fbpx
Libertad Monetaria, El American

El Partido Comunista chino, contra la libertad monetaria al reiterar su oposición a las “criptos”

China está amenazando la libertad de ahorro y circulación de capitales, así como reforzando las invasiones a la privacidad

[Read in English]

Somos conscientes de que el esquema político-económico que se aplica en China dista mucho de tener una economía de libre mercado, donde los derechos negativos y naturales de propiedad se respeten.

Pero no por ello hemos de abstenernos de insistir en ciertas reafirmaciones del Partido Comunista chino (sí, insisto en aludir al partido ya que este actúa como “partido único” y está sobrerrepresentado, más allá de los poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo).

Lo que se va a denunciar por medio del presente artículo, a fin de cuentas, podría considerarse como una drástica represión de la libertad monetaria que uno siente cuando escapa al dinero fiduciario y estatal tal y como lo conoce. 

Una violación de la «propiedad de las personas»

La Asociación Nacional de Finanzas en Internet de China, la Asociación de Banca de China y la Asociación de Pagos y Transparencia de China publicaron, el pasado martes, un comunicado conjunto en el que, según se informa en el portal Coindesk, se reiteraban en los vetos ya declarados en 2013 y 2017.

Prohíben las transacciones con criptodivisas descentralizadas (nada que ver con su aspiración del “yuan digital”) así como las llamadas Initial Coin Offering (ICO), que son, explicándolo amenamente, convocatorias de respaldo de nuevas cryptos por parte de inversores que las respaldarían a cambio de una cantidad de dinero concreta.

Estas convocatorias, que en verdad son ofertas iniciales, se asemejan a los lanzamientos de empresas a bolsas de valores mediante “anuncio público”. En función del valor dinerario final acumulado, podría considerarse si mantener a flote estos nuevos proyectos (las compras de “token” definen un valor, subjetiva y espontáneamente).

Dicho esto, cabe indicar que, según estas instituciones, habría una “volatilidad preocupante” que estaría fomentando la “especulación” (en verdad, quizá haya que interpretar como tal los fenómenos de expolio fiscal y creación artificial de dinero por parte de la inflacionaria banca central). Por ende, he aquí el “pretexto”.

¿Respeta China la propiedad privada y la libertad financiera?

De acuerdo con la edición 2020 del Índice de Libertad Económica que elabora The Heritage Foundation, los niveles de libertad financiera y de inversión son eminentemente bajos (de hecho, a medias, habría habido una bajada con respecto al ejercicio anterior de evaluación), con indicadores propios de un régimen represor.

Estos niveles serían veinte puntos más bajos que a comienzos de siglo (en el año 2000). Y sí, para aclarar, estos indicadores miden el impacto de la regulación estatal sobre servicios financieros, las facilidades de desarrollo y generación de capital de mercado y el grado de intervención en la banca y ciertas firmas de estos sectores.

De hecho, se pueden ver las inversiones tienen niveles más estables y cuasi constantes en estos últimos diez años que hace una veintena de datos aproximadamente, según apunta Mihai Macovei en un artículo para el Mises Institute. En ese texto, se incide en la necesidad de reducir considerablemente la presión burocrática.

La forma del “yuan digital” no sería ninguna sorpresa

Nada de lo anterior ha de resultar sorprendente. No tendría mucho sentido que un régimen totalitario, que no favorece tampoco la libertad de empresa, sino el control aliado de empresas y la monitorización ciudadana, se diese vía libre a tecnología con un paradigma altamente distribuido y descentralizado.

La digitalización de los medios de cambio de los bancos centrales facilitará el control de movimientos y actividades de la sociedad (individuos, familias, comunidades, empresas) por parte de los Estados modernos. Por cierto, vemos aquí una enésima oportunidad para el auge del Big Data (mayor volumen de datos a procesar).

Pero es que la moneda de la tiranía China tendría mayor sofisticación en lo concerniente a la Inteligencia Artificial. Hablamos de un monedero digital que registrará toda la información biométrica del usuario, siendo esta indispensable para realizar cualquier operación económica.

La empresa encargada de esto sería Chutian Dragon (en colaboración con IDEX Biometrics), una empresa de titularidad estatal que centra parte de sus actividades en la fabricación de tarjetas inteligentes.

Al mismo tiempo, cabe indicar que se espera tenerla lista cuando se celebren los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022. Con lo cual, una vez dicho lo anterior, tengamos en cuenta que, en efecto, con ciertas reiteraciones, China está amenazando la libertad de ahorro y circulación de capitales, así como reforzando las invasiones a la privacidad. De hecho, nada extraño sería esto, dada su sofisticación en Big Data e Inteligencia Artificial para fomentar el estatismo policial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Israel y Palestina, El American

Israel y Palestina, de vuelta a la eterna guerra

Next Article
DeSantis, Nikki Fried, dictador comunista

El gobernador DeSantis firmó el paquete de reducción de impuestos de Florida

Related Posts
Total
0
Share