak y senderismo, y acabo de regresar de un viaje de lado a lado en la península superior de Michigan”, cuenta la señora Patterson sobre como disfruta su retiro, además está convencida de que no volverá a trabajar “a menos de que ocurra un crash financiero absolutamente devastador”.

Aunque el retiro prematuro de los boomers explica parcialmente la falta de trabajadores, se queda corto en explicar el retiro masivo de trabajo de poca calificación, usualmente en cabeza de poblaciones más jóvenes e inmigrantes.

“La mayor parte de la fuerza laboral laboral no tiene la documentación adecuada para trabajar en los Estados Unidos, lo que impone una gran restricción a las empresas”, explica Paula Calderón gerente general de una firma de construcción en Houston. El sector de la construcción emplea a un gran número de inmigrantes latinos.

La perspectiva de una menor fuerza laboral podría golpear con especial fuerza a los grandes empleadores. Para la temporada navideña, entre Amazon y Walmart hay más de 300,000 vacantes abiertas, mientras que empresas de transporte como FedEX y UPS tienen más de 200,000 puestos de trabajo abiertos.

El retiro prematuro de millones de trabajadores podría afectar negativamente a grandes empleadores como Amazon o Walmart. (EFE)
El retiro prematuro de millones de trabajadores podría afectar negativamente a grandes empleadores como Amazon o Walmart. (EFE)

La falta de personal en guarderías y lugares de cuidado para la población mayor ha provocado que muchos americanos –que deben cuidar a sus hijos y/o sus padres– también deban pasar más tiempo en casa y permanezcan sin un empleo que les limite el tiempo para cuidar de sus seres queridos.

Según el Departamento del Trabajo, el número de trabajadores de guarderías se mantiene un 10.4 % por debajo de sus niveles pre-pandemia, mientras que el sector de salud tiene 524,000 personas menos, siendo las enfermeras y los profesionales en cuidado de personas mayores quienes representan a cuatro quintas partes de la fuerza laboral ausente.

El cierre de las fronteras también afectó la disponibilidad de mano de obra inmigrante, la cual muchas veces toma los trabajos que los americanos no desean tener. Muchas industrias que contratan empleo poco calificado e inmigrante, como los restaurantes y la hotelería, están sufriendo las consecuencias de la escasez de trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
negociado, energía, el american newsroom puerto rico

Negociado de Energía de Puerto Rico aprobó 38 nuevos proyectos de infraestructura eléctrica

Next Article
Cristina Kirchner, El American

El ocaso de Cristina Kirchner y su populismo autoritario

Related Posts
Total
14
Share