fbpx
Russiagate, trump

Los problemas legales que podrían dañar el futuro político de Trump

Esta decisión es sólo el comienzo de lo que muy probablemente será una polémica y extensa guerra legal librada entre Trump y algunos investigadores estatales y federales. Una lucha que será de increíble significación para el futuro del GOP, el movimiento conservador y el país

[Read in English]

La semana pasada, la Corte Suprema de Estados Unidos asestó un duro golpe a las perspectivas de Trump en sus desafíos legales posteriores a la presidencia, ya que bloqueó una petición de última hora del equipo legal del expresidente para no permitir la entrega de sus declaraciones de impuestos a los fiscales del estado de Nueva York que están investigando la supuesta implicación de Trump en casos de fraude bancario y de seguros.

Los investigadores neoyorquinos están investigando los negocios financieros de muchos de los edificios de Trump (incluida la torre Trump, según el Wall Street Journal) en la isla de Manhattan. El expresidente pudo evitar esas pesquisas mientras estaba en el cargo ya que era inmune a la investigación judicial, sin embargo, como Trump ya no es presidente eso ya no es así.

La oficina del expresidente condenó ese mismo día la decisión del tribunal, diciendo que “nunca deberían haber permitido que esta ‘expedición’ continuase” y se refirió a la investigación como la “mayor Caza de Brujas política de la historia de nuestro país”, y dijo que era una persecución dirigida y organizada por el gobernador Andrew Cuomo.

Esta decisión es sólo el comienzo de lo que muy probablemente será una polémica y extensa guerra legal librada entre Trump y algunos investigadores estatales y federales. Una lucha que será muy importante para el futuro del GOP, el movimiento conservador y el país.

Trump - tax returns - el american
El expresidente deberá hacer públicas sus declaraciones de impuestos (Flickr)

¿Sobrevirirá Trump a sus retos legales?

Donald Trump querrá tener un papel importante en el futuro inmediato del Partido Republicano, una contienda de la que parece salir airoso, ya que sigue siendo muy popular entre las bases del GOP, como demuestran los estruendosos aplausos que recibió durante la CPAC. Sin embargo, además de sus obstáculos políticos inmediatos, el mayor obstáculo de Trump en su post presidencia son las investigaciones judiciales (tanto federales como a nivel estatal) que están en curso o en proyecto en estos momentos.

El expresidente tiene una buena mano para derrotar al establishment, que parece querer relegarlo dentro del partido, sin embargo, su lucha contra varias investigaciones sería mucho más dura para él y podría afectar fuertemente su futuro, tanto político como legal.

Trump se enfrenta a varios problemas legales. Además del mencionado caso de Nueva York, también se enfrenta a una posible investigación sobre su papel en los disturbios del Capitolio, una investigación oficial en Georgia sobre la polémica llamada telefónica que Trump hizo al secretario de Estado, una demanda en pausa que acusa a Trump de beneficiarse ilegalmente de la inauguración de 2017, entre muchas otras posibles investigaciones o demandas en el futuro.

El problema con estos líos legales es doble: primero, podría poner en peligro el panorama legal del expresidente, que ya no está blindado por la inmunidad ejecutiva. En segundo lugar, restará mucho tiempo y oxígeno al equipo de Trump, lo que posiblemente tenga algún efecto perjudicial para su posible candidatura en 2024. Además, cualquier batalla legal prolongada o incluso las acusaciones contra Trump podrían dañar su posición ante el público estadounidense en general e incluso a la marca Trump en su conjunto.

Especialmente preocupantes son las repercusiones políticas a las que podría enfrentarse el país si alguna de estas investigaciones trae alguna consecuencia penal o legal de peso para el expresidente. Cualquier acusación penal que se presente contra él será seguramente muy controvertida y seguramente será vista como ilegítima o políticamente motivada por una parte importante de la población.

Por supuesto, no sabemos cómo acabarán estos problemas judiciales y legales para Trump, puede que sea capaz de vencer o resolver satisfactoriamente estos casos en los tribunales. Sin embargo, será un dolor de cabeza para él lidiar con esto, mientras traza su camino para mejorar su posición política dentro del GOP. Además, su prohibición permanente de Twitter le dificultará, al menos a corto plazo, la comunicación directa con el público y probablemente enturbiará sus intentos de gestionar la narrativa mediática a su alrededor.

El futuro del expresidente sigue siendo incierto. ¿Será capaz de vencer todos estos desafíos legales y salir políticamente indemne como ha hecho antes? ¿O el peso acumulado de los problemas judiciales a los que se enfrenta hará imposible su regreso en 2024? Los tribunales nos lo harán saber muy pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Vacunación Miami - El American

Miami pone en marcha el primer centro federal de vacunación contra la COVID-19

Next Article
Cuomo

La debacle de Cuomo: de ser el "gobernador estrella" a ser un patán repudiado

Related Posts
Total
0
Share