fbpx



Biden, obispos, políticos, aborto

Obispos de USA evalúan votación para decidir qué hacer con políticos que apoyan el aborto

La Conferencia Episcopal estaría analizando votar en junio para decidir si se redacta o no un documento que aborde la entrega de la Eucaristía a los políticos católicos partidarios del aborto

[Read in English]

Uno de los temas más polémicos entre los obispos católicos de Estados Unidos es qué hacer con los políticos católicos que apoyan el aborto y quieren participar de los sacramentos. Hay obispos que se han mostrado en contra de administrar la Eucaristía a políticos que, públicamente, apoyan la despenalización del aborto y apoyan a compañías u organizaciones que auspician esta práctica, mientras que otros no quieren tomar una medida tan controversial. Con la llegada de Biden al poder, el debate se intensificó todavía más.

Obispos contra Joe Biden

El presidente, que se define católico, apoya de forma manifiesta al aborto. Esta situación le ha valido críticas por parte de algunos obispos.

En 2019, el padre Robert Morey, de la iglesia católica Saint Anthony en la ciudad Florence, SC, se negó a darle la comunión a Biden y le dijo al diario Florence Morning News que fue porque «cualquier figura pública que defienda el aborto se pone a sí misma fuera de la enseñanza de la Iglesia».

El arzobispo Emérito de Filadelfia, Mons. Charles Chaput, también explicó varias de las razones por las que el presidente Biden no debe recibir la Eucaristía. Además, el 28 de enero pasado la Conferencia Episcopal de Estados Unidos sacó un comunicado condenando «la orden ejecutiva que promueve el aborto en el extranjero».

El Obispo de Tyler, Texas, Joseph Strickland, también escribió en Twitter un pedido expreso al mandatario: «Presidente Biden, por favor deje de gastar nuestros dólares de impuestos para financiar abortos en todo el mundo. Afirma ser católico, pero obviamente está ignorando las enseñanzas básicas de la fe católica. Por favor, tome la decisión de seguir la enseñanza católica o dejar de afirmar ser católico».

De igual forma, no todos los obispos están en contra de que Biden reciba la comunión. El arzobispo de Washington, Wilton D. Gregory, quien es el primer cardenal negro de Estados Unidos, se mostró crítico contra sus compañeros en contra de administrar la Eucaristía al presidente y dijo que le daría la comunión a Joe Biden.

Esta situación delicada dentro de la jerarquía católica está provocando divisiones y algunas peleas. Por ejemplo, el día de la toma de posesión de Joe Biden, el arzobispo José Gómez emitió una declaración en la que criticaba la agenda política de la administración entrante demócrata, especialmente respecto al aborto.

A raíz de ello, el cardenal Blase Cupich de Chicago, quien es miembro del comité administrativo de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés), emitió una declaración a través de Twitter criticando la declaración de Gómez. Cupich comentó que la declaración de Gómez era «poco meditada», y señaló que el comunicado fue «elaborado sin la participación del Comité Administrativo, una consulta colegial que es el curso normal para las declaraciones que representan y gozan del respaldo considerado de los obispos estadounidenses».

Estas situaciones ponen de manifestó la necesidad dentro de la USCCB de lograr un punto en común con relación a si administrar o no la Eucaristía a políticos que apoyen el aborto.  

Posible votación en junio para decidir qué hacer con políticos que apoyan el aborto

El medio The Pillar, especializado en informar sobre la actualidad de la Iglesia Católica en Estados Unidos, informó que «La Conferencia Episcopal de Estados Unidos podría someterse a votación este mes de junio para decidir si redacta y publica un documento que aborde la cuestión de la administración de la Eucaristía a los políticos católicos que apoyan el aborto. El documento podría estar finalizado y aprobado en noviembre».

De acuerdo con el medio, varias fuentes dijeron que el comité administrativo de la USCCB discutió el martes «el camino a seguir para una propuesta de documento sobre la “coherencia eucarística”».

El artículo dice que este documento abordaría el canon 915 del Código de Derecho Canónico, que impide el recibimiento de la Sagrada Comunión a quienes «perseveran obstinadamente en un pecado grave manifiesto».

«Dicho documento fue propuesto por primera vez por un grupo de trabajo a corto plazo sobre la administración Biden, lanzado en noviembre por el presidente de la conferencia, el arzobispo José Gómez. Desde entonces, la idea se ha transmitido al comité de doctrina de la Conferencia», informó The Pillar.

El pasado 1 de marzo, el arzobispo Gómez envió un memorándum a los obispos del país, «en el que se decía que se había pedido al comité de doctrina que elaborara una propuesta de declaración sobre la “coherencia eucarística”», según The Pillar.

Esta propuesta sería considerada por el comité administrativo de la USCCB, como ocurrió esta semana, y luego por el cuerpo completo de obispos, comentó el arzobispo.

En la reunión, según las fuentes del medio, hubo mucho debate entre los miembros del comité administrativo, y la mayoría de los obispos estuvo de acuerdo en que hay que «tomar el toro por los cuernos en temas críticos y controvertidos».

El comité administrativo está conformado por cargos electos de la conferencia, los jefes de sus comités y los representantes regionales.

«Ahora se espera que la propuesta sea votada por los miembros de la Conferencia Episcopal. Si los obispos aprueban la elaboración de una declaración, ésta sería redactada principalmente por los miembros del comité de doctrina», informó The Pillar. Además, las fuentes señalaron que el «documento sería evaluado por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, pero, si obtuviera la aprobación del Vaticano, podría llegar a votarse su publicación ya en noviembre».

The Pillar dijo que no está claro «si los obispos discutirán la propuesta de declaración durante la sesión pública de su reunión virtual de junio, o si se programará para la sesión ejecutiva, que no está abierta al público». Lo que si es seguro es que esta propuesta provocará un gran debate entre los obispos del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Morgan Stanley anuncia compra de Bitcoin

Morgan Stanley: el primer gran banco en ofrecer portfolio para el Bitcoin

Next Article
Premios Grammy, El American

Premios Grammy: La izquierda intenta culpar a Bill Burr del fracaso en audiencia

Related Posts
Total
41
Share