fbpx
Utha, El American

Padres en Utah protestan por literatura transexual para niños de tercer grado

Una profesora en un condado de Utah le leyó a una clase de tercer grado un libro sobre un niño transgénero, lo que provocó la indignación de los padres y, posteriormente, generó que el distrito escolar de Murray suspenda sus «paquetes de libros de equidad»

[Read in English]

El distrito escolar de Murray, en Utah, suspendió sus «paquetes de libros de equidad». ¿La razón? Muchos padres se indignaron porque una profesora del condado leyó, sin el consentimiento paterno, un libro sobre un personaje transgénero a una clase de tercer grado.

«El revuelo comenzó cuando un alumno de la escuela primaria Horizon trajo de su casa un ejemplar de “Call Me Max” y le pidió a la profesora que lo leyera en voz alta durante la hora del cuento», se lee en el relato del medio The Salt Lake Tribune. «El libro es un relato ilustrado de un joven transgénero que educa a su propio profesor y a sus compañeros de clase sobre su identidad».

Según la crónica, mientras la profesora de la escuela primaria Horizon en Utah leía el texto, dijo el portavoz del distrito escolar de Murray, Doug Perry, los alumnos de la clase empezaron a hacerle preguntas. Una de ellas era específicamente sobre la pubertad, señaló Perry.

La profesora, como no había leído el libro antes, desvió la mayor parte de las preguntas, afirmó el portavoz.

«Pero algunos de los alumnos hablaron con sus padres sobre el libro y la discusión. Y algunas familias llamaron entonces al distrito, enfadadas porque el libro se había compartido con sus hijos sin permiso», se lee en The Salt Lake Tribune.

De acuerdo con el periódico, «no es la primera vez que hay preocupación por la existencia de libros LGBTQ en las escuelas de Utah. En 2012, un libro ilustrado sobre una pareja de lesbianas que cría a un niño fue retirado de los estantes de las bibliotecas de las escuelas primarias en el condado de Davis después de que un grupo de padres allí planteó objeciones».

Y el distrito Escolar de Murray está llevando su respuesta más allá de esos dos casos puntuales, «revisando ahora toda la literatura de su programa de “paquetes de libros de equidad”, aunque “Call Me Max” no forma parte de esa iniciativa y no está en ninguna de las bibliotecas del distrito», apuntó el medio de Salt Lake.

Perry, el portavoz, explicó que el objetivo es examinar todos los libros para ver si alguno es similar a «Call Me Max» en el tema o podría causar preocupación a los padres.

“Call me Max”, el libro que generó la controversia en Utah.

En The Salt Lake Tribune se lee que, «aunque incluye a la comunidad LGBTQ, el programa de libros de equidad en general se centra más en abordar la raza y el racismo y en presentar a los estudiantes más autores de color. Y la decisión de suspenderlo coincide con el inicio del Mes de la Historia Negra».

Pero el portavoz Perry dijo que esto era mera coincidencia y que, en realidad, la escuela respeta el Mes de la Historia Negra.

Esta medida, según The Salt Lake Tribune, «también se produce después de que una escuela Montessori separada en North Ogden permitiera a los padres “optar por no participar” en el plan de estudios en torno al Mes de la Historia Negra, pero más tarde revirtió esa decisión después de enfrentar el rechazo de la comunidad».

Lo cierto es que, de igual forma, los distritos escolares no sacarán lecturas de autores de color. O al menos eso dijo Perry, quien comentó «que muchos libros de autores negros y sobre personas de color seguirán estando disponibles para que los profesores y los niños los lean, incluyendo “Of Thee I Sing” del ex presidente Barack Obama, así como libros ilustrados sobre Rosa Parks y Frederick Douglas»s.

Algunos de ellos también aparecen en las listas del paquete de libros de equidad y permanecerán en las estanterías incluso con el programa suspendido temporalmente, añadió Perry. No se retirará nada hasta que se complete la revisión.

«Todo lo que hay en nuestras bibliotecas puede ser utilizado por los profesores en este momento, incluidos muchos libros que están en el programa de paquetes», espetó Perry. «De hecho, el programa de paquetes no es en absoluto una lista exhaustiva de libros sobre la equidad. Nuestras bibliotecas tienen muchos otros».

Un programa «diversificador»

Este programa de paquetes de libros sobre la equidad comenzó en otoño. Por ello, las escuelas primarias reciben un ejemplar de los 38 libros de la lista del distrito. La lista, de acuerdo con el medio anteriormente citado, «fue elaborada por Vanessa Jobe, subdirectora de la escuela primaria Horizon, donde se inició el programa».

Este programa «incluye obras de diversos autores, como Ibram Kendi, y sobre diversos temas, como lo que significa crecer en una familia latina o vivir con una discapacidad. Su objetivo es animar a los educadores a incorporar las historias a sus clases», se lee en el artículo del Salt Lake Tribune.

Los libros, en teoría, están divididos por niveles de grado, con alumnos de segundo grado, por ejemplo, leyendo «Ohana significa familia» y alumnos de quinto grado leyendo «Este libro es antirracista».

Pero hay dos libros de la lista relacionados directamente con la comunidad LGBTQ. El periódico apuntó que «Uno de ellos es para alumnos de quinto grado y trata sobre el trabajo de Harvey Milk, uno de los primeros funcionarios electos abiertamente homosexuales de Estados Unidos. El otro es para alumnos de sexto grado y se titula “Rainbow Revolutionaries: 50 personas LGBTQ+ que hicieron historia”».

Utah, muy diferente a California

Es curioso porque, en Utah, la situación es diametralmente opuesta a lo que ocurre en Distritos de California.

Por ejemplo, en diciembre El American reportó que, para el Distrito Escolar Unificado de San Francisco, el presidente Abraham Lincoln no fue lo suficientemente antirracista y, por ende, se decidió cambiar el nombre de la Secundaria Abraham Lincoln.

«El movimiento “reivindicador” por el “pasado racista” de los Estados Unidos está siendo impulsado por el Distrito Escolar Unificado de San Francisco. Sus acciones pasan por armar un “comité de renombramiento” que está decidiendo cambiar el nombre de muchas instituciones del estado por temas raciales. Uno de los centros educativos que renombrarán será la Escuela Secundaria “Abraham Lincoln” porque, según el comité, el hombre que abolió la esclavitud no demostró mucha importancia por las personas negras», se lee en aquella pieza.

«En total, son 44 de las 125 escuelas del Distrito Escolar Unificado de San Francisco las que serán rebautizadas en un esfuerzo gigante por formar parte del proceso nacional de “justicia racial”, impulsados en gran parte por movimientos progresistas y de izquierda como “Black Lives Matter”, adoptados por muchos medios de comunicación masivos y por personalidades políticas demócratas», se detalló en el artículo.

Por lo visto, en Utah están, todavía, muy lejos de aceptar las posturas que se toman en distritos dominados mayormente por voces y autoridades progresistas.

Al menos, se están atendiendo los llamados y quejas de los padres, situación muy diferente a California.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Cuomo El American

Votantes reprueban encubrimiento de Cuomo por las muertes en hogares de ancianos

Next Article
gates, cambio climatico, hipocresia

Hipocresía: Bill Gates admite que tiene una de las huellas de efecto invernadero más grandes del planeta

Related Posts
Total
0
Share