fbpx

sistema de asilo - usa

En qué consiste la propuesta de Biden que cambiará el sistema de asilo

El Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional proponen que se le permita a los oficiales de inmigración decidir sobre las solicitudes de asilo

La administración de Joe Biden pretende modificar el sistema de asilo otorgando a los oficiales de inmigración el rol de jueces, para que tengan la potestad de aprobar o rechazar a los migrantes ilegales.

El Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional propusieron que ante la acumulación de casos de asilo se le permitiera a los oficiales de inmigración decidir sobre las solicitudes.

El proceso propuesto le daría a los oficiales el poder de aprobar unilateralmente solicitudes de asilo, retención de deportación o reclamos bajo la Convención contra la Tortura. 

Si un oficial rechaza una solicitud, el solicitante puede pedir una revisión administrativa por parte de un juez de inmigración.

“El día de hoy marca un paso adelante en nuestro esfuerzo por hacer que el proceso de asilo sea más justo y más rápido. Esta regla reducirá el número de casos en nuestros tribunales de inmigración y protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia ”, dijo el Procurador General Merrick Garland en un comunicado.

“Las personas que son elegibles recibirán ayuda más rápidamente, mientras que las que no sean elegibles serán expulsados ​​rápidamente. Estamos construyendo un sistema de inmigración que está diseñado para garantizar el debido proceso, respetar la dignidad humana y promover la equidad”, agregó el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas.

Los cambios en el sistema de asilo

El sistema actual establece que los migrantes ilegales deben ser expulsados ​​de los Estados Unidos a menos que soliciten asilo “por temor a ser perseguidos”. Los oficiales de inmigración del DHS determinan si las solicitudes de asilo tienen mérito. Si deciden que no, entonces un juez de inmigración puede revisar la decisión. Si deciden que sí, entonces un juez de inmigración lleva a cabo una audiencia para asegurarse de que el reclamo sea legítimo.

El elevado número de solicitudes y la baja cifra de funcionarios de inmigración y de jueces ha ocasionado una acumulación de 1.3 millones de casos de solicitudes de asilo. La mayoría de los solicitantes deben esperar años antes de que sus pedidos se resuelvan.

La situación se ha visto agravada desde que Biden asumió la Presidencia y puso fin a políticas migratorias de Donald Trump como el programa “Permanecer en México”.

“La conclusión es que si transfieres el asombroso poder de otorgar asilo a los empleados que responden esencialmente a la Casa Blanca, entonces se les ordenará que otorguen asilo a todos los que ingresen”, dijo a The Epoch Times, Todd Bensman, investigador principal de seguridad nacional del Center for Immigration Studies.

Administración Biden admite “situación insostenible”

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, admitió en un audio filtrado que la crisis migratoria es “insostenible”.

Mayorkas, que es el encargado de Joe Biden en materia migratoria dijo que el sistema del gobierno federal no fue diseñado para manejar una afluencia de migrantes como la que Estados Unidos ha visto en los últimos meses. 

El funcionario de Biden finalmente admitió que no se están cumpliendo las leyes migratorias: “Hemos tenido esto antes. Sabemos exactamente cómo cerrarlo. Necesitamos ilegalizar la entrada ilegal”.

Descontrol en la frontera sur

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) denunció recientemente que Estados Unidos deporta a migrantes centroamericanos al sur de México sin evaluar sus solicitudes de asilo. ACNUR expresó este jueves 12 de agosto una profunda preocupación por esta nueva práctica. 

Pero así como la ONG denuncia la expulsión masiva de migrantes, por otro lado se conoció que la administración Biden ha emprendido liberaciones masivas debido a que las estaciones de la Patrulla Fronteriza están completamente “abrumadas”.

En solo cuatro meses la administración Biden-Harris liberó aproximadamente a 50,000 migrantes que cruzaron la frontera ilegalmente a Estados Unidos, y solo el 13 % ha acudido a la Oficina de Inmigración para proceder con sus casos de forma legal.

No tiene precedentes que los agentes liberen a los migrantes sin un aviso oficial para comparecer ante el Tribunal”, reveló un reportaje de Axios que refleja cuán grave es la crisis migratoria en la frontera sur. 

La administración demócrata estaría dejando en manos de los migrantes ilegales decidir si acuden o no a las oficinas para regularizar sus casos. Una situación que deja en evidencia la vulnerabilidad del sistema migratorio de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Estados Unidos congela las cuentas del Gobierno afgano y bloquea envíos de dinero al país

Estados Unidos congela las cuentas del Gobierno afgano y bloquea envíos de dinero al país

Next Article

El Talibán es un grupo terrorista

Related Posts
Total
0
Share