fbpx
Saltar al contenido

Países Bajos ordena cierre de oficinas ilegales chinas, Biden en cambio, se mantiene silente

deuda estudiantil

Read in English

Países Bajos exigió el cierre de dos oficinas ilegales de la policía china en ese país mientras que Joe Biden no ha cerrado una comisaría ilegal que el régimen asiático estaría usando para perseguir a sus ciudadanos.

El pasado miércoles 2 de noviembre, el ministro holandés de Relaciones Exteriores, Wopke Hoekstra, publicó en Twitter que el ministerio informó al embajador chino que las estaciones deben cerrar de inmediato.

Recientemente, se conoció, gracias a un informe de la ONG de derechos humanos Safeguard Defenders, que China había establecido al menos 38 “estaciones de servicio” de la policía china en docenas de países de los cinco continentes, entre ellos una oficina en New York.

En el caso de Países Bajos, según explica Hoekstra, China no ha solicitado permiso para la instalación de ninguna de las estaciones. En el caso de Estados Unidos, Biden ha preferido el silencio y no hacer mención de la oficina ilegal.

China ha asegurado que las estaciones de servicio son para “ayudar” a sus ciudadanos que necesitan acceder a la plataforma para renovar sus licencias de conducir y recibir exámenes físicos”. Sin embargo, especialistas aseguran que dichas oficinas pueden fungir como centros de espionaje y sabotaje contra los países donde operan.

China: oficinas ilegales de doble función

De acuerdo con el informe de la ONG, estas estaciones de servicio policial se establecen principalmente para realizar una serie de tareas aparentemente administrativas, para ayudar a los chinos en el extranjero, pero también tienen un propósito mucho más siniestro y totalmente ilegal que sería rastrear y perseguir objetivos.

Frank Gaffney, presidente ejecutivo del Centro para Políticas de Seguridad con sede en Washington, ha afirmado que las oficinas chinas pueden ejercer funciones de espionaje, reclutamiento, operaciones de influencia, sabotaje o subversión.

Gaffney dijo que cree que la operación probablemente sea contraria a las leyes americanas dado que no existe un acuerdo de reciprocidad para permitir que el FBI opere en China.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Deja una respuesta

Total
1
Share