fbpx
Joe Biden, Financiar abortos, obispos

Obispo a Biden: deje de financiar abortos o de «afirmar ser católico»

Bishop J. Strickland, cuarto obispo ordenado de Tyler desde 2012, atizó al presidente electo en Twitter por denominarse «católico», pero ir en contra de las enseñanzas de la iglesia

[Read in English]

Una vez más un obispo de la Iglesia católica ha apuntado contra el presidente Joe Biden por su postura a favor del aborto. En esta ocasión fue el obispo Joseph Strickland, Obispo de Tyler, Texas desde noviembre del 2012, quien le dijo al demócrata que dejara de utilizar los impuestos de los ciudadanos para financiar abortos o, en su defecto, que se abstuviera a denominarse católico.

«Presidente Biden, por favor deje de gastar nuestros dólares de impuestos para financiar abortos en todo el mundo. Afirma ser católico, pero obviamente está ignorando las enseñanzas básicas de la fe católica. Por favor, tome la decisión de seguir la enseñanza católica o dejar de afirmar ser católico», escribió el Obispo en Twitter.

Tuit del obispo Strickland donde critica a Joe Biden por ir en contra de las enseñanzas de la Iglesia al apoyar el aborto.
Obispos en contra de financiar abortos y la postura de Biden

El obispo Strickland no es el primero que ha criticado la postura del presidente con respecto al aborto. Incluso miembros de la iglesia que le han negado a Biden la comunión.

Por ejemplo, en 2019, el padre Robert Morey, de la iglesia católica Saint Anthony en la ciudad Florence, SC, le dijo al diario Florence Morning News que le negó a Biden la comunión porque «cualquier figura pública que defienda el aborto se pone a sí misma fuera de la enseñanza de la Iglesia».

Por otra parte, el arzobispo Emérito de Filadelfia, Mons. Charles Chaput, explicó varias de las razones por las que el presidente Biden no debe recibir la Eucaristía.

«Cuando los obispos públicamente anuncian su voluntad de darle la Comunión al Sr. Biden, sin enseñar claramente la gravedad de que él facilite el mal del aborto (y su aprobación de relaciones del mismo sexo) hacen una grave falta al servicio debido a sus hermanos obispos y su pueblo», escribió el arzobispo en un artículo titulado «El Sr. Biden y el asunto del escándalo», publicado en la revista First Things.

Además, el 28 de enero pasado la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos sacó un comunicado condenando «la orden ejecutiva que promueve el aborto en el extranjero».

«Hoy, el presidente Joe Biden ha firmado una orden ejecutiva que permite enviar fondos de los contribuyentes estadounidenses a organizaciones que promueven y proporcionan abortos en países en desarrollo», se lee en el pronunciamiento». «La política que anuló, conocida como la política de la Ciudad de México y la de Promoción de la Vida en la Salud Global, había separado el aborto de las actividades de planificación familiar y garantizaba que los dólares de los contribuyentes estadounidenses solo se destinaban a organizaciones que aceptaban prestar servicios de salud de manera que se respetara la dignidad de todas las personas».

Otras voces que se han sumado a la crítica con una respuesta a la orden ejecutiva emitida por Biden son las del arzobispo Joseph F. Naumann de Kansas City y presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, y el obispo David J. Malloy de Rockford, y presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional:

«Es lamentable que uno de los primeros actos oficiales del presidente Biden promueva activamente la destrucción de vidas humanas en las naciones en desarrollo. Esta orden ejecutiva es contraria a la razón, viola la dignidad humana y es incompatible con la enseñanza católica. Nosotros y nuestros hermanos obispos nos oponemos firmemente a esta acción. Instamos al presidente a utilizar su cargo para el bien, dando prioridad a los más vulnerables, incluidos los niños no nacidos».

Respuesta a la orden ejecutiva de Joe Biden por parte de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

En la respuesta también se resalta que «Como el mayor proveedor de atención sanitaria no gubernamental del mundo, la Iglesia católica está dispuesta a trabajar con él y con su administración para promover la salud de la mujer en todo el mundo de manera que se fomente el desarrollo humano integral, salvaguardando los derechos humanos innatos y la dignidad de toda vida humana, empezando por el vientre materno. Para servir a nuestros hermanos y hermanas con respeto, es imperativo que la atención comience por asegurar que los no nacidos estén libres de violencia, reconociendo a cada persona como hijo de Dios. Esperamos que la nueva administración trabaje con nosotros para satisfacer estas importantes necesidades».

Joe Biden ha tomado la iniciativa de echar para atrás las medidas contra el aborto promovidas por la administración del expresidente Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha tomado la iniciativa de llevar adelante políticas proaborto que le han valido críticas del sector conservador de la sociedad americana y de los obispos de la iglesia. (EFE) Financiar abortos
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha tomado la iniciativa de llevar adelante políticas proaborto que le han valido críticas del sector conservador de la sociedad americana y de los obispos de la iglesia. (EFE)
Una situación compleja para muchos obispos

Pese a la postura de Biden con respecto al aborto, hay obispos que se manifestaron a favor de que el presidente electo comulgue. Por ejemplo, el arzobispo de Washington, Wilton D. Gregory, dijo que dará la
comunión al demócrata.

«Espero que se dé un verdadero diálogo, porque creo que ese es el mantra del papa Francisco, que debemos ser una iglesia en diálogo, incluso con aquellos con los que tenemos serios desacuerdos», comentó quien hoy es el primer cardenal negro de Estados Unidos.

Gregory mencionó que Biden había recibido la comunión durante sus ocho años como vicepresidente de Barack Obama, y no se iba a desviar de ello.

La situación es bastante compleja para muchos obispos que crecieron como sacerdotes en una época donde los demócratas y la Iglesia fueron firmes aliados. Hay obispos que se han manifestado en contra de que el presidente comulgue, otros, como Gregory, no se oponen a que Biden reciba la comunión y otra buena parte simplemente guarda silencio para evitar avivar la polémica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Reddit es el nuevo jugador de Wall Street

Next Article
super bowl - california

Los Ángeles: podrás cenar al aire libre pero no podrás ver el Super Bowl

Related Posts
Total
246
Share