fbpx
Saltar al contenido

Los “opositores” venezolanos que piden a Biden el fin de las sanciones al régimen de Nicolás Maduro

Available: English

[Read in English]

El periodista de AP Joshua Goodman publicó el jueves una lista de 25 personas que se hacen llamar empresarios opositores venezolanos y que piden a Joe Biden, mediante una carta, que ponga fin a las sanciones en contra del régimen de Nicolás Maduro.

“Llamamos al Gobierno de Estados Unidos a que continúe promoviendo negociaciones sustantivas y productivas para resolver la crisis venezolana y urgimos al Gobierno de Venezuela, a los partidos políticos de oposición y a la Plataforma Unitaria de la oposición a reanudar las negociaciones sin dilaciones”, dice la carta abierta.

La carta también está dirigida a Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes; al secretario de Estado Antony Blinken; a líderes del Senado, a asesores de Biden y al enviado de Estados Unidos para Venezuela, James Story.

Además de pedir el fin de las sanciones, instan a Biden a permitir que las compañías petroleras occidentales regresen a Venezuela.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Dentro de los firmantes, que se describen así mismo como “representantes del sector privado y la sociedad civil de Venezuela”, se encuentran los economistas Francisco Rodríguez, Manuel Sutherland, Luis Oliveros, Víctor Álvarez y José Guerra, que también fue electo en 2015 como diputado del partido opositor Primero Justicia.

También se firman la carta Jorge Botti y Ricardo Cussano, quienes lideraron la principal organización empresarial de Venezuela, Fedecámaras; el experto petrolero Rafael Quiroz; y los analistas políticos Michael Penfold, Luis Vicente León y José Antonio Gil, directivos de la firma Datanálisis.

Acercamientos entre Nicolás Maduro y Estados Unidos

La situación se da en un contexto en el que ya ha habido acercamientos entre la administración demócrata y funcionarios del régimen de Nicolás Maduro. Por ejemplo, en marzo se conoció que altos funcionarios del Gobierno de Biden mantuvieron una reunión secreta con Maduro en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Según reseña El American, la Casa Blanca de Biden le pidió algunas garantías electorales, amplias reformas en el sector petrolero venezolano y una reprimenda pública a la invasión a Ucrania por parte de Putin a cambio del levantamiento temporal de algunas de las sanciones financieras impuestas al régimen chavista. La reunión secreta con Maduro terminó sin un acuerdo.

Republicanos como el gobernador Ron DeSantis criticaron el encuentro. A través de Twitter, DeSantis dijo que “es un error que la administración Biden pida petróleo a Venezuela y legitime el régimen comunista de Maduro durante una visita oficial”. El senador Rick Scott también atacó la reunión secreta de la administración Biden en Caracas, diciendo que “lo único que la administración Biden debería estar discutiendo con Maduro es el momento de su renuncia. Nicolás Maduro es un tirano genocida al igual que Putin” también recordó a la administración que Maduro ha ayudado a “narcoterroristas que trabajan para desestabilizar a Colombia y a LATAM”.

Total
323
Share