fbpx
500,000, muertes, COVID-19, USA

Muertes por COVID-19 llegan a 500,000 en USA: ¿alguien pagará el precio?

Estados Unidos es uno de los países que más sufrió el impacto de la pandemia a nivel sanitario, pero, aún así, su tasa de mortalidad no es la más elevada

[Read in English]

Es completamente oficial: Estados Unidos ha llegado a las 500,000 muertes por COVID-19, de acuerdo a las cifras oficiales. Medio millón de americanos perdieron sus vidas a manos del virus que azotó a todo el planeta y se originó, según la historia oficial, en Wuhan, China. Luego se expandió al resto de la Tierra en tiempo récord.  

En términos brutos, la cifra es escalofriante, Estados Unidos es, por mucho, el país que más muertes por coronavirus tuvo en todo el mundo. Pero, al mismo tiempo, su tasa de mortalidad no es la peor y es bastante similar a la de su país vecino, México.

Bélgica (191.57), Eslovenia (182.46), República Checa (181.85), Reino Unido (181.43), Italia (158.42), Portugal (155.41) tienen peores índices en su tasa de muertes por coronavirus por cada 100,000 habitantes que USA.

El país, hasta el momento, tiene una tasa de 152.76 muertes por cada 100,000 habitantes. Una cifra bastante alta.

En su momento, los efectos económicos contra Estados Unidos también parecían nocivos. Y, de hecho, siguen siendo complejos. Pero con la reapertura económica del año pasado, por la cual la administración Trump fue bastante criticada, se alivió el impacto en los mercados; por eso la economía, luego de caer estrepitosamente, empezó a subir nuevamente y se recuperó un gran número de puestos de trabajo que se habían perdido durante el inicio de la pandemia.

El 12 de enero, el país registró casi 4,500 muertes en un solo día llegando a su máximo desde el inicio de la pandemia. Tuvo que pasar un mes, el 12 febrero, (ya con una nueva administración en el cargo), para superar ese máximo con 5,490 muertes registradas en un día. Sin embargo, esos números empezaron a bajar desde hace una semana.

Teniendo en cuenta las muertes por estado, los más afectados, o que más muertes registran, son justamente los que mayores poblaciones tienen. California está por llegar al umbral de las 50,000 muertes, Texas registra unas 42,321, New York tiene 46,346 y Florida; uno de los estados más grandes del país junto a los tres mencionados, es un caso atípico porque su número de fallecidos aún no llega a los 30,000.

Su gobernador, Ron DeSantis, ha sido criticado por enfocar una reapertura económica en plena pandemia; dejando, según los medios, el sector salud en un segundo plano. Pero los números de DeSantis en materia sanitaria son superiores a estados equiparables —Texas, California y New York— y, además, económicamente, Florida sufrirá menos que las administraciones demócratas de Cuomo y Newson que optaron por medidas draconianas para enfrentar al virus.

The Wall Street Journal (WSJ) informó antes de llegar a las 500,000 muertes por COVID-19 que «La cifra de muertos en USA se acercó a 500,000 a primera hora del lunes, con más de 1,200 víctimas mortales registradas el domingo, según los datos de Johns Hopkins. El sábado se registraron 1,821 muertes».

De acuerdo con el medio «Las hospitalizaciones debidas a la enfermedad se redujeron a 56,159 hasta el domingo, un 53 % menos que un mes antes, según el Proyecto de Seguimiento del COVID. El número de pacientes con Covid-19 que requirieron tratamiento en unidades de cuidados intensivos fue inferior a 12,000 por primera vez desde el 9 de noviembre, con 11,862 personas en UCI en todo el país».

Los números, si bien no son bajos, muestran un ápice de esperanza para ir superando poco a poco la pandemia. En especial a partir del proceso de vacunación que empezó y se efectivizó con la administración Trump y, ahora, el gobierno de Joe Biden ha dado una buena continuidad.

Estados Unidos es, desde enero, el país que más dosis contra la COVID-19 aplicó en números brutos. Dos días atrás el numero era de 63,090,634 de dosis aplicadas, de las cuales 5.70 % eran completas, siendo el país con segundo mejor registro en dosis completas tan solo por detrás de Israel (34.85 %).

En cuanto a dosis aplicadas por cada 100 habitantes, Estados Unidos es el 4to país con mejor rendimiento de vacunas suministradas con una tasa de 19.06. Lo superan Israel (85.00), Emiratos Árabes Unidos (56.16) y Reino Unido (26.81).

Muertes, covid, usa
El equipo médico trabaja atendiendo pacientes con la enfermedad del COVID-19 (EFE).

El Wall Street Journal informó que, aunque las tormentas invernales obstaculizaron los envíos de vacunas contra el coronavirus en algunas partes del país, las vacunaciones continuaron suministrándose: «Hasta el domingo, más del 13 % de las personas en USA han recibido al menos una dosis de la vacuna».

«Mientras tanto, varios trabajos de investigación nuevos sugieren que los supervivientes del COVID-19 que han recibido una primera dosis de la vacuna están generando respuestas inmunitarias que podrían hacer innecesaria una segunda inyección, lo que podría liberar un suministro limitado», también informó el WSJ.

«La investigación, aunque preliminar, descubrió que las personas previamente infectadas generaron protección contra la enfermedad rápidamente y a niveles dramáticamente más altos después de una primera inyección de los regímenes actuales de dos inyecciones, en comparación con las personas que fueron vacunadas, pero no habían estado enfermas», finalizó el WSJ.

Esto es importante porque, ante mayor efectividad de la primera dosis de vacuna, más rápido se pondrán contener los efectos sanitarios de la pandemia.

¿Quién paga por las 500,000 muertes en USA y los casi dos millones y medio de fallecidos en el mundo?

Como muestra de respeto a las 500,000 muertes, el país bajará su bandera a media asta, pero queda una duda en el aire: ¿alguien pagará por la pandemia?

El mundo apuntó contra China por su pésimo manejo inicial de la pandemia y contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) por ser excesivamente complaciente con el régimen chino. Hasta hoy, a más de un año de saber de la existencia del COVID-19, no se ha llevado adelante una investigación imparcial para determinar el origen fidedigno del virus para evitar que esto vuelva a suceder en un futuro.

Tampoco hay sanciones contra el Partido Comunista chino por sus trabas a las investigaciones de la OMS o los reiterados problemas que se le generó a la agencia de la ONU como el ocultamiento del genoma del virus. La falta de transparencia también fue otro inconveniente para realizar una respuesta inicial mucho más efectiva a la contención del virus.

El año pasado más de 100 países pidieron una investigación independiente sobre la pandemia del coronavirus. Pero esa presión no fue suficiente para alcanzar precisión sobre el origen del virus.

La actual administración de Joe Biden, según palabras de la portavoz de la Casa Blanca, llevará adelante una política exterior muy diferente al gobierno de Trump. Por ende, se prevé que el trato hacia China será mucho menos hostil y eso podría significar que ya no se presionará al régimen chino para que rinda cuentas sobre su respuesta inicial al brote.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
vacunas California, confinamientos

California admite deficiencia de vacunación en comunidades negras y latinas

Next Article
maestros Escuelas el american

Estudio revela: maestros entre principales transmisores del coronavirus

Related Posts
Total
1
Share