fbpx

Olivia Rodrigo, El American

El idiota de la semana: Olivia Rodrigo

El galardón de El Idiota de la Semana de El American va para Olivia Rodrigo, la última chica Disney en convertirse en estrella del pop

[Read in English]

En esta ocasión, el galardón de El Idiota de la Semana de El American va para Olivia Rodrigo, la nueva estrella del pop, única, especial y socialmente comprometida, como todas las chicas Disney que han salido de la cadena de montaje en serie de la compañía del ratón.

En una entrevista para V Magazine, la nueva sensación del pop para adolescentes y pre-púberes, Olivia Rodrigo nos cuenta angustiada que creció pensando que lo de ser estrella del pop era algo reservado para “chicas blancas”. Nacida en California, de madre americana y padre de ascendencia filipina, Olivia parece que no podía concebir que ella —medio filipina y no totalmente blanca y rubia— pudiera triunfar en el mundo de la música.

olivia rodrigo idiota semana
“Por lo pronto, tiene el premio de El Idiota de la Semana de El American”. (Flickr)

De hecho, en una entrevista anterior para The Guardian el pasado mayo, ya había dicho que “es difícil para cualquiera crecer en este entorno en el que se siente que si no tienes rasgos europeos y pelo rubio y ojos azules, no eres tradicionalmente guapa. Yo sentí mucho eso: como no me veo exactamente como la chica de al lado de las películas, no soy atractiva”.

Es decir, que no ha sido un despiste fruto de los nervios de la entrevista, sino que es reincidente y verdaderamente lo cree. No sabemos en qué mundo ha vivido Olivia Rodrigo, pero afirmar esto es tanto como decir que es imposible triunfar en la NBA si no eres blanco.

Olivia Rodrigo, nacida en 2003, debe haberse criado en un búnker en el que sus captores solo le ponían música de Taylor Swift, Britney Spears y Gwen Stefani. Quizás también le ponían en bucle la canción de Lili Marlen interpretada por Marlene Dietrich, para hacerle creer que vivimos en una suerte de distopía de película sin cantantes de pop que no sean de sangre aria pura.

Olivia Rodrigo, a sus 18 años, parece que lo sabe todo sobre música, relaciones, política y medicina —forma parte de una campaña de la Casa Blanca para promover la vacunación masiva entre los jóvenes— y a pesar de ello, no ha reparado en la existencia de Beyoncé, Rihanna o Alicia Keys.

En la entrevista también aseguró que “existe esta presión para las mujeres jóvenes en la música pop. Y es como esta cosa en la que solo tienes éxito si tienes menos de 30 años”. Esto nos hace pensar que jamás ha escuchado a Tina Turner, Whitney Houston, Aretha Franklin, Nina Simone, Billie Holiday, Mariah Carey o Diana Ross.

Bueno, quizás sí ha escuchado a todas esas artistas, pero no las ha visto, y quienes la retenían en el búnker le enseñaban fotos de muchachas rubias de ojos azules y tez blanca, haciéndolas pasar por las cantantes. Aunque más bien sospechamos que sus gustos y conocimientos musicales no son mucho más amplios que los de la mayoría de su base de fans adolescentes.

Olivia Rodrigo y el mundo paralelo que crean los medios

Aunque lo que ha dicho Olivia Rodrigo es una idiotez, en realidad quizás no deberíamos reírnos de ella y bromear con lo del búnker. En cierto modo, ella y toda una generación ha vivido en una especie de búnker ideológico, en el que les han hecho creer que toda persona de una minoría es una eterna e irremediable víctima, mientras que cualquier persona blanca es necesariamente un verdugo y un privilegiado.

Probablemente ella realmente se cree sus palabras, y seguramente haya millones de adolescentes —y adultos— asintiendo con la cabeza mientras la escuchan quejarse de lo difícil que es triunfar en la vida si no eres blanco. Aunque haya miles de ejemplos de lo contrario, y aunque ella misma represente justo lo opuesto de lo que se queja. La ideología izquierdista, los medios de comunicación y las Big Tech han conseguido crear esta suerte de Matrix, una realidad paralela en la que crees ciegamente a pesar de lo que vean tus ojos.

Olivia no es víctima del supuesto racismo sistémico ni del privilegio blanco. Ella es víctima del adoctrinamiento progresista que le ha hecho creer que su triunfo es una excepción y prácticamente una casualidad.

Sería mejor que estrellas como Olivia Rodrigo dejaran de meterse en política con este tipo de comentarios que no sirven más que para apuntalar el falso relato izquierdista y se dedicara a escuchar música más variada. Sin duda, su posicionamiento hará que en el futuro gane varios Grammy, pero por lo pronto, tiene el premio de El Idiota de la Semana de El American.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
cosechará la riqueza de Afganistán, El American

China cosechará la riqueza de Afganistán

Next Article

Encuesta: Ron DeSantis y Greg Abbott pierden popularidad

Related Posts
Total
15
Share