fbpx
Saltar al contenido

Multimillonarios venden sus acciones en bolsa y extraen líquidez sin precedentes

Fuga de Millonarios

La fuga de capitales de la bolsa de valores ha causado revuelo en el mercado financiero, más de $69,000 millones en acciones se han subastado en ventas internas, por parte de los CEO de las compañías que puntean en el S&P500, Nasdaq y el Dow Jones.

El caso más notorio es el de Elon Musk, quien vendió más de $10,000 millones de sus acciones de Tesla, seguido por Jeff Bezos con $9,970 millones de Amazon. A los dos hombres más ricos del mundo se les ha unido Mark Zuckerberg, CEO de Meta, con una venta por $4,470 millones de sus acciones en el antiguo Facebook.

Alarma aun más la posición de Warren Buffet, que a través de su Holding, Berkshire Hathaway, ha mantenido el mayor ratio de efectivo visto en su compañía, con más de $149,200 millones en efectivo, una posición desconcertante para quienes muchos llaman el padre del Value Investing.

Los otrora dos hombres más ricos del mundo, Warren Buffet y Bill Gates, también vendieron una porción considerable de sus portafolios. (EFE)

En la fuga de millonarios de la bolsa también se encuentran Bill Gates, quien vendió más de $4,600 millones en acciones de Microsoft; los Walton, dueños de Walmart, vendieron $6,180 millones, y los famosos inversionistas Larry Page y Sergey Brin, hicieron lo propio por montos de $1,550 millones y $1,520 millones de sus portafolios.

“Lo que estamos viendo no tiene precedentes”, explica Daniel Taylor, profesor de contabilidad de la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania, en entrevista con The Wall Street Journal, quien señala que el mundo se encuentra viendo cifras récords de ventas por parte de CEO’s de las compañías.

Algunos economistas creen que las ventas de lo millonarios se deben en parte a la expectativa de un aumento en los impuestos sobre las ganancias de capital por parte de la administración Biden.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El presidente Biden se comprometió a incrementar el impuesto federal a las ganancias de capital al 43,5 % para los americanos con más de un millón de dólares en activos, adicionalmente, planea imponer un impuesto sobre la valorización de activos líquidos como las acciones en bolsa.

Elon Musk afirmó que tendrá que pagar más $11,000 millones en impuestos. El fundador de Tesla ha dado un agitado debate en contra el plan de impuestos del Partido Demócrata, donde ha lanzado críticas en contra de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, la senadora Elizabeth Warren, e incluso al propio presidente Biden.

“Creo que en gran parte esa medida afecta los incentivos para mantener las acciones”, explica a El American Sebastián Toro, fundador de la escuela financiera Arena Alfa, refiriéndose al plan de impuestos de Biden, pero añade que no hay que “desconocer que las valoraciones son demasiado altas y son una gran oportunidad para los directivos de tomar utilidades”.

Lo que dice Toro resulta controversial, pues los millonarios estarían prefiriendo tener dinero en efectivo, en una época donde la inflación supera el 6,8 %, a mantener sus preciadas acciones que les garantizan tener poder de decisión en las compañías y, en teoría, los blinda contra la desvalorización del dólar. ¿Saben los millonarios algo que nosotros desconocemos?

¿La fuga de capitales millonarios del mercado bursátil anticipa una burbuja?

Aparentemente saben algo, como lo explica Toro: “Estamos frente al final de una era. En unos meses no solo la Reserva Federal (FED), sino también el Banco Central Europeo (BCE), estarán reduciendo al mínimo o terminando las inyecciones de liquidez. Esto significa que se deja sin gasolina unos mercados inflados de altísimas expectativas, liquidez y valoraciones que no tienen sentido. Por eso es muy probable que estemos frente al final del ciclo alcista del mercado de Estados Unidos”.

El fin del mercado alcista podría revelar muchos problemas que surgieron por parte del estímulo monetario. Mientras que los índices bursátiles mostraban cotizaciones récord cada semana, los retornos de las compañías ajustados por inflación están en negativo, es decir, los ingresos de las empresas no alcanzan a cubrir los costos de la subida de precios.

Las retornos negativos dan señas de burbujas en el mercado, sucedió en 1947, anticipándose a la recesión del 48, ocurrió en los años 70, ocurrió antes de que estallará la burbuja de las puntocom y ocurre en el presente.

Unos mercados valorizados solo por el precio de cinco compañías está dando señales de alarma para muchos inversionistas. (EFE)

“Sin las FANG el mercado no vale nada” afirma Ned Moore, analista del Concilio de Inversiones Bey-Douglas, que explica que un índice de empresas tecnológicas como el Nasdaq 100 tiene rendimientos negativos si se excluyen las acciones de Facebook, Amazon, Netflix y Google.

“Si miras muchas small caps o activos que se decían llamar disruptivos ya el estallido se dio. Por ejemplo el ETF de Cathie Woods, ARK Innovation, ha caído cerca del 50 %, y ese es un gran medidor de la burbuja que empezó a reventar, los índices han aguantado porque se sostienen en las big 5 (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google)”, explica Toro.

La FED contempla al menos tres aumentos de las tasas de interés el próximo año; ¿podrán resistir los mercados financieros sin la inyección de liquidez de los últimos tiempos? La fuga de los millonarios de la bolsa parece indicar que no.

Economist, writer and liberal. With a focus on finance, the war on drugs, history, and geopolitics // Economista, escritor y liberal. Con enfoque en finanzas, guerra contra las drogas, historia y geopolítica

Total
1
Share