fbpx

Psaki dice que es «injusto y absurdo» que las empresas aumenten sus precios a raíz de la suba de impuestos

Psaki dice que es «injusto y absurdo» que las empresas aumenten sus precios a raíz de la suba de impuestos

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca recibió una multitud de críticas en redes sociales por ignorar conceptos de economía básica

[Read in English]

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este martes, 28 de septiembre, que es «injusto y absurdo» que las empresas aumenten sus precios para que los consumidores sean los que mitiguen los efectos del aumento de los impuestos.   

Un reportero le preguntó a Psaki si el presidente Joe Biden tenía en cuenta la suba de los precios como un impacto directo al bolsillo de los contribuyentes menos pudientes, considerando que el mandatario hizo la promesa de que no iba a subirle la carga impositiva a los ciudadanos que ganen menos de 400,000 dólares.

«Quiero preguntarle sobre lo que señalan los republicanos en el análisis del Comité Conjunto de Impuestos. Ellos dicen (…) que más del 16 por ciento de los contribuyentes verían aumentados sus impuestos con el proyecto de ley aprobado por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes», planteó el reportero. «¿Firmará el presidente ese proyecto de ley? (…) ¿O insistirá en los cambios para mantener su compromiso de que los impuestos no subirán para las personas que ganan 400,000 dólares al año?».   

«Obviamente, el compromiso del presidente sigue siendo no subir los impuestos a nadie que gane menos de 400,000 dólares al año», respondió Psaki. «Hay algunos (…) que argumentan que, en el pasado, las empresas han trasladado estos costes a los consumidores (…) Creemos que eso es injusto y absurdo, y el pueblo americano no lo toleraría».

Fuertes reacciones contra Jen Psaki

Las palabras de la funcionaria no pasaron desapercibas y rápidamente causaron repercusión en redes sociales.

«Es de sentido común que las empresas tengan que traspasar los mayores costos de los aumentos de impuestos. Los costos de impuestos más altos perjudican a los trabajadores con menos paga, a los consumidores con precios más altos y a los accionistas con un valor más bajo en sus cuentas de jubilación», respondió en Twitter el conocido think tank, The Heritage Foundation.

«A pesar de sus repetidas promesas (sin verificación de hechos por parte de los principales medios de comunicación), los marcadores oficiales del Congreso han demostrado que sí, los aumentos de impuestos de Biden aumentarán la carga fiscal sobre las familias que se llevan a casa $30,000 por año o más. Mucho menos de los $400,000 que prometió», continuaron explicando desde The Heritage.

«La economía es difícil», se burló en Twitter el representante Dan Crenshaw (R-TX).

«Esto es increíble. Quiero decir, es solo una cosa que sucede. Si un restaurante tiene un margen de ganancia de $9 mil al mes y usted aumenta sus impuestos en $10 mil al mes, ¿cree que el propietario dirá “maldición, tenemos que perder dinero todos los meses”? ¿O crees que subirán los precios?», explicó, por su parte, Jonah Goldberg, editor en jefe de The Dispatch y también columnista en otros medios.

Brad Polumbo, de FEE, le dijo a Psaki que «a la realidad económica no le importa si crees que es mala o no».

Si bien la secretaria de prensa plantea una disyuntiva moral donde ataca a las empresas por «subirle los precios» a los contribuyentes y no asumir ellos sus cargas impositivas, la realidad es que es una dinámica necesaria para mantener la estabilidad económica-empresarial y evitar males mayores como el cierre de empresas o los despidos.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante una rueda de prensa en la Sala de Prensa James S. Brady en la Casa Blanca en Washington, DC, Estados Unidos. (EFE)

Adam A. Millsap, en un artículo para Forbes, explica este fenómeno muy bien: «Es importante recordar que los impuestos de sociedades deben ser pagados por las personas. Cualquier aumento del impuesto de sociedades lo pagarán los accionistas/propietarios, los empleados en forma de salarios más bajos, o los clientes en forma de precios más altos».

«Un estudio de 2016 concluye que los accionistas/propietarios soportan alrededor del 40 % de los impuestos estatales sobre la renta de las empresas, mientras que los empleados soportan entre el 30 y el 35 %. Así que, aunque los aumentos del impuesto de sociedades no recaigan directamente sobre los trabajadores, siguen afectando a los trabajadores indirectamente al reducir sus salarios», explicó Millsap en su columna.

«Hay pruebas fehacientes de que las subidas del impuesto de sociedades provocan peores resultados económicos a nivel estatal. En un momento en que las solicitudes de desempleo siguen siendo elevadas y miles de empresas siguen en modo de supervivencia, parece imprudente aumentar los impuestos de sociedades a nivel federal o estatal».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Estados Unidos, Francia y submarinos nucleares: las claves de un tropiezo diplomático

USA, Francia y submarinos nucleares: claves de un tropiezo diplomático

Next Article
crisis migratoria

Niall Ferguson: “El problema no es la inmigración sino la no asimilación”

Related Posts
Total
1
Share