fbpx
Abraham Lincoln, El American

¿Por qué BLM odia a Abraham Lincoln?

¿Cómo es posible que la persona más responsable de acabar con la esclavitud al ganar la Guerra Civil sea odiada por Black Lives Matter?

[Read in English]

Este 12 de febrero se cumple el 213.º aniversario del nacimiento de Abraham Lincoln. El decimosexto presidente está considerado por los historiadores, los politólogos y el público americano como el mejor de los 45 presidentes de Estados Unidos.

Según una encuesta nacional de YouGovAmerica de julio de 2021, el Gran Emancipador encabeza la lista con un 80 % de aprobación favorable (8 de cada 10 personas preguntadas). Wikipedia publica una colección de 23 encuestas diferentes, realizadas en distintos periodos de tiempo, tanto de variantes de opinión académica como popular. Analizado comparativamente, es concluyente que Lincoln es “generalmente considerado el mejor presidente”. ¿Cómo es posible que la persona más responsable de acabar con la esclavitud al ganar la Guerra Civil sea odiada por Black Lives Matter (BLM)?

El derribo y vandalismo de las estatuas de Lincoln en Portland, Boston, San Francisco y Chicago (entre otros lugares), fueron objetivos de la insurrección marxista que comenzó tras la muerte de George Floyd en mayo de 2020. La rabia de BLM y la de su compañero de armas comunista, Antifa, fueron manifestaciones ideológicas de odio contra, no solo Lincoln, sino la propia república americana. En ese sentido, el Gran Emancipador tiene la mayor responsabilidad al salvar la nación.

La furia que el grupo militante marxista negro (BLM) tiene por Lincoln, aunque es desconcertante en un enfoque superficial del movimiento, cuando se tiene en cuenta la Teoría Crítica de la Raza (TCR), la ideología que guía a BLM, se cristaliza su innato antiamericano, liberticida y ultraizquierdista.    

Lincoln consideraba que su misión era alinear a los Estados Unidos con su credo fundacional. La secesión del Sur le brindó la oportunidad. La cuestión de la esclavitud, a pesar de ser mayoritariamente delegada a nivel regional, era un defecto que obstaculizaba moralmente a la República. George Washington, John Adams, Alexander Hamilton y Benjamin Franklin, todos ellos Padres Fundadores, expresaron su oposición a esta brutal institución. En 1804, todos los estados del norte habían abolido la esclavitud. La trata de esclavos africanos fue prohibida por el Congreso en 1808. Aunque contenida legalmente, seguía siendo una incoherencia de principios fundamental de Estados Unidos.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Al invocar la Ley Natural en su postura contra los males de la esclavitud, el primer presidente republicano (Lincoln) ponía los principios filosóficos y epistemológicos del excepcionalismo americano en consonancia con la historia. Lincoln no pedía cambios sistémicos. De hecho, su intransigencia contra la secesión del Sur se basaba precisamente en la preservación de la Unión. En otras palabras, buscaba mantener el sistema completo, pero sin el elemento perverso de la esclavitud para una parte de la población. A pesar de la necesidad de ir a la guerra y buscar una victoria sin concesiones, la insistencia de Lincoln en preservar la República fue gradualista.

El enfoque basado en la reforma para remediar los pecados del pasado, era congruente con la metodología defendida y utilizada por el movimiento de los derechos civiles de la década de 1960. Martin Luther King hizo eco del subrayado de Lincoln sobre la verdad inherente americana sobre los derechos naturales y la alineación histórica de la nación. King, al igual que Lincoln, nunca abogó por un derrocamiento sistémico. El objetivo de BLM, en cambio, se opone antitéticamente a ambos y sí busca la deconstrucción revolucionaria del país.  

El desmantelamiento integral de Estados Unidos que pretende el movimiento marxista instalaría un modelo que Lincoln detestaba. El socialismo, hay que recordarlo, estaba teniendo un auge entre los sectores intelectuales en la época del Gran Emancipador. La Primera Internacional se celebró durante la presidencia de Lincoln. Jean-Jacques Rousseau, François-Noel Babeuf, Claude-Henri Saint-Simon, Robert Owen y Pierre-Joseph Proudhon fueron solo algunos de los socialistas que precedieron al 16.º presidente. La dictadura jacobina de dos años en Francia, que estableció el primer estado socialista de facto, había terminado 66 años antes de que Lincoln fuera elegido presidente.   



El delirante esquema que es el socialismo no podía ser algo que escapara a la atención intelectual de Lincoln. El más grande presidente de Estados Unidos creía en el capitalismo, la iniciativa individual y la importancia de la responsabilidad. El marxismo identitario de BLM, que es de lo que trata la TCR, es exactamente lo contrario de lo que abrazaba Lincoln. La apelación a las virtudes del trabajo duro, el talante ético y la dependencia hacia un orden trascendental eran todas marcas registradas de Lincoln. Estas virtudes también son componentes intrínsecos del americanismo. 

Puede decirse que Lincoln es quizás la figura pública más formidable que simboliza a la república americana. Aunque no formaba parte de ese distinguido grupo que fundó la nación, puso remedio a su mayor imperfección, marcó el rumbo de la reconciliación nacional y alineó firmemente su brújula moral con la práctica. Teniendo en cuenta el magnánimo papel que la providencia otorgó a Lincoln, es natural que grupos sediciosos como BLM deseen derribar su estatuto, falsificar la historia e intentar degradar su legado. A quien realmente odian y persiguen es a Estados Unidos.     

Previous Article
El estelar Super Bowl marca la agenda deportiva para el fin de semana

El American Sports: El estelar Super Bowl marca la agenda deportiva para el fin de semana

Next Article
Qué es un NFT, El American

¿Qué es un NFT y por qué algunos valen tanto dinero?

Related Posts
Total
41
Share