fbpx
Saltar al contenido

El peor fracaso en política exterior de la historia reciente de los Estados Unidos

El peor fracaso en política exterior de la historia reciente de los Estados Unidos, EFE

Read in English

Ha transcurrido un año desde la desastrosa retirada de Biden de Afganistán. El mundo entero vio cómo 13 militares estadounidenses fueron asesinados, víctimas de un ataque terrorista. Vimos a los talibanes apoderarse de armas, municiones y suministros que quedaron atrás en medio de una fallida operación de retirada. La evacuación de la embajada en Kabul ocurrió exactamente como Biden había dicho que no sucedería, con helicópteros estadounidenses aerotransportando personas desde el mismo techo del edificio. En el aeropuerto de Kabul, afganos desesperados intentaban aferrarse, a riesgo de sus propias vidas, a cualquier avión de bandera estadounidense que saliera del país.

Biden dejó a cientos de ciudadanos estadounidenses y aliados nuestros varados detrás de las líneas enemigas, incluso después de que prometiera que no habría una retirada total hasta que todos los nuestros hubieran sido evacuados. Fue toda una cadena de mentiras, y como resultado de su desastrosa retirada, Biden dejó a merced de los talibanes a los aliados afganos de Estados Unidos, miles de ellos, que arriesgaron sus vidas para ayudar a nuestro pueblo, se encontraron cara a cara con la muerte, la tortura y la incertidumbre. Casi de inmediato, los líderes talibanes comenzaron a atacar a los afganos que ayudaban a Estados Unidos ejecutándolos en las calles y obligando a las mujeres a convertirse en “esposas” de los combatientes talibanes.

Los talibanes conmemoraron el primer aniversario de su toma de Afganistán con celebraciones y desfiles, mientras los niños pedían limosna en las calles y las mujeres se escondían en sus casas. Biden ni siquiera se molestó en hacer una declaración, en cambio, estaba de vacaciones. Como resultado de la retirada fallida de Biden de Afganistán, esa nación asiática viene de mal en peor. Desde la caída de Kabul, Afganistán ha caído en un profundo colapso económico con una tasa de pobreza del 70 por ciento. En febrero, la Casa Blanca admitió que la toma del poder de los talibanes en el país empeoró una “situación económica ya frágil.” Casi 19 millones de afganos se enfrentan a un hambre “que amenaza la vida” y hasta 6 millones se enfrentan a “condiciones cercanas a la hambruna”. Algunos informes muestran que más de 120,000 niños han sido vendidos desde que los talibanes tomaron Kabul.

La situación de los cristianos en Afganistán se ha vuelto “cada vez más peligrosa,” ya que muchos se ven ahora obligados a practicar su fe en la clandestinidad. La mayoría de los cristianos en Afganistán son convertidos del islam y, si son descubiertos, enfrentan una muerte casi segura. Los talibanes han estado llevando a cabo asesinatos selectivos de cristianos que se encuentran usando el transporte público, así como ejecutando a cualquiera que se encuentre con el software de la Biblia instalado en sus teléfonos celulares.

Biden decidió ignorar por completo el primer aniversario de su desastrosa retirada, pero no por eso el pueblo afgano ha dejado de enfrentarse a la discriminación, la violencia y la muerte bajo el régimen talibán. Las restricciones a la vida diaria y la libertad están controladas por los talibanes, y combatientes armados pueden presentarse anunciados en las casas de las personas para saquearlas a punta de rifle y registrar sus teléfonos en los puntos de control de la ciudad. Las mujeres están sufriendo una vez más bajo el régimen talibán. No hay acceso a la educación ni al empleo para muchas mujeres, y los talibanes cerraron indefinidamente las escuelas secundarias para niñas. Ahora se requiere que las mujeres estén cubiertas de pies a cabeza en público. Los talibanes han prohibido que las niñas practiquen deportes. Las mujeres no pueden viajar largas distancias sin un pariente varón acompañándolas. Ha habido informes de numerosas desapariciones y violencia contra mujeres activistas.

Es por estas razones que la desastrosa retirada de Biden de Afganistán ha sido catalogada como el peor fracaso en política exterior de la historia reciente de los Estados Unidos.

Jaime Florez is the Hispanic Communications Director - Republican National Committe. Public Relations, Public Affairs, Communications, and Marketing Executive with extensive experience in politics, international trade, publishing, and mass media // Jaime Florez es Director de Comunicaciones Hispanas - Comité Nacional Republicano. Ejecutivo de Relaciones Públicas, Asuntos Públicos, Comunicaciones y Marketing con amplia experiencia en política, comercio internacional, publicaciones y medios de comunicación.

Deja una respuesta

Total
3
Share