fbpx
say no to socialism

No al socialismo: encuesta revela que estadounidenses prefieren el libre mercado

El estudio realizado por The Heartland Institute y Rasmussen Reports reveló que 75% de los encuestados prefieren el libre mercado, mientras que solo 11 % se declina a favor del socialismo

[Read in English]

Una nueva encuesta reveló en Estados Unidos que la mayoría de los votantes probables prefiere el libre mercado antes que el socialismo.

“¿Qué es mejor, un sistema económico de libre mercado o socialismo?”, fue la pregunta que respondieron más de 1.000 votantes probables entre el 6 y el 7 de diciembre.

El estudio realizado por The Heartland Institute y Rasmussen Reports reveló que 75 % de los encuestados prefieren el libre mercado, mientras que solo 11% se declina a favor del socialismo.

Otra revelación está relacionada con la imagen de la representante socialista Alexandria Ocasio-Cortez. Cuando se preguntó, “¿Tiene una impresión muy favorable, algo favorable, algo desfavorable o muy desfavorable de Alexandria Ocasio-Cortez?”, Solo el 18 % dijo “muy favorable”, mientras que el 19 % dijo “algo favorable”. 

Por otro lado, el 38 % de los votantes probables dijeron que tienen una impresión “muy desfavorable” de AOC, y el 20 % dijo que tienen una impresión “algo desfavorable” de ella.

aoc - socialismo
El 38% de los votantes probables dijeron que tienen una impresión “muy desfavorable” de AOC (Wikipedia)

Un dato curioso que arrojó la encuesta es que aproximadamente uno de cada cinco encuestados de entre 18 y 39 años eligió el socialismo. Sin embargo, según los investigadores el apoyo a un “mercado libre” aumentó. 

“En 2019, el apoyo entre los votantes jóvenes fue del 59 %. Este año, es del 68 %”, señala.

El análisis de los encuestadores concluye que tomados en conjunto estos resultados muestran que una gran mayoría de votantes probables cree que Estados Unidos debería rechazar el socialismo y adoptar principios económicos de libre mercado.

“Solo una pequeña fracción de los votantes probables piensa que Estados Unidos debería abandonar las políticas capitalistas de libre mercado que son responsables de hacer de Estados Unidos la nación más rica de la historia mundial” dijo la organización sin fines de lucro encargada del estudio.

“A pesar de los innumerables pedidos de más socialismo entre las élites en los medios de comunicación y Hollywood, los estadounidenses no están interesados ​​en adoptar las mismas políticas socialistas que han llevado a la pobreza masiva dondequiera que se hayan probado ”, concluyen los investigadores.

Socialismo en la agenda de Biden

Un reportaje de Foundation for Economic Education (FEE) reveló que la agenda de transición de Biden está llena de planes para aumentar el control del Estado.

La dupla Biden-Harris ya publicó sus propuestas, y entre ellas las cosas que más preocupan es que utilizarían La Ley de Producción de Defensa para atender el tema de la pandemia del COVID-19. Esta ley permite al Gobierno federal tomar el control de industrias privadas y ordenar fabricación.

Biden, Harris,
“Biden-Harris buscarán controlar los principales sectores de la economía”: Dinesh D’Souza

De acuerdo con FEE, Biden usaría esta ley para apoderarse de más fabricantes privados y obligarlos a aumentar el suministro de equipos de protección temporal.

Otra normativa que preocupa es que en el marco de la recuperación económica de emergencia, Biden implementaría un salario mínimo diario de 15 dólares, una disposición que podría establecer controles de precios nacionales y atentar contra el libre mercado.

Un artículo publicado por el periodista Brad Polumbo para FEE menciona un estudio realizado por cuatro economistas de la Universidad de Stanford, en donde se analizaron las propuestas de Biden. En él se concluye que intervenciones desde el Gobierno distorsionarían los incentivos laborales, disminuirían la productividad y eliminarían puestos de trabajo. Esto sería algo similar a lo que hizo el chavismo en Venezuela.

Según el consejo editorial del Wall Street Journal «el riesgo de las políticas de Joe Biden no es que hagan que la economía se tambalee de inmediato», sino que tendrán un impacto a largo plazo.

«Tendrán un impacto corrosivo a largo plazo al aumentar el costo del capital, reducir el incentivo para trabajar e invertir, y reducir la productividad en toda la economía. Los estadounidenses pagarán el precio con un nivel de vida más bajo de lo que de otra forma lo harían, y que se merecen», señala el editorial del diario estadounidense. 

En una entrevista para El American, el reconocido analista político, escritor y cineasta Dinesh D’Souza señaló cuáles serían las políticas que desde el Gobierno federal le podrían abrir las puertas de Estados Unidos al socialismo.

«Deberíamos observar con mucha atención y analizar qué políticas adoptan que muevan a Estados Unidos a una dirección socialista como Venezuela», dijo D’Souza, y añadió que un Gobierno de Biden podría iniciar medidas y penalizaciones contra las empresas reduciendo así las inversiones en el país:

«Lo primero que estaría buscando es la continua demonización de los ricos. Ya vimos en la campaña, pero es posible ver que esta retórica continúe apoyada por políticas; incluso con altas tasas de impuestos o medidas confiscatorias que traerían como consecuencia la expulsión de empresas y gente rica de los Estados Unidos».

El analista también señaló que Biden-Harris buscarán controlar los principales sectores de la economía, como el energético. «El gobierno de Obama ya expandió su alcance sobre la industria automotriz y sobre los bancos en el sector de inversiones”, recordó. 

«Creo que un objetivo probable en particular para los demócratas es el sector energético, como cuando Hugo Chávez despidió al personal técnico competente de Pdvsa y lo reemplazó por burócratas que arrasaron con la compañía petrolera», dijo.

D’Souza también explicó que «Una tercera señal de socialismo (del Gobierno Biden-Harris) sería una intensificación continua de las divisiones raciales, tal y como se ha visto en Venezuela donde Hugo Chávez abrió una brecha entre la gente blanca y la gente negra, morena e indígena. De manera similar aquí, veríamos que la política racial se usaría para intensificar las divisiones en la sociedad».

El analista también hizo hincapié en que «la continua reescritura de la historia, el derrocamiento de monumentos, el control de las iglesias, las restricciones a la libertad de expresión y finalmente el respaldo a movimientos hostiles como Antifa o Black Lives Matter (Las vidas negras importan) serían indicios preocupantes de que Estados Unidos se dirige no por el camino de Escandinavia, a donde pretenden ir muchos izquierdistas, sino directamente a lo que hoy es Caracas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
derecho

Las exitosas etiquetas comerciales con las que venden el socialismo

Next Article
Navidad, misa, eeuu

Los hispanos y la primera misa de Navidad en América

Related Posts

El récord de Trump

La responsabilidad individual, el amor a la patria, el respeto a la ley y a su imperio, la creencia en un orden trascendental superior, la subscripción al sistema de libre empresa y la comprensión de que la libertad es el derecho natural más preciado, fueron las directrices morales que impulsaron las políticas del 45º presidente
Total
0
Share