fbpx

Presidente Biden, no escuche a Guaidó

La desafortunada política exterior se enfrenta a un nuevo reto ante el complicado escenario político de Venezuela

En declaraciones recientes a Bloomberg, Juan Guaidó —quien en 2019 llegó a consolidar el reconocimiento de 60 países como presidente interino de Venezuela— ha sugerido que Estados Unidos debe “aliviar” las sanciones que pesan sobre el régimen narcoterrorista de Nicolás Maduro, a fin de que el tirano venezolano —de origen colombiano— vuelva a la mesa de diálogo instaurada en México con la venia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).
 
El pronunciamiento de Guaidó se dio después de que el Consejo Nacional Electoral chavista saboteara el intento de activar un referéndum revocatorio para sacar a Maduro del poder por una vía —teóricamente— democrática. Ello no ocurrirá, y la “oposición venezolana” parece haber recibido la noticia con gran serenidad.
 
Retroceder en la política de sanciones en contra de la dictadura venezolana —iniciada por Barack Obama en 2015 y reforzada por Donald Trump durante su administración— enviaría un mensaje sumamente peligroso a los dictadores y líderes autoritarios de América Latina: “resistan, que con un poco de paciencia los dejaremos tranquilos”.
 
Ese es un lujo que el presidente Biden no puede darse en un continente que está siendo amenazado como nunca por regímenes autoritarios. Los más cruentos: Cuba, Nicaragua y Venezuela.
 
Guaidó contó con el reconocimiento de una buena parte del mundo libre cuando se alzó valientemente contra el régimen de Maduro. Sin embargo, desaprovechó su oportunidad histórica y se sometió a los poderes colaboracionistas que sostienen a la dictadura. El exdiputado ha perdido autoridad para hablar en nombre de los venezolanos, y escuchar sus espurias peticiones para premiar a los chavistas sería otro error imperdonable en la decepcionante política exterior de la administración Biden-Harris.
 
Mientras miles de venezolanos cruzan la frontera sur de Estados Unidos después de haber atravesado medio continente en busca de libertad, el peor mensaje que podría enviarles Biden es un alivio al tirano que los expulsó de su país.

Previous Article
Laboristas instan a los diputados conservadores a destituir a Boris Johnson por fiestas en Downing Street

Laboristas instan a los diputados conservadores a destituir a Boris Johnson por fiestas en Downing Street

Next Article

Biden debe designar a los rebeldes hutíes de Yemen organización terrorista extranjera

Related Posts
Total
1
Share