fbpx



orbán, pm, hungría

Primer ministro de Hungría: «Los comunistas destruyeron todo aquí y saquearon el país»

El PM presentó cuatro nuevas medidas para combatir los efectos económicos negativos de la pandemia.

[Read in English]

El primer ministro de Hungría (PM) Víktor Orbán anunció un aumento del apoyo gubernamental a los ciudadanos húngaros mientras la segunda ola de la pandemia se desarrolla. Orbán ha reconocido que el coronavirus «no solo afecta la salud de las personas; también ha lanzado un ataque a nuestras familias y trabajos».

De acuerdo al portal About Hungary, el PM presentó cuatro nuevas medidas para combatir los efectos económicos negativos de la pandemia. Entre ellas se encuentra una «moratoria en el reembolso de préstamos para familias y empresas que se extenderá hasta el 1 de julio de 2021».

Otra medida del Gobierno Orbán permite que «las familias con hijos (o que esperan) ahora pueden solicitar un préstamo preferencial para renovación de viviendas de hasta 6 millones de HUF, de los cuales hasta 3 millones se deducirán automáticamente una vez que finalicen las renovaciones».

Por otro lado, el Gobierno húngaro se plantea asistir a las localidades más pequeñas que pueden ser más afectadas. Luego de conversaciones con representantes de asentamientos más pequeños, «las ciudades y pueblos con una población inferior a 25.000 recibirán apoyo adicional del Gobierno». Una reducción de impuestos a las pequeñas y medianas empresas también será aplicada a partir del 1 de enero del año entrante.

El Gobierno de Orbán también reembolsará dos tercios de los pagos salariales de las empresas de los sectores de restauración, turismo y hotelería que tuvieron que cerrar temporalmente debido a las medidas de protección. Esto también se aplicará a las empresas de transporte privadas.

Hungría, primer ministro,

«Para nosotros, todas las vidas y todos los trabajos son importantes» resaltó el primer ministro húngaro en un vídeo publicado en su página de Facebook.

De acuerdo a la página About Hungary, el número de personas confirmadas infectadas con el coronavirus en Hungría asciende ahora a 305.130 de los cuales 32.486 se encuentran en cuarentena domiciliaria obligatoria: 102,962 ya están recuperados y 8.282 han fallecido.

«La segunda ola del coronavirus está batiendo récords en toda Europa», aseguró el primer ministro Orbán. Añadió que los médicos, hospitales y enfermeras de Hungría se mantienen firmes contra los ataques del virus. «El Gobierno», continuó, «está proporcionando todo el equipo necesario para una defensa exitosa».

La lucha de Orbán por la soberanía sigue a pesar de la pandemia

El PM Orbán ha mantenido una postura férrea y cautelosa contra la Comisión Europea, junto con otros países con Gobiernos nacional-conservadores como Polonia. Comparando a la Unión Europea con la Unión Soviética, el líder húngaro afirmó «en el pasado, el Comité Central de Moscú solía decidir cuál era la línea ideológica. Cualquiera que no lo siguió fue presionado».

Recordando la era de Hungría bajo yugo soviético, Orbán aseguró su deseo de que los húngaros se respetaran más a sí mismos y llamó a que entendieran la competencia asimétrica que experimentan gracias a la miseria que la Unión Soviética impuso sobre el país. «Los comunistas destruyeron todo aquí y saquearon el país, y en los años 50 le quitaron a la gente todo aquello sobre lo que podríamos haber construido un futuro».

Ante las críticas de que su euroescepticismo es falso pues recibe fondos de la Unión Europea, el mandatario húngaro desmintió las acusaciones. «No recibimos dinero de la Unión Europea: recuperamos parte del dinero sacado de Hungría por los occidentales», afirmó.

«Realmente quiero que el pueblo húngaro no vea los fondos de la UE como algo que recibimos de personas que son más ricas y más fuertes que nosotros, sino que piense en nosotros como si nos hubiéramos unido a países más afortunados después de haber pasado por cuarenta años de comunismo».

Orbán prosiguió afirmando que Hungría permite a esos otros países llevar su mercancía sin aranceles al país, les permiten invertir y competir con productos húngaros. Reafirmó el escepticismo en el comercio sin fronteras y finalizó insistiendo en que esperan «que nos devuelvan una parte justa de las ganancias comerciales resultantes, porque es nuestro y hemos trabajado para ello».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Bill de Blasio, El American

Socialismo en New York: de Blasio quiere «redistribuir la riqueza» en las escuelas

Next Article
estímulo

Congreso autoriza un plan de estímulo de $ 900 mil millones para la economía

Related Posts
Total
0
Share