fbpx
gallup-poll-shows-gop-disadvantage

El Partido Republicano se sitúa por detrás de los demócratas en cuanto a afiliación partidista, según Gallup

Es probable que el Partido Demócrata utilice estas cifras para impulsar partes importantes de su programa progresista

[Read in English]

Gallup publicó el miércoles su informe trimestral sobre la afiliación partidista en Estados Unidos, mostrando que el Partido Republicano está por detrás de los demócratas en cuanto a afiliación partidista.

La encuesta, realizada entre enero y marzo y en la que participaron 3,960 adultos en edad de votar y residentes en todo el país, mostró que el 49 % de los americanos se consideran demócratas, o independientes que se inclinan por el Partido Demócrata, mientras que sólo el 40 % de los encuestados dijo lo mismo sobre el Partido Republicano.

Esta brecha representa la mayor diferencia entre ambos partidos desde el último trimestre de 2012, en plena campaña de reelección de Obama. Sin embargo, no es el punto más bajo que ha experimentado el Partido Republicano en los últimos veinte años, ya que el GOP tuvo los peores números durante los dos últimos años de la presidencia de George W. Bush.

La encuesta de Gallup se realizó durante los dos primeros meses de la presidencia de Biden, mostrando buenas cifras para su “período de luna de miel” (EFE)

Es probable que los demócratas celebren estas cifras, sobre todo si se unen a los números positivos que Joe Biden está teniendo durante sus primeros meses como presidente, también conocido como el “período de luna de miel”, con un 53.3 % de los americanos que aprueban su desempeño laboral, frente a un 39.7 % que lo desaprueban, según FiveThirtyEight. El expresidente Trump nunca tuvo ese “período de luna de miel”.

Es probable que la Casa Blanca de Biden utilice este favorable entorno político para seguir impulsando sus preferidas medidas políticas a través de su estrecha mayoría en el Congreso (Infraestructuras, Control de Armas, Inmigración, Reforma del Voto, etc.), mientras que también pregona los exitosos datos de vacunación y la popularidad del proyecto de ley de alivio por COVID como forma de presionar la narrativa política a su favor.

Sin embargo, Biden y sus colegas del partido no deberían asumir que esta ventaja en las encuestas les asegura el éxito electoral, ya que los demócratas han mantenido constantemente una ventaja sobre el GOP en esta medida durante las últimas dos décadas, pero aun así han perdido muchas elecciones presidenciales y legislativas.

Según el sondeo de Gallup, el GOP está por detrás de los demócratas, pero la historia muestra algunos caminos para la recuperación republicana

Sin embargo, hay otra serie de datos que no pintan un escenario tan desalentador para los republicanos. Cuando se pregunta entre republicanos, demócratas e independientes (quitando las opciones de inclinación) el GOP está sólo un 5 % por detrás del Partido Demócrata. Sin embargo, incluso en estos datos los republicanos están teniendo los números más bajos (25 %) desde también 2012.

Estos resultados podrían no ser tan útiles como los que incluyen la opción republicana o demócrata, ya que las personas que apoyan a un partido tienden a clasificarse como independientes cuando se les quita la oportunidad de clasificarse como partidarios moderados de su partido preferido.

Esto puede observarse claramente en los datos, ya que el número de independientes aumenta del 11 % con la opción de inclinación republicana/demócrata a un enorme 44 % cuando sólo se les da la opción de ser demócratas, republicanos o independientes.

Sin embargo, el Partido Republicano tiene tiempo para recuperarse, ya que las elecciones de mitad de mandato se celebrarán dentro de dos años. Los republicanos también se encontraron en una posición similar a principios de 2009, cuando la mayoría de los estadounidenses se clasificaron como demócratas o de tendencia demócrata durante el primer año de la presidencia de Obama.

Proyecto Cassandra, Hezbollah, DEA
El Partido Republicano estaba en una situación similar antes, cuando Obama llegó al poder y consiguió una victoria aplastante dos años después (EFE)

Sin embargo, los republicanos consiguieron salir de ese agujero y obtuvieron una destacada mayoría en las elecciones de mitad de mandato de 2010, capturando la mayoría de la Cámara de Representantes y arrebatando 6 escaños del Senado a los demócratas en unas elecciones históricas. Los republicanos también estaban en desventaja en los meses previos a las elecciones del 2016, y todos sabemos cómo terminó esa votación.

Otro factor que los republicanos podrían mirar con cierto optimismo es la retirada de Trump (que dejó la presidencia con altas cifras de impopularidad) de la conversación pública diaria y el ascenso de nuevos líderes que podrían ayudar a los números del partido en el futuro.

Ya en 2010 los republicanos aprovecharon la desaprobación general de la gestión de la Gran Recesión por parte de la presidencia de Obama, y la impopularidad de la ley Obamacare. ¿Funcionará el mismo guión para las elecciones intermedias de 2022 y la presidencia de Biden? Sólo el tiempo lo dirá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Estado de derecho, El American

Las turbas, el Estado de derecho y el caso Chauvin

Next Article
Roberta Jacobson deja su cargo como "zar de la frontera" en medio de una crisis migratoria, El American

Roberta Jacobson deja su cargo como "zar de la frontera" en medio de una crisis migratoria

Related Posts
Total
0
Share