fbpx
Ron DeSantis, cuba, USA, florida

No, Nikki Fried. Ron DeSantis no es un dictador comunista

El artículo de la comisionada demócrata Nikki Fried en el Nuevo Herald no tiene sustento. Su intención es desacreditar a un gobernador mediante falsas equivalencias, manipulación y una gran capacidad para olvidar los propios vicios de su partido

[Read in English]

Aunque parezca una completa locura, la comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, quien es miembro del Partido Demócrata, acusó a DeSantis de llevar adelante la «fórmula de Maduro y Castro» en Florida. En síntesis: calificó a DeSantis como un «autócrata» comunista, y llamó a su administración un «régimen» que erosiona las libertades de los ciudadanos de Florida.   

«No quiere que usted vote, no quiere que proteste y ni siquiera quiere que esté en desacuerdo con él. No estoy describiendo al autócrata de un régimen comunista, estoy hablando del gobernador de la Florida, Ron DeSantis», esboza Fried en un artículo publicado en el Nuevo Herald. «Desde que asumió su cargo dejó en claro sus motivaciones y por ende ha ido volviéndose más autoritario día a día. Ostentando el poder de su oficina, el gobernador ha ejecutado medidas para erosionar la libertad y los derechos de los electores y negocios del estado del sol, recompensar a sus donantes ricos y amedrentar a los medios de comunicación».

Ron DeSantis, Nikki Fried, autócrata comunista, dictador comunista
Captura de pantalla del tweet de Nikki Fried. El artículo pasó de titularse “El régimen de Ron” a “Nikki Fried: Ron DeSantis sigue el manual de autoritarios como Maduro y Castro”.

El artículo de opinión de la comisionada Nikki Fried es un bodrio. Está lleno de falsas equivalencias que resultan ofensivas para cualquier venezolano, nicaragüense y cubano que padecieron en carne de propia las tiranías socialistas de Chávez-Maduro, Ortega y los Castro.

Pero a Nikki Fried no le importa nada de eso, solo le interesa manipular al lector para descalificar al gobernador. En su pieza, la demócrata argumenta que DeSantis es un autócrata comunista porque «está dando prioridad a la legislación que agrega obstáculos al voto por correo», que ella alega es una supresión de votos. Fried hace la falsa equivalencia de que los esfuerzos de DeSantis son similares a las acciones del régimen de Maduro y otras dictaduras comunistas que suprimieron el derecho al voto.

La ignorancia de ese argumento es aberrante. Claramente Nikki Fried no se tomó el tiempo de averiguar cómo el tirano Hugo Chávez quebrantó el sistema democrático en el país venezolano a través de la toma de las instituciones.

Chávez tomó el poder judicial, el electoral y también se hizo con la lealtad de los militares. De esa forma, llevó adelante los fraudes electorales en un sistema completamente amañado. De hecho, a los regímenes comunistas nada les importa que la gente salga en masa a votar, mientras más gente vote, mejor para ellos, pues así se les otorga legitimidad a sus elecciones fraudulentas.

Justamente, el no salir a votar, es lo que provocó que hoy Maduro no tenga autoridad constitucional ante la comunidad internacional y en Venezuela exista un vacío de poder. Comparar la legislatura impulsada por DeSantis con algo que haya hecho Chávez es de una vileza impresionante.

DeSantis, Nikki Fried, dictador comunista
Ron DeSantis, gobernador de Florida. (Archivo).

Nikki Fried también tuvo el atrevimiento de comparar a los mártires y presos políticos en Cuba con los alborotares de “Black Lives Matter” y “Antifa”.

«DeSantis también ha ejecutado acciones para silenciar las voces disidentes. Su principal prioridad legislativa fue el Proyecto de Ley 1 de la Cámara de Representantes, en inglés HB1, que toma medidas drásticas que atentan contra la libertad de expresión y criminalizan las protestas en lo que es una clara violación de nuestros derechos de la Primera Enmienda, garantizados por la Constitución», dice la comisionada.

