fbpx

Cuba, protestas

El proceso de liberación en Cuba se está desarrollando y es imparable

A pesar de la tibia respuesta del mundo libre y, en concreto, de la administración Biden-Harris, el pueblo cubano está decidido a acabar con el comunismo cubano

[Read in English]

No cabe duda de que la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba (15N) programada para el 15 de noviembre no igualó en número al multitudinario Levantamiento Cubano 2021 del 11 de Julio (11J). Diversos factores contribuyeron a ello. Principalmente, las razones de este impedimento incluyen el draconiano asedio militarizado de Cuba, una mayor represión de los posibles manifestantes, así como el extraño episodio en el que el antiguo líder de Archipiélago, el principal grupo que organizó el evento del 15N, desapareció y luego reapareció misteriosamente en el exilio en Madrid unos días después. Sin embargo, los hechos que rodean el descontento generalizado en la isla apoyan la premisa de que los cubanos se están tomando su lucha cívica por la libertad con más intensidad.

Cuba se ha convertido en un centro de individuos que buscan la libertad en cantidades nunca vistas desde las dos primeras décadas de gobierno comunista. Durante los años 60′ y 70′, la guerra de liberación incluyó desafíos violentos. Desde la década de 1980, el movimiento de derechos humanos, con su estrategia de resistencia pasiva, ha predominado en el curso que busca desbaratar la tiranía marxista-leninista. El año 2021 ha sido testigo de una explosión de la participación de la sociedad cubana en esta búsqueda de la libertad.

El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC), un proyecto de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, informó de 353 protestas en toda la isla en noviembre. De ellas, 79 tuvieron lugar con motivo del 15N. Se trata de una cifra asombrosa teniendo en cuenta que Cuba estaba bajo una barricada literalmente militar y paramilitar. El extraordinario nivel de movilización que el régimen castrista emprendió de sus fuerzas armadas y del aparato político y policial secreto no pudo obstaculizar totalmente las manifestaciones del 15N.   

El OCC señaló que las manifestaciones de descontento por parte de grupos de cubanos en espacios públicos han aumentado sistemáticamente desde septiembre de 2020. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), una ONG en España, concluyó que noviembre contenía el segundo mayor número de protestas en 2021, un año de expresiones sociales masivas que exigen el fin del castrocomunismo. Además, el OCDH ha documentado 1,130 actos represivos ejecutados por el régimen castrista, así como 197 detenciones arbitrarias en el citado mes. Solo el 15N, 485 viviendas de opositores y disidentes fueron bloqueadas, impidiendo su salida o la entrada de cualquier persona. 

La epopeya del 11J puede no haberse duplicado en noviembre. En las guerras, algunas batallas son más grandes que otras. El factor más crítico a tener en cuenta es que el proceso de liberación en Cuba se está desarrollando y es imparable. A pesar de la tibia respuesta del mundo libre y, en concreto, de la administración Biden-Harris, el pueblo cubano está decidido a acabar con el comunismo cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Culture War: “La tercera guerra mundial ya llegó, y es ideológica”

Culture War: “La tercera guerra mundial ya llegó, y es ideológica”

Next Article
inflación

Las estadísticas desmienten al Gobierno: la inflación no será "transitoria"

Related Posts
Total
97
Share