fbpx
Saltar al contenido

Partidarios de la libre elección educativa ganan en las midterms de 2022

"Contra la cultura woke": El Daily Wire anuncia un proyecto de contenido para niños

Read in English

Por Jason Bedrick

Los partidarios de dar a los padres la posibilidad de elegir en materia de educación deberían sentirse alentados por el resultado de las midterms. Los estados que apostaron por las políticas de elección educativa en los dos últimos años reeligieron por abrumadora mayoría a los responsables políticos que las hicieron realidad.

Los opositores a la libre elección educativa han afirmado durante mucho tiempo que las políticas de libre elección eran políticamente impopulares. A pesar de que las encuestas mostraban un alto nivel de apoyo público, los opositores, como los sindicatos de profesores, estaban mejor organizados y bien financiados. Cuando amenazaban a los políticos con las consecuencias electorales de apoyar las políticas de elección, eso era a menudo suficiente para empujar a los indecisos a votar en contra de dar a las familias la posibilidad de elegir la educación.

Pero la lección de las elecciones intermedias para los legisladores inclinados a apoyar la elección de la educación es clara: ¡No tengan miedo!

En 2021, Virginia Occidental promulgó las Becas Hope, que son cuentas de ahorro para la educación K-12 que las familias pueden utilizar para la matrícula de la escuela privada, la tutoría, los libros de texto, los cursos en línea, la terapia para necesidades especiales y mucho más. Las Becas Hope están disponibles para todos los estudiantes de Virginia Occidental que se cambien de escuela pública o que ingresen al jardín de infancia, lo que la convierte en la política de elección de educación más amplia en el momento en que se promulgó.

El proyecto de ley se aprobó sin el apoyo de un solo demócrata en ninguna de las dos cámaras legislativas, mientras que los republicanos se mostraron abrumadoramente a favor. Si los opositores a la elección educativa tenían razón, los republicanos deberían haber sufrido en las urnas en Virginia Occidental. En cambio, los republicanos ampliaron sus mayorías en ambas cámaras, ganando al menos seis escaños en el Senado estatal y nueve en la Cámara de Representantes del estado, con cinco contiendas aún por decidir en el momento de escribir este artículo.

Además, en las elecciones primarias de este año, tres de los diez tránsfugas republicanos con primarias disputadas perdieron sus elecciones. El apoyo a la posibilidad de elegir la educación se está convirtiendo en una prueba decisiva.

New Hampshire aprobó la segunda política de elección educativa más amplia en 2021, con cerca de un tercio de los estudiantes de K-12 elegibles para las llamadas Education Freedom Accounts. El gobernador Chris Sununu las convirtió en ley y fue reelegido para un cuarto mandato de dos años por un amplio margen (57% a 42%) en un año en el que los demócratas ganaron la reelección en las elecciones al Senado y al Congreso.

Aunque todavía se están contando los votos en las elecciones legislativas, el Partido Republicano está preparado para mantener su control sobre ambas cámaras de la legislatura de New Hampshire.

Varios estados también ampliaron significativamente sus políticas de elección educativa existentes en 2021, incluyendo Florida, Indiana, Ohio y Oklahoma. Los cuatro mantuvieron triunfos republicanos, con la mayoría ganando escaños legislativos, mientras que los tres con elecciones a gobernador vieron a sus gobernadores republicanos reelegidos de forma abrumadora.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, hizo de la elección de la educación un asunto prioritario, firmando la legislación para ampliar la elegibilidad de las políticas de elección de Florida a más de dos tercios de los estudiantes y presumiendo de que el Sunshine State es “líder en la elección educativa”. Tiene razón. El informe inaugural de la Fundación Heritage sobre la libertad de educación clasificó a Florida como el número 1 en general y el número 3 en cuanto a la posibilidad de elección educativa. Ganó la reelección por un margen de 59% a 40% y el GOP ganó escaños en ambas cámaras legislativas.

El apoyo a la elección educativa en Pensilvania es más bipartidista que en la mayoría de los estados. En 2021, la legislatura de Pensilvania aprobó el proyecto de ley 381 del Senado para ampliar el crédito fiscal para la mejora de la educación, que proporciona becas a los estudiantes de familias con ingresos bajos y medios. Aunque los seis senadores estatales que se opusieron eran demócratas, también lo fueron una docena de los 41 senadores que votaron a favor. Del mismo modo, aunque los 47 votos en contra del proyecto de ley en la Cámara estatal eran demócratas, también lo fueron 43 de los 154 votos a favor. La ley fue firmada por el gobernador Tom Wolf, demócrata.

El sucesor de Wolf, el gobernador electo Josh Shapiro, causó sensación a principios de este año cuando apoyó las becas Lifeline, una política similar a las cuentas de ahorro para la educación K-12 en otros 10 estados, aunque limitada a los estudiantes asignados a las escuelas públicas de bajo rendimiento. Shapiro será uno de los dos gobernadores demócratas que apoyan abiertamente la elección de la educación, junto con el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, que ganó la reelección este año tras cambiar su anterior oposición a la política de becas de crédito fiscal de su estado.

En 2022, Arizona arrebató la corona de la elección educativa a Virginia Occidental al ampliar su política de cuentas de ahorro para la educación a todos los niños, convirtiéndola en la primera política de elección verdaderamente universal del país. Ahora las familias de todos los estudiantes de K-12 de Arizona son elegibles para recibir una Empowerment Scholarship Account (ESA) por valor de unos 7.000 dólares para elegir los entornos de aprendizaje que mejor funcionen para sus hijos. Desde que los legisladores ampliaron la elegibilidad de la ESA, más de 25.000 estudiantes se han inscrito para obtener una cuenta.

A diferencia de lo ocurrido en Pensilvania, la votación en Arizona siguió la línea de los partidos. Aunque Arizona todavía está contando los votos, el GOP parece dispuesto a mantener su triplete. Además, un intento por parte de los opositores a la elección de remitir la ampliación de la ESA a la papeleta electoral no consiguió reunir suficientes firmas debido a los heroicos esfuerzos de las familias que apoyan la elección educativa.

A medida que la elección de la educación se hace más accesible a más familias, los responsables políticos se están dando cuenta de que no tiene por qué ser una cuestión partidista. Más bien, la elección de la educación se considera ahora, con razón, no como una causa demócrata frente a una republicana, sino como algo orientado a los padres frente a los intereses particulares. Y, como acaban de demostrar las midterms de 2022, los que se pusieron del lado de los padres salieron ganando en sus elecciones.


Este artículo forma parte de un acuerdo entre El American y The Heritage Foundation.

Total
2
Share