fbpx

Protestas en Colombia

¿Qué hay detrás de las protestas en Colombia? Heritage Foundation y el SFS analizan el tema

“Rusia, China e Irán podrían estar apoyando a quienes quieren que se desestabilice Colombia”

Las protestas en Colombia cumplirán tres meses este 28 de julio. Cientos de colectivos con afiliación a movimientos de izquierda o en contra del Gobierno de Iván Duque han salido a protestar a lo largo y ancho del país. Aunque las manifestaciones han perdido acogida, no parece que estén a punto de acabar.

En una reciente conferencia celebrada por la Heritage Foundation junto con el director ejecutivo del Center for a Secure Free Society (SFS), Joseph Humire, y la profesora del William J. Perry Center for Hemispheric Defense Studies, Celina B. Realuyo, explicaron la posición geoestratégica que ocupa Colombia en Suramérica y las razones por las que el país ha sido tradicionalmente la joya de la corona para los regímenes totalitarios como Cuba y Venezuela.

Joseph Humire, director del Center for a Secure Free Society. (SFS)

En El American conversamos con Humire, quien nos explicó más a fondo la influencia que han tenido actores extranjeros en las protestas en Colombia y cómo el país ha sido víctima de una campaña de desinformación que ha tenido éxito en otros escenarios como las protestas en Chile o el llamado “golpe de Estado” en Bolivia.

Una campaña de desinformación en las protestas en Colombia

Según el SFS, una firma de seguridad digital encontró que durante las protestas en Colombia hubo alrededor de 4,233 cuentas troll divulgando contenido de las protestas provenientes de Bangladesh, 1,500 provenientes de México, 900 en Venezuela y hasta 600 de otros países.

El profesor Humire explica que «básicamente, cualquiera puede utilizar las campañas de desinformación de redes sociales. Por eso ves a Bangladesh haciendo eso, porque es barato hacerlo allí. Por lo tanto, puede hacer granjas de cuentas de troll a muy bajo costo. Las técnicas para crear una cuenta troll no son exclusivas de un grupo determinado».

El director del SFS se pregunta quién puede estar bajo estas campañas de desinformación. ¿Por qué las protestas en Argentina no han tenido la misma repercusión que las colombianas? «Argentina pasa por una situación similar a la de Colombia. Hay una crisis, social, económica y sanitaria, y la popularidad de Alberto Fernández es tan baja como la de Iván Duque, sin embargo, las protestas en Argentina no han recibido la misma difusión en redes», explica Humire.

«Rusia, China e Irán se han vuelto muy buenos en liderar campañas de desinformación y estos actores podrían estar apoyando a quienes quieren que se desestabilice Colombia». Pero ¿quién puede estar bajo la campaña de desinformación? «Muy seguramente aquellos que se beneficiarían más por la inestabilidad en Colombia», responde.

«Si das un paso atrás y miras por un segundo lo que está pasando con Venezuela, el problema de seguridad en la frontera o el intento de asesinato del presidente Duque, ves que hay una estrategia organizada. El régimen de Maduro tiene una estrategia particular sobre cómo van a capturar al Gobierno en Colombia».

Humire

El régimen de Maduro tiene probados nexos con cárteles como las FARC y el ELN en Colombia, e incluso dentro de sus fronteras se refugian elementos de estas organizaciones, que con facilidad se trasladan al territorio colombiano para delinquir. Para Humire, el régimen de Maduro estaría desestabilizando el orden en Colombia a través de estas dos organizaciones delincuenciales.

Las noticias falsas y las protestas en Colombia

Dentro de las campañas de desinformación que ha habido en el contexto de las protestas en Colombia, las protagonistas han sido las fake news.

En redes sociales abundan videos en donde se muestra información incompleta, editada, e incluso de otros países y protestas realizadas en años anteriores que han sido presentados como evidencia para desacreditar a la fuerza pública.

«Hay una realidad en el problema y hay una percepción, si sabes que la realidad está bien, pero lo que importa es la percepción. El desafío que tiene el Gobierno de Duque es principalmente sobre la percepción», dice Humire.

