fbpx
Saltar al contenido

Puerto Rico: Índice de Precios al Consumidor subió 1.4 %

Precios, El American

Contenidos

Available: English

[Read in English]

El Índice de Precios al Consumidor de Puerto Rico (IPC) de abril registró un incremento del 1.4 % en comparación con el mismo mes del 2020, informó el Banco de Desarrollo Económico (BDE) local.

Luis Alemañy, presidente del BDE, detalló en un comunicado de prensa que los mayores crecimientos interanuales del IPC por grupo principal corresponden a las categorías de alimentos y bebidas con 1.4 %; ropa, con 2.1 % y transporte 3 %.

El aumento en el precio de la gasolina, el subgrupo de combustible para motores y otros registró un alza del 9.8 % y el incremento en el subgrupo de transporte público fue del 11.5 %.

"*" señala los campos obligatorios

Should Joe Biden resign?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

«Este informe lo presentamos como parte de los esfuerzos del Centro de Estudios Económicos del BDE para mantener informados a los pequeños y medianos comerciantes, empresarios e inversionistas y así mismo apoyar en cuanto a la toma de decisiones», expresó Alemañy.

Igualmente señaló que las disrupciones en la cadena de distribución de alimentos durante la pandemia han impactado el precio de las carnes frescas, reflejándose así en el subsector de carnes, aves, pescado y huevo, que pertenece a la categoría principal de alimentos y bebidas.

De acuerdo con el informe, el Índice de Precios al Consumidor terminó el 2020 con una caída de 0,5%, siendo la primera vez que la inflación anual se sitúa en terreno negativo desde 2016. Para el cierre de 2017, aumentó en 1.9%; en 2018 se ubicó en 1.1%; y para 2019 cerró en 0.1%.

¿Qué es el Índice de Precios al Consumidor?

El Índice de Precios al Consumidor es un indicador que sirve como herramienta para medir los cambios en los precios que pagan los consumidores por la compra de bienes y servicios.

El comunicado del BDE indicó que con más dinero circulando en la economía y las tasas de interés a niveles tan bajos, sumado a las decisiones financieras, tanto comerciales como individuales pueden incidir positivamente en la economía de la isla.

«No obstante, queda por verse si los empleos que faltan por recuperarse y las limitaciones en ingresos a los individuos que ello supone, y que hacen que se destine más dinero a bienes y servicios esenciales tales como comida, combustible y alojamiento, provocan un aumento a un plazo más largo los precios dentro de dichas categorías», dijo Alemañy.

Total
1
Share