fbpx

El American Libre: simbiosis entre el Partido Demócrata y la burocracia permanente

El American Libre: simbiosis entre el Partido Demócrata y la burocracia permanente

Pablo Kleinman analiza las designaciones políticas partidistas que alimentan la gigantesca burocracia americana y sus vínculos con la progresía demócrata

El Gobierno federal es una gigante burocracia con cerca de 1,300 designados políticos aprobados por el Senado. Idealmente, estos designados serían expertos idóneos para asumir sus puestos, pero a menudo ocurre lo contrario. En este primer episodio de las segunda temporada de El American Libre, Pablo Kleinman nos analiza las designaciones políticas partidistas del llamado deep state americano.

El análisis de Kleinman comienza con el ejemplo del abogado y político Javier Becerra, quien hoy está al frente del United States Department of Health and Human Servicese (HHS), pese a no contar con formación médica o científica de ningún tipo.

Kleinman arguye que los nombramientos políticos se realizan “por todo tipo de otras razones”, pero su verdadero objetivo es la política: “ejercer el control político sobre la burocracia profesional para que no se convierta en una cuarta rama del Gobierno, no elegida y todopoderosa”.

Otro buen ejemplo blandido por Kleinman es el de Pete Buttigieg, secretario de Transporte de la administración Biden-Harris, quien tomó una licencia de paternidad por dos meses mientras el país atravesaba el inicio del “peor colapso que se recuerde” de la cadena de suministros.

El American Libre: simbiosis entre el Partido Demócrata y la burocracia permanente
Pete Buttigieg, secretario de Transporte. (Flirck)

“¿Estaba Buttigieg enfermo, intensamente dedicado quizás a resolver esta gravísima situación?”, se pregunta Kleinman. “El secretario Buttigieg podría fácilmente tomarse 3 años más de licencia si así lo deseara porque su gente, la burocracia no electa, está controlándolo todo”.

Burocracia en piloto automático

A través de un proceso de evolución convergente que se remonta a décadas, el Partido Demócrata domina la burocracia federal en una relación de conveniencia: mientras los burócratas se pliegan a los valores progresistas de la izquierda demócrata, los demócratas se han atado inseparablemente a los intereses de la clase burócrata de Washington.

“Las mismas fuerzas que permiten al Partido Demócrata dejar la burocracia en piloto automático determinan que una administración republicana nunca podría esperar el mismo tipo de cooperación”, explica Kleinman.

La ideología izquierdista de la burocracia americana significa que cualquier presidencia republicana siempre será un gobierno dividido asimétricamente.

Como dijo Hannah Arendt: “La burocracia es la forma de gobierno en la que todo el mundo está privado de sus libertades políticas, porque el dominio de nadie no es la ausencia de dominio. Cuando todos carecen igualmente de poder, tenemos una tiranía sin tirano”.

No se pierda las entregas de esta nueva temporada de El American Libre con Pablo Kleinman. Puede acceder a todos los episodios en nuestro canal de YouTube. No olvide seguirnos en nuestras redes sociales para mantenerse informado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
La inflación devora la recuperación económica de Estados Unidos

La inflación devora la recuperación económica de Estados Unidos

Next Article
aborto puerto rico

Puerto Rico: proponen prohibir aborto tras detectarse latido cardíaco

Related Posts
Total
2
Share