fbpx
Saltar al contenido

Putin se disculpa con Bennett y reduce la tensión con Israel

Putin se disculpa con Bennett, El American

Available: English

[Read in English]

El presidente ruso, Vladimir Putin, se disculpó el jueves por los comentarios hechos por su ministro del Exterior, Sergey Lavrov, que Israel consideró antisemitas.

Lavrov dijo a la televisión italiana, a principios de esta semana, que el origen hebreo del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, no negaba el carácter nazi de su gobierno. 

Además, afirmó que Hitler también tenía sangre judía, un dato que sus biógrafos han descartado. Por último, también comentó que los peores antisemitas en la historia fueron judíos. 

En el diálogo telefónico, Putin también le dijo al primer ministro israelí, Naftalí Bennett, que Rusia estaba lista para brindar un corredor seguro a los civiles de la acería Azovstal, sitiada en el puerto Mariúpol

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Bennett le había pedido este gesto humanitario luego de una conversación con el presidente ucraniano. Pero el Kremlin negó que el ejército ruso estuviera asaltando la planta.

En su comunicado oficial, el Kremlin no mencionó el incidente diplomático provocado por su canciller. Tampoco las declaraciones posteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú. Aunque sí dijo que Putin felicitó a Bennett con motivo del 74.º aniversario de Israel y que las relaciones amistosas continuarán. 

Los dos dirigentes intercambiaron puntos de vista sobre la situación en Ucrania. Israel se ha negado a enviar armamento ofensivo a Kyiv, limitándose a brindar apoyo humanitario.

El Kremlin dijo que el 9 de mayo, día en que Rusia celebra la victoria sobre los nazis, guarda un significado especial para ambos pueblos. Moscú afirmó que respeta la verdad histórica de los hechos y honra la memoria de los caídos, incluidas las víctimas del Holocausto. Más temprano, el jueves, Putin envió una carta al presidente Isaac Herzog, felicitándolo por el Día de la Independencia

“Las relaciones entre los dos países, que se basan en la amistad y el respeto mutuo, seguirán creciendo en beneficio de nuestro pueblo y la seguridad de Oriente Medio”, escribió en la misiva.

Sobre los dichos de Lavrov

El ministro del Exterior israelí, Yair Lapid, había declarado que los comentarios de Lavrov fueron “imperdonables e indignantes, un terrible error histórico. Los judíos no se asesinaron a sí mismos en el Holocausto. El nivel más bajo de racismo contra los judíos es culpar a los propios judíos por el antisemitismo” 

El presidente del Museo del Holocausto (yadvashem.org), Dani Dayan, calificó los comentarios como “absurdos, peligrosos y condenables. Lavrov está propagando la inversión del Holocausto, convirtiendo a las víctimas en criminales sobre la base de promover una afirmación completamente infundada de que Hitler era de ascendencia judía”. (AmbDaniDayan/ref) “Igualmente serio es llamar nazis a los ucranianos en general, y al presidente Zelenski en particular. Esto, entre otras cosas, es una completa distorsión de la historia y una grave afrenta a las víctimas del nazismo”.

Moscú y Jerusalén tienen una relación delicada, ya que ambos poseen intereses militares en Siria. La aviación hebrea incursiona frecuentemente en dicho país. Bombardea bases iraníes y caravanas que transportan armas a Hizbolláh, la organización terrorista que controla el sur libanés. Rusia, con fuerte presencia militar en la zona y sostén del dictador Bashar Al Assad, evita intervenir.

Total
19
Share