fbpx
Saltar al contenido

¿Por qué está Ana Navarro en la televisión? Gritar y quejarse es todo lo que hace

Available: English

[Read in English]

TODOS RECORDAMOS cómo la comentarista Ana Navarro, quien por cierto es supuestamente republicana, fue objeto de burlas el mes pasado en Twitter después de que tuvo un colapso mental en TV cuando usó a su hermano discapacitado y a su nietastra (que tiene síndrome de Down) como ejemplos de por qué el aborto debe de ser permitido.

Ese video (y otros comentarios que han hecho tendencia a Navarro) hacen que uno se pregunte ¿por qué está Ana Navarro en la televisión? ¿Qué hace exactamente? ¿Cuál es su talento y qué atributos ofrece al público americano? Cada vez que escuchamos sobre ella es porque está despotricando de Trump, de los republicanos, oh, y de sus madres también.

Navarro no ofrece ningún análisis o comentario que haga reflexionar sobre ningún tema. No ayuda, según lo que veo, a promover ideas conservadoras.

Cuando no está actuando abiertamente de forma emocional, le grita a quienquiera que debate y ofrece un comportamiento infantil, como limarse las uñas durante un debate de CNN sobre la seguridad fronteriza con Steve Cortés.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Su biografía en Wikipedia dice que trabajó para varios funcionarios republicanos (incluidos Jeb Bush y John McCain)… Ha respaldado abiertamente a los demócratas, incluido, espere, el infame Andrew Gillum. En un artículo de opinión de CNN, Navarro dijo que le gustaba Gillum porque, a diferencia de DeSantis, ofrecía un “mensaje inspirador de unidad y un futuro más brillante”. Ya sabemos que Gillum ama la unidad, llegando incluso a organizar fiestas en hoteles llenas de metanfetamina con un prostituto masculino.

Esta es la verdad: Ana Navarro es solo un peón para CNN. Ella es la típica republicana que odia a Trump y se alinea con las críticas de izquierda al Partido Republicano y al trumpismo; todo en un esfuerzo por presentarse como moral o intelectualmente superior. Ella es la original “republicana” anti-Trump. Una RINO (republicano solo de nombre) que no ofrece más que comentarios políticos mediocres. Similar a Alyssa Farah quien, como informé la semana pasada, de repente tuvo un despertar anti-Trump después de las elecciones de 2020. ¿Es un despertar moral o una trama en búsqueda de fama? Ustedes sabrán la respuesta.

En un artículo sobre Caitlyn Jenner, la trans republicana, escribí que las noticias por cable usan personalidades, particularmente minorías, tanto para generar rumores como para perpetuar un tema de conversación política. Caitlyn Jenner es la portavoz contra la teoría de género de Fox News. Del mismo modo, Candance Owens se opone a BLM. Esto también es cierto para Ana Navarro. Ella es la republicana latina anti-Trump de los principales medios de comunicación, quien sin Trump probablemente estaría desempleada y ciertamente no estaría en la televisión.

Tanto Navarro como Farah, sin su retórica anti-Trump, no serían nadie. Probablemente trabajarían en alguna organización de izquierda sin fines de lucro que aboga por el aborto de bebés con necesidades especiales. Al igual que CNN y MSNBC, Navarro aumentó su perfil y estatus al ofrecer puntos de conversación hostiles y no originales contra Trump, e independientemente de cuánto dinero le paguen por estar en la televisión, puede agradecer tanto a Trump como a sus quejas y peleas por todo.

Luis Cornelio is the English Editor-in-Chief at El American. After graduating cum laude from the Colin Powell School for Civil and Global Leadership, he went on to intern at the Heritage Foundation. Most recently he served on President Donald Trump's re-election campaign, writing research articles on topics including law and order, immigration, and the Supreme Court. He also currently works as the Director of Communications for Got Freedom and researcher for the election integrity watchdog Amistad Project. A Dominican-American, he was granted U.S. citizenship in February 2020.
// Luis Cornelio es el English Editor-in-Chief de El American. Después de graduarse cum laude de la Escuela Colin Powell de Liderazgo Civil y Global, pasó a ser pasante de la Heritage Foundation. Recientemente, participó en la campaña de reelección del presidente Donald Trump escribiendo artículos de investigación sobre temas como la ley y el orden, la inmigración y la Corte Suprema. Actualmente trabaja como director de Comunicaciones de Got Freedom y es investigador para el grupo de integridad electoral, el Amistad Project. Un dominicano-americano, se le otorgó la ciudadanía americana en febrero de 2020.

Total
0
Share