fbpx
Saltar al contenido

Política de cero covid-19 limita el crecimiento de la economía de China

Política de cero covid-19

Available: English

La política de cero Covid-19 está afectando las perspectivas de crecimiento de China vertiginosamente, algunos economistas han incluso recurrido a la palabra “recesión” para referirse al futuro de la segunda economía más grande del mundo.

Para ser estrictos, una recesión se refiere a dos periodos continuos de contracción económica, por lo que China técnicamente no estaría en una, y su Gobierno tiene la posibilidad de expandir el gasto público en formas que las democracias occidentales no podrían, por lo que un decrecimiento económico en el gigante asiático todavía está por verse.

Sin embargo, las continuas cuarentenas están cobrando factura a la economía china, muchos jóvenes estudiantes no encuentran un empleo estable, la confianza de las empresas ha caído, mientras que las importaciones han descendido precipitadamente.

Según los números oficiales el desempleo juvenil afecta al 16 % de esta población, y el número de personas empleadas en pequeños y medianos negocios ha caído un 30 %, dando muestra del debilitamiento de algunos sectores de la economía en el país asiático.

Muchos jovenes en China se encuentran con problema para encontrar trabajo. (EFE)
Muchos jovenes en China se encuentran con problema para encontrar trabajo. (EFE)

La producción en China se ve limitada por la política de cero covid-19

Los números de producción manufacturera de China muestran que por segundo mes consecutivo han caído, marcando su punto más bajo desde el comienzo de la pandemia en 2020. En algunas ciudades como Shanghái, donde la política de cero covid-19 ha sido más estricta, la producción industrial ha caído de forma aun más precipitada.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Algunas provincias preocupadas por la severidad de las cuarentenas en Shanghái, han comenzado a realizar cuarentenas localizadas o a limitar el movimiento de sus ciudadanos para evitar un brote de nuevos casos de covid-19 en sus prefecturas.

La política de cero covid-19 también está causando verdaderos dolores de cabeza en la logística del país. Flotas de camiones enteras han sido paradas hasta que las autoridades se aseguran que sus conductores no tengan sintomas de Covid-19.

En consecuencia, fábricas que han podido operar a pesar del covid-19, han tenido que parar su producción de todas formas ante la escasez de materiales que no llegan por los embrollos en las propias cadenas de suministro.

La política de cero Cero-19 ha afectado severamente la movilidad y en consecuencia el consumo y el transporte de suministros a lo largo de China. (EFE)
La política de cero covid-19 ha afectado severamente la movilidad y en consecuencia el consumo y el transporte de suministros a lo largo de China. (EFE)

Aunque los oficiales chinos mantienen la meta de que la economía crecerá un 5.5 % durante el 2022, la meta se ve cada vez más difusa con la aplicación de políticas de cero tolerancia con la covid-19.

Cualquier ralentización en el crecimiento de China será sentido globalmente, pues privaría al mundo de una fuente barata de bienes de consumo, en un momento donde los Gobiernos palean por controlar la inflación rampante y la guerra en Ucrania limita la provisión de commodities como el trigo, petróleo, gas o el acero.

Industrias claves como la manufactura de semiconductores, o microchips, se han visto afectadas por las constantes cuarentenas. Por primera vez desde 2019, la producción de semiconductores en China ha caído un 4.9 %.

Las fábricas de semiconductores, varias ubicadas en Shanghái, han tenido que lidiar no solo con las cuarentenas, sino con los diversos controles de tráfico que afectan la llegada de componentes para fabricar los preciados microchips, necesarios para el funcionamiento de cualquier aparato electrónico en el presente.

Aunque el crecimiento de China continua siendo relativamente alto en comparación a otras economías emergentes, el Fondo Monetario Internacional ya recortó las perspectivas de crecimiento del gigante asiático al 4.4 %.

Total
0
Share