fbpx
Saltar al contenido
Latinx taco, El American

Available: English

[Read in English]

La primera dama, Jill Biden, no para de despertar comentarios después de que se le ocurriera decir en un discurso que los latinos somos tan “únicos como los tacos al desayuno”. La frase da para reírse y sacar cientos de memes que ya llenan las redes sociales, pero más allá de la idiotez y las risas, el comentario de la primera dama refleja un enorme problema de fondo: los demócratas creen que los hispanos son tontos. 

La inflación está por el cielo, la inseguridad cada vez peor, la gasolina en niveles históricos, las muertes por sobredosis también en cifras históricas, la frontera es un caos y los hispanos sufren las consecuencias de ese desastre, pero la Dr. Jill Biden considera que va a ganar el cariño de esta comunidad comparándonos con comida mexicana.

Por supuesto que en la frase de la primera dama hay un desconocimiento que incluso insulta. Además de que es muy extraño comparar a una persona con un taco, los tacos son comida típica mexicana, millones de hispanos rara vez los comemos. De la misma forma que los demócratas piensan que todos los latinos quieren fronteras abiertas y subsidios, también creen que todos los hispanos son mexicanos y comen tacos todo el día. No nos conocen, no entienden a la comunidad hispana.

La gran lección que debería dejar este fatal discurso de Jill Biden, más allá de que los latinos no nos identificamos como tacos —vaya que han llevado lejos la ideología de género— y que no todos los latinos somos mexicanos, es que no somos un bloque monolítico, somos individuos, que al igual que los americanos estamos llenos de diversidad. 

No debería ser tan difícil entender que más allá de los contados asesores hispanos con los que se relacionan los demócratas —muchos de ellos ni siquiera hablan español—, hay millones de hispanos diferentes, que no solo no se identifican con el término “latinx”, sino que lo detestan. Que no quieren fronteras completamente abiertas porque la inseguridad perjudica a sus comunidades y porque no quieren que se incentive el drama humanitario que viven quienes, emocionados con las esperanzas de entrar a este país, emprenden un viaje lleno de tragedias y muerte. También hay millones de hispanos que no buscan la caridad de un político porque son increíblemente trabajadores y solo quieren que los dejen salir adelante por sus propios medios.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Los hispanos no somos esa caricatura que unos cuantos asesores “latinx” de comunicación le han vendido a los políticos demócratas. Las encuestas llevan meses mostrando la alta desaprobación que tiene el presidente Biden entre los latinos y el importante número de hispanos que se está cambiando al Partido Republicano. Eso sucede porque no son idiotas y al igual que cualquier otro americano quieren disfrutar de una economía fuerte, de vecindarios seguros y de buena educación para sus hijos, sin ideología marxista en los salones de clase. 

El consejo para los demócratas es que dejen de tratar a los hispanos como idiotas, en lugar de intentar cautivarlos con frases insultantes como “eres tan único como un taco”, trabajen en mejorar el país, en solucionar los problemas que a diario enfrenta cada americano, incluyendo los de origen hispano. 

Y por si no quedó claro: los hispanos no nos identificamos como tacos y tampoco como “latinx”.

Total
17
Share