fbpx
Saltar al contenido

Justicia en el deporte: nadadores trans, incluyendo a Lia Thomas, tendrán su propia categoría

Después de muchas polémicas y debates, por fin se hace justicia en el deporte femenino, al menos en la rama de la natación: FINA, la máxima autoridad global de esta disciplina, prohibió que los nadadores trans —es decir, hombres biológicos como Lia Thomas— compitan con mujeres.

En una nueva política de 24 páginas, que entró en vigor este 20 de junio de 2022, la organización anunció que todo atleta trans, biológicamente hombre, que haya hecho su transición de género después de los 12 años, no podrá competir en la categoría femenina. En el documento se citan las diferencias biológicas que existen entre los atletas que pasaron por la pubertad masculina sin bajar sus niveles de testosterona.

Esta política fue diseñada con la ayuda de un grupo de trabajo que incluyó a un grupo de atletas, un grupo de ciencia y medicina, y un grupo jurídico y de derechos humanos.  

“Según el Grupo Científico, si la transición de hombre a mujer, de acuerdo con el estándar médico de atención, se inicia después del inicio de la pubertad, atenuará algunos, pero no todos los efectos de la testosterona en la estructura corporal, la función muscular y otros determinantes del rendimiento, pero habrá efectos heredados persistentes que darán a los atletas transgénero de hombre a mujer (mujeres transgénero) una ventaja relativa en el rendimiento sobre las mujeres biológicas”, se lee en el documento.

“Una atleta femenina biológica no puede superar esa ventaja mediante el entrenamiento o la nutrición. Tampoco pueden tomar testosterona adicional para obtener la misma ventaja, porque la testosterona es una sustancia prohibida según el Código Mundial Antidopaje”, añade la conclusión científica sobre la que se sustenta la decisión de la FINA.

“Tenemos que proteger los derechos de nuestros atletas a competir, pero también tenemos que proteger la equidad competitiva en nuestros eventos, especialmente la categoría femenina en las competiciones de la FINA”, dijo Husain Al-Musallam, presidente del organismo, a propósito de la nueva política que protege los principios de igualdad y justicia deportiva.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Para no dejar sin opciones a los atletas trans, FINA también anunció que está trabajando en la conformación de una “categoría abierta” donde los atletas trans podrán encontrarse y competir más justamente.

“La FINA siempre acogerá a todos los atletas. La creación de una categoría abierta significará que todo el mundo tiene la oportunidad de competir a un nivel de élite. Esto no se ha hecho antes, así que la FINA tendrá que marcar el camino. Quiero que todos los atletas se sientan incluidos para poder desarrollar ideas durante este proceso”, dijo Husain Al-Musallam al respecto.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por la institución, las federaciones afiliadas a la FINA votaron aplastantemente en favor de la nueva política (71,5 %) que prohíbe a los atletas trans participar en carreras femeninas.

Justicia en el deporte: nadadores trans, incluyendo a Lia Thomas, trans tendrán su propia categoría
La decisión de FINA es histórica y pionera en buscar una solución al debate sobre la participación de atletas trans en categorías femeninas. (EFE)

Políticos, líderes de opinión y deportistas aprueban la decisión de la FINA

El debate sobre los atletas trans compitiendo en categorías femeninas con ventajas físicas y biológicas había llegado a su punto más alto con los casos de Laurel Hubbard, deportista trans neozelandés que compitió en las últimas olimpiadas en la categoría de halterofilia, y del nadador trans Lia Thomas, quien estaba rompiendo todos los récords nacionales en Estados Unidos en las categorías femeninas y ya se estaba preparando para intentar ir a las próximas olimpiadas.

Con la decisión de FINA se establece un precedente importante para crear un marco legal que les dará la posibilidad a los atletas trans de competir en igualdad de condiciones con sus pares.

“El organismo rector de la natación mundial ha votado la prohibición de que los hombres que se identifican como mujeres compitan en las competiciones de natación femenina. ¡Sensatez!”, dijo en Twitter el escritor Clay Travis, una de las tantas personalidades que reaccionaron a la decisión de FINA.

“Ha funcionado. Me he llevado un buen disgusto, pero lo que es justo es justo. Si pasas por la pubertad masculina no deberías poder quitarles medallas a las mujeres. Y punto”, tuiteó Caitlyn Jenner, política del Partido Republicana que hizo su transición de género entre 2015-2016 y antes de ello, cuando era William Bruce Jenner, alcanzó una medalla de oro olímpica en la categoría de decatlón.  

“No puedo decir lo orgullosa que estoy de la presidente de mi deporte […] por investigar, preguntar a los atletas/entrenadores y defender un deporte justo para las mujeres. La natación siempre acogerá a todos sin importar cómo te identifiques, pero la equidad es la piedra angular del deporte”, afirmó la británica y presentadora de TV Sharron Davies, una histórica atleta quien participó en varios juegos olímpicos en tres décadas diferentes y ganó una medalla de plata en las olimpiadas de 1980.

Total
1
Share