fbpx
Nueva Demanda, El American

La nueva demanda de Black Lives Matter: prohibir a Trump en todas las plataformas

Es muy importante entender la simetría de la cosmovisión que subyace a la restricción de los derechos de la Primera Enmienda, por parte de corporaciones privadas, así como de un importante partido político (DNC) y movimientos políticos como BLM

[Read in English]

Añadiendo vapor al tren del despotismo, Black Lives Matter (BLM) emitió una nueva demanda en su sitio web. El grupo marxista ahora también pide la prohibición permanente, de todas las plataformas de medios sociales, del expresidente Donald J. Trump. Esto se produce mientras el veto de Facebook al 45º presidente fue ratificado el miércoles 5 de mayo por su propio Consejo de Supervisión, una entidad inventada por el gigante de las redes sociales para opinar sobre sus decisiones y ofrecer una imagen de auditoría independiente.  

Las fuerzas de Big Tech parecen estar en perfecta connivencia para intentar silenciar a los conservadores en general, pero a Trump en particular. A Twitter, Snapchat y YouTube se les suma ahora Facebook en este esquema de censura permanente. A los oligarcas de Silicon Valley se les ha unido a este peligroso movimiento para suprimir la libertad de expresión, el Comité Nacional Demócrata (DNC), el órgano de gobierno del Partido Demócrata.

La nueva demanda crece y toma impulso

El mayor partido político de la nación emitió un tuit en el que pedía la extinción de Trump de la mayor red social del mundo. El DNC tuiteó “Facebook debería prohibir permanentemente a Donald Trump”. Este tipo de connivencia ideológica ha sido bien interpretada en los regímenes totalitarios. Después de todo, esta es precisamente la noción de lo que constituye un “régimen”, instituciones no gubernamentales que son, a efectos prácticos, extensiones de facto del poder político gobernante.

El hecho de que BLM haya añadido otra “demanda” de demolición sistémica en el sitio web de su organización, no debería sorprender a nadie. Estas son sus siete “demandas” actuales: 1. Condenar y prohibir a Trump de futuros cargos políticos; 2. Expulsar a los miembros republicanos del Congreso que intentaron anular las elecciones e incitaron a un ataque de supremacía blanca; 3. Lanzar una investigación completa sobre los vínculos entre la supremacía blanca y la Policía del Capitolio, las fuerzas del orden y el ejército; 4. Prohibir la plataforma de medios sociales de Trump; 5. Desfinanciar a la policía; 6. No dejar que el golpe de estado se utilice como excusa para reprimir nuestro movimiento; y 7. Aprobar la Ley BREATHE. Aprobar la Ley BREATHE.

Es muy importante entender la simetría de la cosmovisión que subyace a la restricción de los derechos de la Primera Enmienda, por parte de corporaciones privadas, así como de un importante partido político (DNC) y movimientos políticos como BLM. El denominador de pensamiento común que fusiona la racionalización de estos actores es la falsedad presupuesta se encuentra en la Teoría Crítica de la Raza (TCR) del neomarxismo.

La necesidad de reprimir el discurso y la actividad que va en contra de la cosmovisión de la izquierda sobre las relaciones sociales y el orden existente, está directamente sacada del ensayo de la Escuela de Frankfurt “Tolerancia Represiva” de 1965 (de Una Crítica de la Tolerancia Pura) escrito por Herbert Marcuse. Esta propuesta seminal del dogma marxista cultural argumenta vehementemente a favor de obstaculizar las opiniones contrarias por cualquier medio necesario, incluso la violencia. 


La teoría de conspiración de la izquierda que sostiene la narrativa de que existe un modelo hegemónico de supremacía blanca y que la violación del Capitolio del 6 de enero fue un intento de “golpe”, como BLM lo llama en su página web, es fundamentalmente una visión CRT del mundo y de los acontecimientos.

Bigtehc, Empresas, aliadas, izquierda, bigtech, El American
“A los oligarcas de Silicon Valley se les ha unido a este peligroso movimiento para suprimir la libertad de expresión, el Comité Nacional Demócrata (DNC), el órgano de gobierno del Partido Demócrata”. (Flickr)

Desafortunadamente, las grandes empresas de la tecnología, los medios de comunicación industriales, el capital woke y el Partido Demócrata diseñado por Obama, se han suscrito a esta farsa socialista. La noción de que una entidad como BLM, que ha ejercido descaradamente el terrorismo doméstico en más de 600 disturbios en 2020, causando un número de muertos, heridos y destrucción, mucho mayor que cualquier cosa que el lamentable asalto del 6 de enero causó, puede llamar a ese incidente un “golpe”, nos muestra lo peligroso que Estados Unidos está tendiendo.

Estamos ahora en un coliseo romano del siglo XXI y las características inherentes de la República Americana están siendo sacrificadas a los leones. La prohibición de Trump es una prohibición de la libertad de expresión de todos los americanos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Canadá aprobó uso de la vacuna de Pfizer en menores de 12 a 15 años

Canadá aprobó uso de la vacuna de Pfizer en menores de 12 a 15 años

Next Article
Estados Unidos apoya liberar las patentes de las vacunas

Administración Biden apoya liberar las patentes de las vacunas

Related Posts
Total
69
Share