fbpx



Progresistas buscan eliminar las ciencias de las escuelas americanas y que los niños aprendan de insurrecciones - El American

Progresistas buscan eliminar las ciencias de las escuelas americanas y que los niños aprendan de insurrecciones

La presidente de United Teachers Los Angeles dijo “está bien que nuestros bebés no hayan aprendido todas las tablas de multiplicar. Aprendieron a resistir. Conocen las palabras insurrección y golpe de Estado”

Una sociedad que no está dispuesta a exigirse constantemente está destinada al fracaso. Anular la competitividad, desestimular el crecimiento personal, arruinar los valores familiares y fortalecer la dependencia y subordinación al Estado por parte de las nuevas generaciones, es la estrategia a seguir por los políticos y activistas progresistas americanos.

Formar una familia en Estados Unidos es hoy un acto de coraje, no es fácil asumir la tarea de criar un hijo sabiendo que en cada escuela intentarán lavarle el cerebro para ponerlo en tu contra. Los niños se han convertido en las nuevas victimas de la guerra cultural que afronta el país, esos tiempos donde los más pequeños de casa permanecían excluidos de los debates políticos se han extinguido, ahora los infantes son acuartelados en las aulas de clases para recibir píldoras ideológicas progresistas, que los enseñan a odiar a América, a rebelarse contra sus padres, y a convertirse en pequeños revolucionarios, antes que aprendan a sumar y restar; y no, esto no es en lo absoluto una teoría de conspiración o una exageración.

Woodrow Wilson Senior High School in El Sereno, East of Los Angeles, California (EFE)

Cecily Myart-Cruz, presidente de United Teachers Los Angeles, dijo a LA Magazine que “está bien que nuestros bebés no hayan aprendido todas las tablas de multiplicar. Aprendieron a resistir. Aprendieron a sobrevivir. Aprendieron a pensar de forma crítica. Saben la diferencia entre un disturbio y una protesta. Conocen las palabras insurrección y golpe de Estado”.

Cecily Myart-Cruz (Twitter)

Las declaraciones de la jefa de la unión de maestros de Los Angeles, Myart-Cruz, no son un hecho aislado, unas semanas atrás la gobernadora progresista de Oregon, Kate Brown, firmó de manera privada un proyecto de ley que elimina el requisito a los estudiantes de secundaria de demostrar ser competentes en lectura, escritura y matemáticas antes de graduarse; es decir, que podrán graduarse de secundaria sin saber leer, escribir o sumar; pero aparentemente si conocen la palabra insurrección tienen los conocimientos suficientes para ir a la universidad.

Según la oficina de Brown esta iniciativa se habría impulsado con el propósito de “beneficiar” a los “estudiantes negros, latinos, indígenas, asiáticos, de las islas del Pacífico, tribales y de color” del estado, con lo cual de cierta forma dan a entender que las personas que no son de raza blanca están incapacitados para ejecutar tareas tan sencillas como sumar o escribir.

oregon - ley - matemáticas
Kate Brown (Archivo)

Con el avance de la teoría critica de la raza, la ideología de género, y la constante demonización de Estados Unidos, también se ha ido limpiando de las escuelas a maestros que rechacen el racismo bajo el cual se intenta enemistar y segregar a negros y blanco en el país.

En Luisiana, por ejemplo, el maestro Jonathan Koeppel fue despedido tras negarse a enseñar la teoría critica de la raza y la ideología de identidad de género.

El maestro que ahora se encuentra preparando una demanda contra el distrito escolar dijo que empezó a darse cuenta “que los niños hablaban de temas políticos que estaban siendo planteados en otras clases por sus maestros”; sus constantes publicaciones en redes sociales y muestras de preocupación sobre el adoctrinamiento escolar lo dejó sin trabajo.

Estadísticas desalentadoras para las ideas de libre mercado

El avance de las ideologías de izquierda en Estados Unidos ha sido arrollador en los últimos años, según un sondeo de YouGov un 70 % de los jóvenes americanos votaría por un socialista, tras años de un constante adoctrinamiento en las escuelas los más jóvenes se sienten más atraídos hacia las ideas de izquierda, mientras que la aprobación o apoyo al capitalismo se ha venido reduciendo drásticamente incluso en los republicanos más jóvenes; y si vamos al ámbito universitario, solo en la facultad de Ciencias y Artes de Harvard el 80 % se considera a sí mismo como “liberal”, mientras que tan solo un 1 % se considera a sí mismo “conservador”.

Harvard University (Flickr)

La supremacía progresista en las aulas de clase es indiscutible, y esto debería preocupar no solo a los padres americanos, sino también a todo aquel que defienda el pluralismo, la democracia y la libertad de expresión, sin importar su tendencia política o ideológica.

La formación de futuros revolucionarios progresistas y parásitos del Estado

No hace falta ser muy inteligente para deducir y comprender que una persona que no posea la habilidad de leer, escribir o sumar y restar, seguramente tendrá un futuro bastante miserable; alguien incapaz de ejecutar tareas tan elementales muy difícilmente podrá encontrar un empleo, crear una empresa, o tener alguna meta o ambición para su vida; a lo único que podrá aspirar una persona a la que desde joven se le enseñó a odiar, a envidiar, a “rebelarse” contra el sistema, y sin ningún tipo de conocimiento o habilidad técnica y/o científica, es a convertirse en un parásito del Estado o a delinquir para sobrevivir.

Lamentablemente durante las últimas décadas se han ido quebrantando diferentes ventanas de Overton para penetrar cada vez más en mentes más débiles y asegurar la sumisión de la población a través del adoctrinamiento infantil; todo Estado, partido, colectivo, político y activista que aboga por el socialismo y la “redistribución de riquezas”, sabe que una población ignorante, sin destrezas, habilidades, y sin poder económico, es y será para siempre una masa influenciable que podrán agitar para dominar sin resistencia una nación.

De no intervenir de forma radical el lavado cerebral al que están siendo expuestos los niños americanos en la actualidad, el cáncer seguirá expandiéndose por las naciones occidentales, entonces se habrán consolidado los Estados totalitarios y verticales en donde los políticos mandan y el pueblo obedece.

Sin educación, formación, valores, disciplina y competencia no hay futuro, ni para nuestros niños, ni para la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Estados Unidos perdió su guerra más larga y el mundo no será igual

Next Article
guías, el american newsroom puerto rico

Salud de Puerto Rico actualizará guías para prevención de COVID-19 en escuelas

Related Posts
Total
0
Share