fbpx

Más de la mitad de los canadienses desea el fin de los mandatos y restricciones

Únicamente 1 de cada 4 canadienses apoya la respuesta de Trudeau a la creciente protesta contra sus mandatos sobre el Covid-19

[Read in English]

La encuestadora canadiense Innovative Research Group realizó una encuesta en línea con una muestra aleatoria de miembros de su panel de investigación nacional y encuestados adicionales de Dynata, empresa de muestras online. Las tendencias reflejan que este tipo de estudios pueden ser acertados, pero el método impide calcular un margen de error.

Apenas una cuarta parte de los encuestados aprueba la forma en que el gobierno liderado por Justin Trudeau ha gestionado la protesta de los convoyes de camiones en contra de los mandatos y restricciones por el Covid-19.

Ya una previa encuesta del Angus Reid Institute, publicada el 31 de enero, reflejaba que el 54% de los canadienses está a favor de poner fin a las restricciones por la pandemia. Es un incremento de 15 puntos respecto a una encuesta similar realizada dos semanas antes en la que el 40% estaba a favor de poner fin a los mandatos.

En la encuesta de IRC vemos que solo el 24% de los encuestados aprueba la respuesta del gobierno a los camioneros, el 34% la desaprueba y el 42% restante no la aprueba ni desaprueba. La manifestación empezó como una protesta contra el mandato del gobierno canadiense de que los conductores de camiones que cruzan la frontera entre Canadá y Estados Unidos se vacunen contra el Covid-19.

Lo cierto es que las carreteras, las calles y las encuestas están comenzando a mostrar que la mayoría de los canadienses coincide con quienes protestan, mientras quienes apoyan el punto de vista del primer ministro se acercan rápidamente a ser la verdadera “minoría marginal”.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Lo realmente interesante en la encuesta de IRG es que indica que 60% de los canadienses siguen las noticias de la protesta. Al discriminar entre los que han procurado conocer el movimiento y los que no han prestado atención a las noticias, se concluye que el apoyo a los camioneros supera el 50% entre los informados y es de solo 14% entre los poco informados.

En resumen, únicamente 1 de cada 4 canadienses apoya la respuesta de Trudeau a la creciente protesta contra sus mandatos sobre el Covid-19, más de la mitad de los canadienses desea el fin de los mandatos y mientras más informadas están las personas sobre las protestas, más apoyan el fin del régimen de restricciones.

Era de esperase. El miedo puede conducir a las personas a renunciar a su libertad a cambio de una ilusoria seguridad, pero el terror ante el Covid-19 era insostenible. Pese a la intensa propaganda para mantenerlo, la mera existencia de libertad de expresión –incluso con los esfuerzos de censura de grandes medios, empresas de redes sociales, gobiernos y agencias transnacionales– amenazaba con imponer el sentido común nuevamente desde el principio.



Los Estados Unidos de América, con un sistema federal en que los estados dieron diferentes respuestas y aplicaron diferentes modelos de gestión de la pandemia, ha dejado en evidencia el fracaso de los mandatos y cierres draconianos de estados como Nueva York y California. También se ha demostrado que un enfoque más flexible y libre como el de Florida, no solo ha afectado menos la economía sino que ha sido más efectivo en el terreno sanitario.

Mientras tanto, en Estocolmo, el 3 de enero la primera ministra Magdalena Andersson, declaraba que “ha llegado el momento de abrir Suecia de nuevo” y que “aunque la pandemia no ha terminado, ha entrado en una fase totalmente nueva”, por lo que “se abandonan las restricciones a partir del 9 de febrero, y al mismo tiempo instamos a todos los empleadores que tienen personal trabajando en casa a que planifiquen una vuelta gradual al lugar de trabajo”.

Así que en Suecia, como poco antes en Dinamarca, el gobierno empieza a asumir como propio el “punto de vista inaceptable” de la “minoría marginal”, dando un golpe mortal a la endeble legitimidad de unos mandatos ineficaces.

Previous Article
rogan

El problema Rogan-Goldberg y por qué es importante

Next Article
patrulla fronteriza

Disparos contra la Patrulla Fronteriza desde México: agentes frustrados por inacción de Biden

Related Posts
Total
69
Share