«Según esta nueva ley usted podría ser encarcelado, incluso si está protestando pacíficamente, esto si otros a su alrededor se tornan violentos. Este movimiento para silenciar, intimidar y encarcelar a las voces opuestas tiene un parecido escalofriante con las acciones de Fidel Castro para encarcelar a los críticos de su régimen».

Esta ley que DeSantis impulsó, debatible y polémica si se quiere, guarda relación con aplicar la ley con mayor rigor a través de las fuerzas del orden contra los disturbios y actos de vandalismo. Miles de negocios y propiedades de ciudadanos en todo el país sufrieron la furia de la violencia durante el verano pasado. Comparar la respuesta del gobernador contra los alborotadores con la persecución de la disidencia por parte del régimen de Castro es otra falsa equivalencia notoria en este artículo.

El artículo de la comisionada no solo está lleno de argumentos débiles para comparar a DeSantis con cualquier dictador comunista. También es descaradamente hipócrita, porque ella misma olvida convenientemente los vicios de su propio partido.

A DeSantis lo acusa de tratar mal a los medios, lo cual es cierto. El gobernador está en constante conflicto con los medios del establishment. Sin embargo, ¿el republicano impulsó alguna ley o utilizó la fuerza coercitiva del Estado o su posición política para censurar a algún medio contrario a su ideología política? La respuesta es no.

Nikki Fried, DeSantis no es un autócrata comunista, pero los demócratas sí se parecen más

En cambio, quienes sí están utilizando la fuerza del Estado presionando a la Comisión Federal de Comunicación (FCC) para evitar que un empresario conservador compre la estación Radio Caracol Miami es el Caucus Hispano del Partido Demócrata. Ya que a Nikki Fried le gusta a comparar a DeSantis con Maduro, debería decir antes que sus colegas demócratas se parecen mucho al chavismo al momento de buscar censurar medios conservadores.

Ahora que está muy en auge el tema del abarrotamiento de la Corte Suprema (packing court), la comisionada Fried también debería pasar brevemente por Google y buscar cómo Chávez aumentó el número de jueces magistrados y se adueñó del Tribunal Supremo con personas solo afines a su ideología y posiciones políticas ¿Saben quiénes proponen aumentar el número de jueces de la Corte Suprema? Adivinaron: los demócratas.

El American Libre #4 | Los demócratas quieren expandir la Corte como lo hizo Hugo Chávez. (YouTube).

Finalmente, ya que estamos comparando a DeSantis con Maduro, el régimen castrista y el de Ortega; la señora Fried también debería echar un ojo a cómo el gobernador republicano enfrentó la pandemia del COVID-19 y buscar las diferencias con respecto a cómo Venezuela lo hace.

En realidad, si de políticas sanitarias, económicas e imposiciones estatales se trata, Andrew Cuomo y Gavin Newson perfectamente podrían compararse con algún autócrata comunista. Ambos fueron impulsores de las cuarentenas radicales y de las medidas sanitarias restrictivas, como en Venezuela. Los dos gobernadores llevan adelante políticas subsidiarias demagogas que aumentan el gasto público y disparan el déficit fiscal. Ambos impulsan una agenda económica de “redistribución de riquezas” al mejor estilo socialista. DeSantis sería el modelo contrario.

El escrito de la comisionada Nikki Fried en el Nuevo Herald no tiene base ni sustento. Su intención es desacreditar a un gobernador mediante falacias, manipulación y una gran capacidad para olvidar los propios vicios de su propio partido. La realidad es que los demócratas están desesperados por el gran éxito de la administración DeSantis, quien está convirtiendo a Florida en uno de los estados más libres y prósperos de la Unión y se posiciona como un fuerte candidato presidencial para el 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
apertura total de escuelas

Poderoso sindicato de maestros influyó en el Gobierno para evitar apertura total de escuelas

Next Article
FBI en un brazo político, El American

¿Se ha convertido el FBI en un brazo político de la administración Biden-Harris?

Related Posts
Total
0
Share