fbpx
Pandemia, El American

Continúa pandemia de muertes de militares en Cuba

Se profundiza la creencia de que el aparato de contrainteligencia del régimen castrista puede haber visto fantasmas de una revolución de palacio

[Read in English]

“Otro más que muerde el polvo” (“Another One Bites the Dust“), es un éxito musical de 1980, popularizado por la legendaria banda de rock británica, Queen. Al decir “morder el polvo”, se puede suponer lo que se quiere decir. El sábado 25 de septiembre murió otro militar de alto rango de las fuerzas militares comunistas cubanas. Ahora murió el coronel Eladio Julián Fernández Cívico, según informó el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) y recogió la prensa estatal. Esto constituye la decimotercera muerte de miembros importantes de las instituciones armadas del régimen castrista desde el levantamiento cubano del 11 de julio. La pandemia militar cubana continúa.

El Covid ha golpeado fuertemente a Cuba. Este mal exportado por China ha estado haciendo mella en la Isla desde principios de 2020. El domingo 26 de septiembre, el Ministerio de Salud Pública del régimen castrista informó de 6,673 nuevos casos de Covid. Esto elevaría el total a 854,167 casos infectados, de los cuales 7,227 han resultado en muertes, según las cifras del gobierno marxista (no las más confiables).

Los cubanos de a pie viven en un estado constante de crisis existencial. La búsqueda de elementos básicos de subsistencia, condición sintomática atribuible a más de seis décadas de socialismo, produce escasez masiva de alimentos y productos básicos elementales. La posibilidad de adquirir los escasos artículos requiere horas de estar de pie, cuerpo a sudoroso cuerpo, en largas y revueltas colas frente a las tiendas estatales agotadas. Sobrevivir en Cuba para la mayoría de los cubanos, en otras palabras, es un caldo de cultivo del Covid.

Los trece militares muertos, sin embargo, no son ciudadanos corrientes. Pertenecen a un grupo de élite encapsulado, el MINFAR y el Ministerio del Interior (MININT), que viven con reglas especiales y disfrutan de comodidades inimaginables. Para estos habilitadores de la tiranía marxista-leninista, la exposición a las condiciones de proclividad de Covid es muy reducida.   

El flujo constante de muertes dentro de los rangos más relevantes de las fuerzas militares, de la policía política y de la Inteligencia del comunismo cubano levanta grandes sospechas. El momento de estas muertes de individuos que han servido lealmente al despotismo comunista profundiza la creencia de que el aparato de contrainteligencia del régimen castrista puede haber visto fantasmas de una revolución de palacio, real o imaginaria. El punto distintivo de Milovan Djilas que diferenciaba a los regímenes totalitarios comunistas de los autoritarios no comunistas, era la visión que tenían respectivamente de la oposición. El excomunista yugoslavo y escritor del formidable libro La nueva clase: Un análisis del sistema comunista (1957) afirmaba que en las dictaduras comunistas el enemigo no son sólo sus enemigos reales, sino también los potenciales.

Fernández Cívico fue director de GeoCuba, S.A., una de las más de cincuenta empresas dirigidas por militares del holding estatal-conglomerado, Grupo de Administración Empresarial, S.A. (GAESA). El castrocomunismo inició el esquema militar/empresarial en la década de 1980 con su programa de “Perfeccionamiento Empresarial” (PE). Buscando fomentar la productividad en la economía cubana haciendo que las Fuerzas Armadas gestionaran sus asuntos económicos y las empresas estatales (SOE). El proyecto PE era una forma de cooptar aún más a los militares en el sistema dictatorial. Algunos creen que ha sido un movimiento estratégico para evitar golpes de Estado. Curiosamente, China comunista también entregó a sus militares el primer grupo importante de empresas públicas que experimentaron con el “socialismo con características chinas” (modelo China) en 1978.  

Como jefe de GeoCuba, Fernández Cívico supervisó las áreas de cartografía, sistemas de información geográfica, servicios de ingeniería geológica, levantamientos marinos, cartografía topográfica, artes gráficas y estudios ambientales del régimen castrista. La relación relevante con GAESA fue el servicio de GeoCuba en el negocio de la concesión y arrendamiento de tierras a entidades extranjeras, que se alinea con el sector turístico, así como con las áreas de la minería, la agricultura y los bienes raíces. Como cofundador del Partido Comunista de Cuba y galardonado con el premio “Héroe del Trabajo” del gobierno socialista, Fernández Cívico era una figura con mucha autoridad. Como miembro prominente de la clase militar/empresarial exclusiva del castrismo, se encontraba en el escalón social más alto, a excepción de los miembros inmediatos de la familia Castro. 

Sí, el Covid puede golpear a cualquiera. También, a la larga todas las personas se morirán. Sin embargo, solo en el último mes, es muy extraño que cinco oficiales militares de alto rango hayan muerto por el virus del Laboratorio Wuhan, específicamente y que otros ocho hayan muerto por otras causas, según ha informado la dictadura comunista sin realizar ni una sola autopsia. Y, como en Cuba no hay libertad de prensa, las preguntas de los medios de comunicación o las investigaciones periodísticas pueden descartarse.     

Hay dos denominadores comunes conocidos con el enigmático fallecimiento de estos trece individuos pujantes dentro de la estructura de poder comunista cubana. Uno es que cada uno de los militares de alto nivel fallecidos tenía la capacidad de comandar o facilitar con otros, el movimiento de tropas armadas. El otro factor es que todo esto ocurrió después de las manifestaciones masivas del 11 de julio y la posterior represión. Lo más probable es que Fernández Cívico no sea el último militar importante en morir. 

La tan premiada canción de Queen, no fue original al referirse a la noción de “morder el polvo”. El Salmo 72:9 del Antiguo Testamento en la versión bíblica King James (1611) dice: “Los que habitan en el desierto se inclinarán ante Él, y sus enemigos lamerán el polvo” [cursiva añadida]. La comprensión de “lamer” y “morder” es similar en ambos contextos. La referencia bíblica es clara en cuanto a que los enemigos de Dios serían derrotados. La proximidad obvia del castrocomunismo con el mal, no deja duda de con quién están los que luchan por la libertad de Cuba. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
venezuela

El índice total de pobreza en Venezuela es de 94.2%, según estudio

Next Article
informe federal, El American

Primer informe federal del PIB de Puerto Rico refleja aumento en la actividad económica

Related Posts
Total
66
Share