fbpx
Los progresistas de California declaran la guerra a las matemáticas

Progresistas de California declaran la guerra a las matemáticas

Las autoridades educativas del Golden State buscan aprobar un pensum académico que recomienda a los profesores el criticado documento “Un camino hacia la enseñanza equitativa de las matemáticas: Desmontando el racismo en la enseñanza de las matemáticas”

[Read in English]

El posible próximo plan académico matemático del Golden State está generando profundas preocupaciones, pues los progresistas de California parecen declarar la guerra a las matemáticas.

La Comisión de Calidad Educativa de California está evaluando una propuesta de marco curricular que regiría las clases de matemáticas en las escuelas públicas del estado. La propuesta recomienda utilizar a los profesores el polémico programa “Un camino hacia la enseñanza equitativa de las matemáticas: Desmontando el racismo en la enseñanza de las matemáticas”.

«Un camino hacia la instrucción de matemáticas equitativa es un enfoque integrado de las matemáticas que centra a los estudiantes negros, latinos y multilingües en los grados 6-8, aborda las barreras a la equidad matemática y alinea la instrucción con los estándares de prioridad de nivel de grado», se lee en el parte del programa.

«The Pathway ofrece orientación y recursos para que los educadores los utilicen ahora mientras planifican su plan de estudios, al tiempo que ofrece oportunidades para la autorreflexión continua mientras buscan desarrollar una práctica matemática antirracista. Los “pasos” del kit de herramientas sirven como múltiples rampas para los educadores mientras navegan por el viaje individual y colectivo de la equidad a la lucha contra el racismo».

El programa está financiado en parte por The Bill & Melinda Gates Foundation que busca combatir el “racismo institucional” en las clases de matemática.

En un paper de 82 páginas de Pathway se lee que el objetivo de este programa no solo es «desmantelar el racismo en la enseñanza de las matemáticas», sino también involucrar «el giro sociopolítico en todos los aspectos de la educación, incluidas las matemáticas».  

Progresista California, Guerra, Matemáticas
Un dado de 120 caras en las as Reuniones Conjuntas de Matemáticas organizadas en Estados Unidos (EFE)

El esquema es criticado por académicos y profesores de matemáticas porque refuta la esencia objetiva de las matemáticas, reduce la meritocracia escolar y no busca resolver los problemas de aprendizaje que tienen algunos estudiantes para el área académica correspondiente.

Las críticas no escuchadas por los progresistas de California

Sergiu Klainerman, profesor matemático en Princeton, escribió una opinión publicada en la plataforma Substack de la escritora Bari Weiss llamada «Common Sense with Bari Weiss».

«Los intentos de “deconstruir” las matemáticas, negar su objetividad, acusarlas de prejuicios raciales e infundirlas con ideología política se han vuelto cada vez más comunes, tal vez incluso en la escuela primaria de su hijo».

Escribió el profesor Klainerman en marzo.

El profesor criticó al movimiento woke americano y a los progresistas de intentar enmarcar la ciencia como formas de hegemonía blanca: «La ideología woke, por otro lado, trata tanto la ciencia como las matemáticas como construcciones sociales y condena la forma en que se practican, en la investigación y la enseñanza, como manifestaciones de supremacía blanca, eurocentrismo y poscolonialismo».

Luego de que se supiera que la nueva propuesta académica en California incluye el programa financiado por la fundación de Bill Gates, Williamson M. Evers, director del Centro de Excelencia Educativa del Instituto Independiente y anteriormente subsecretario de Educación de los Estados Unidos, escribió un contundente artículo en el Wall Street Journal.

El señor Evers explica que las autoridades de California pueden provocar que «varias generaciones de estudiantes no sepan calcular los metros cuadrados de un apartamento o la superficie de un campo agrícola».

Además dice que el plan académico es una forma de enseñar propaganda en lugar de matemáticas, pues está mayormente basado en preocupaciones ideológicas-sociales, en lugar de buscar la excelencia académica.

Al exsubsecretario le preocupa, sobre todo, la implementación del programa “Pathway”.

«Este manual afirma que los maestros que abordan los errores de los estudiantes de manera directa es una forma de supremacía blanca. Establece indicadores de la “cultura de la supremacía blanca en el aula de matemáticas”, incluido un enfoque en “obtener la respuesta correcta”, enseñar matemáticas de manera “lineal”, exigir a los estudiantes que “muestren su trabajo” y calificarlos según el conocimiento demostrado de la materia», dice con preocupación Evers.

Las preocupaciones en torno al plan académico no pasan solamente por inducir a los profesores a presentar a las matemáticas como una ciencia no objetiva, sino también por atentar contra la excelencia académica, perjudicando a todos los estudiantes californianos.

Progresistas de California
Alumnos compiten en el concurso de soroban de escuelas americanas en Tokio. (EFE)

Evers de igual forma señala que el marco de estudio está rechazando el objetivo de que los estudiantes cursen en octavo grado Álgebra I, un curso que en las últimas dos décadas ha tenido un buen desempeño con los estudiantes de esa edad.

«Los datos del Departamento de Educación de California muestran que, si bien solo el 16 % de los estudiantes tomaron Álgebra en el octavo grado en 1999, en 2013, el 67 %, (cuatro veces más), lo estaban haciendo. La tasa de éxito, es decir, el porcentaje de estudiantes que obtuvieron una calificación de “competente” o superior, siguieron aumentando incluso cuando la inscripción aumentó drásticamente».

Parte del artículo de Evers.

Además, los principales beneficiados de cursar Álgebra I en octavo grado fueron, justamente, los chicos de minorías étnicas y de recursos más bajos.

Finalmente, en el artículo se explica que «Los estudiantes de Singapur, Corea del Sur y Taiwán dominan el Álgebra Introductoria en octavo grado o incluso antes», por lo que los jóvenes californianos de las escuelas públicas estarían quedando rezagados. Sin contar que muchas de las políticas del Golden State suelen exportarse al resto del país.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
«Bien vale la pena ser opositor»: entrevista a José Daniel Ferrer

«Bien vale la pena ser opositor en Cuba»: entrevista a José Daniel Ferrer

Next Article
big tech, facebook, demandas

Facebook eliminó página cristiana pro-Israel con 77 millones de seguidores

Related Posts
Total
0
Share