fbpx
Perspectiva

Perspectiva mundial 2021

[Read in English]

Siempre cuando se inicia un nuevo ciclo, un nuevo año, lo habitual es intentar avizorar lo lo que nos depara la realidad de cara a los nuevos días.

Justamente eso es lo que aspiraremos hacer aquí en estas breves líneas, sólo que nos detendremos –como de costumbre- en la dinámica política mundial, donde el eje de este año estará en torno a la pandemia y la vacunación, donde una vez más la OMS luce desprestigiada tras afirmar que la vacuna china “Sinovac” tenía una efectividad de 78 %, desmentido por el prestigioso instituto Butantan de Brasil, cuyo estudio reveló que tiene una efectividad general de apenas 50,38 %.

Comenzaremos por Asia, donde básicamente la tensión se concentra en dos polos: el de Corea de Norte nuevamente luego que jamás hubo un alcance de acuerdo concreto y con plazos definidos sobre armas de destrucción masiva, así como su relación hostil con su hermana del sur.

Por otra parte, y tal vez la más importe, el nuevo papel de la China comunista de Xi Jinping, no sólo con las escaramuzas con la India por un longevo conflicto limítrofe, sino por su denodado y evidente cambio de timón en su política exterior que pasó de la pasividad y discreción a su aspiración como potencia hegemónica mundial.

Allí quedan aún temas no resueltos, como el verdadero origen de la actual pandemia, la misteriosa ausencia del virus en ciudades como Pekín y Shangai, polo político y económico de China, respectivamente. Además, de su diplomacia de mascarillas, su robustecimiento económico respecto a los demás países del mundo durante la pandémica y más aún en los tiempos post-pandemia (si es que algún día llega), el control de órganos de la diplomacia mundial como la OMS y su penetración en ámbitos extra-regionales, como Estados Unidos y América Latina.

Por otra parte, el Oriente Medio continuará con crisis locales aún no resueltas como Siria, Libia y Yemen, además del longevo papel de potencia chacal que nos tiene acostumbrado el régimen teocrático de Irán, también con puntuales intervenciones en Latinoamérica, concretamente con Venezuela. Finalmente, la histórica conflictividad Israel y sus vecinos árabes, luce más apaciguada luego de los sendos acuerdos de paz que logró la administración de Trump, paz a la que se llegó sin el uso de fuerza.

En cuanto a Europa, la región plantea cambios notables, la continuidad de la coyuntura Brexit, parcialmente acordada y puesta ya en marcha a finales del año 2020. Más enfrentará la salida de la veterana y globalista Canciller alemana Angela Merkel, lo cual, sin duda representará un cambio significativo para la conducción de la Unión Europea y finalmente una España bajo una fuerte polarización política entre el Gobierno Sánchez-Iglesias y los factores democráticos como libertarios de Santiago Abascal y su partido Vox, confrontación que veremos continuará este año con más fuerza.

En las Américas, básicamente se mantendrá no sólo en tensión sino en conflictividad, pues, en USA, la polarización no terminó con la cuestionada victoria electoral de Biden, contrariamente la guerra republicanos y demócratas observada en el asalto al congreso por infiltrados de ANTIFA, la obcecación de Pelosi por destituir a Trump sabiendo que el tiempo no se lo permitiría, y, en las calles, el choque entre los partidarios de Trump y los progresistas y demócratas continuará.

Más hacia el sur, la ya bastante dilatada crisis venezolana se mantiene sin salida, más cuando el presidente Guaidó, además de verse involucrado directamente en casos de corrupción como ocurrió con Paraguay, también perdió el reconocimiento de la UE, seguramente hará lo mismo la nueva administración de Washington, con lo cual, pasará al olvido y más con pena que con gloria.

Cerramos con Argentina, país que en apenas un año el presidente Fernández ya ha dado pasos agigantados para homologarse a la abyecta y oprobiosa pauperización de la sociedad y un Brasil en una bomba de tiempo, luego que la galopante inflación, reducción de los puestos de trabajo y los medios progresistas manipulan las informaciones para alentar un rechazo al Gobierno conservador de Bolsonaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Socialismo

El socialismo americano no es la socialdemocracia europea

Next Article
Donald Trump - El American

Trump en su despedida de la Casa Blanca: "Estaremos de vuelta de algún modo"

Related Posts
Total
0
Share