fbpx
Saltar al contenido

Oficina ilegal china en Nueva York podría ser también un centro de espionaje contra Estados Unidos

China abrió una comisaría ilegal en Nueva York para perseguir a sus ciudadanos

Read in English

La oficina ilegal que China instaló en Nueva York para perseguir a sus ciudadanos, también podría ser un centro de sabotaje y espionaje contra Estados Unidos.

El mes pasado surgió un informe que decía que las autoridades instalaron 110 centros de servicios policiales fuera de China continental, incluido uno en la ciudad de Nueva York, con la que repatrían a los chinos mediante la coerción; sin embargo, expertos afirman que esas oficinas también podrían usarse para atentar contra la inteligencia americana.

“Los chinos no están simplemente obligando a la gente a regresar a China y ser juzgados, sino que pueden estar dándoles instrucciones para hacer otras cosas”, como espionaje, reclutamiento, operaciones de influencia, sabotaje o subversión, dijo Frank Gaffney, presidente ejecutivo del Centro para Políticas de Seguridad con sede en Washington.

Gaffney dijo que cree que la operación probablemente sea contraria a las leyes americanas dado que no existe un acuerdo de reciprocidad para permitir que el FBI opere en China.

“Ese es el tipo de cosas que no aceptaremos, creo, en nuestro país, no de nuestras propias agencias de aplicación de la ley, y ciertamente no de un extranjero, por no hablar de un extranjero hostil, como el Partido Comunista chino”, dijo.

Dada la amenaza que representaba para Estados Unidos, Gaffney instó al rápido cierre de la operación de Nueva York y a una investigación inmediata para desentrañar su naturaleza.

El régimen chino no solo ha enviado espías a Estados Unidos y ha logrado plagiar información confidencial y de propiedad intelectual, ahora también estableció una “estación de servicio de policía” ubicada en Nueva York.

Un informe de Safeguard Defenders, una organización de derechos humanos, denunció que estas operaciones violan el estado de derecho internacional y “pueden violar la integridad territorial en terceros países involucrados en el establecimiento de un mecanismo policial paralelo utilizando métodos ilegales”.

La ONG argumenta que las estaciones se han utilizado para mejorar las capacidades de aplicación de la ley de China en el extranjero, en una posible violación del derecho internacional, con posibles abusos a derechos humanos, incluido el uso de métodos de acoso e intimidación, como amenazar a los familiares de los ciudadanos en el extranjero. 

Las estaciones también han servido como centros para difundir la propaganda del gobierno chino y monitorear el comportamiento y las opiniones de sus ciudadanos.

De acuerdo con el informe, estas estaciones de servicio policial se establecen principalmente para realizar una serie de tareas aparentemente administrativas, para ayudar a los chinos en el extranjero, pero también tienen un propósito mucho más siniestro y totalmente ilegal. 

“Algunas anécdotas oficiales de operaciones citan explícitamente la participación activa de las Asociaciones de Ciudadanos en el terreno para rastrear y perseguir objetivos”, señala el reporte.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Deja una respuesta

Total
1
Share