Producto de las protestas varios países y organismos internacionales han condenado la forma de proceder del Gobierno colombiano en las manifestaciones. Para Humire, aunque ha habido casos de abuso de la autoridad que están siendo investigados, el Estado está siendo víctima de una narrativa falsa que se alimenta de verdades a medias.

En Colombia ha predominado una narrativa que demoniza a la Policía y hace ver a los integrantes de la Primera Línea como héroes o revolucionarios en contra de un Estado represor. (EFE)

«Las narrativas falsas a menudo se basan en eventos reales. Si puede transmitir una serie de hechos de este evento, puede crear una narrativa completamente opuesta a la realidad. Las mejores mentiras están hechas de verdad del 90 %», reflexiona Humire.

A esta falsa narrativa también han contribuido actores internacionales, que normalmente ingresan al país bajo el disfraz de misiones humanitarias, no obstante, no son más que agitadores políticos, como fue el caso de la reciente misión humanitaria proveniente de Argentina, conformada por miembros del partido de Gobierno en Argentina, y quien sostuvo reuniones con los organizadores del Paro Nacional.

Según Humire, estos tipos de actores son conocidos como amplificadores; «actores externos que van a un país en específico a apoyar una narrativa. El Gobierno de Argentina estuvo en una campaña en Bolivia vendiendo la narrativa de que Evo Morales fue víctima de un Golpe de Estado. Lo mismo en Colombia. Vienen a Colombia como supuestos actores neutrales, pero su verdadero propósito es legitimar una falsa narrativa de sus aliados en el país».

La Primera Línea

Un factor que intriga a Humire es el surgimiento de los llamados movimientos de Primera Línea a lo largo de Latinoamérica. Se ha visto en Chile, Ecuador y Colombia, y en los tres países comparten una estética similar —como el símbolo de los Rebeldes de Star Wars— y venden la narrativa de jóvenes resistiendo contra un régimen opresor. «Es como una marca de Antifa en Latinoamérica», comenta Humire.

A pesar de las similitudes entre las primeras líneas de los distintos países, Humire destaca la recursividad que tienen los movimientos de Primera Línea colombianos, pues han mostrado ser más duraderos y resilientes que los vistos en Ecuador y Chile.

Para el profesor Humire, la Primera Línea podría contar con financiación con grupos de narcotráfico como las disidencias de las FARC y el ELN. (EFE)

«La diferencia de lo que hemos visto en Colombia es el nivel de sostenibilidad, creo que están obteniendo dinero del narcotráfico. Parece bastante creíble que el ELN y las FARC estén involucrados en financiar esto», comenta el investigador.

El Régimen de Maduro y las protestas en Colombia

Para Humire el régimen de Maduro está provocando o capitalizando las protestas en Colombia, y cuenta con los suficientes nexos en el país como para servir de promotor de las protestas.

«El régimen de Maduro no tiene un ejército para capturar a Colombia, lo que están usando son sus redes ilícitas», comenta Humire. «No dudo de que Gustavo Petro tenga simpatías con el régimen, pero esa es la conexión más obvia. Lo que se tiene que buscar son las conexiones más sutiles, como empresarios, periodistas o personas influyentes en Colombia», añade.

El régimen de Maduro estaría jugando un papel fundamental en la desestabilización de Colombia. (EFE)

«Al final del día todo se resume a que Venezuela tiene a Colombia en su mira desde los tiempos de Hugo Chávez. Están utilizando sus redes ilícitas para debilitar a las instituciones y poner a la gente la una en contra de la otra», explica Humire.

«Lo que sea que suceda en las elecciones del otro año, el régimen de Maduro continuará trabajando para capturar la democracia en Colombia. También tienen miras en Ecuador y Panamá, pues es el espacio geográfico en el que quieren tener influencia, la antigua Gran Colombia», concluye Humire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
mascarillas, El American

«No se basa en la ciencia»: secretaria de prensa de DeSantis señala incoherencias de los CDC

Next Article
Muere el exbaterista de Slipknot Joey Jordison a los 46 años

Muere el exbaterista de Slipknot Joey Jordison a los 46 años

Related Posts
Total
28
Share