fbpx
Rand Paul, El American

¿Qué pasará en el Congreso con la ley de school choice del Sen. Rand Paul?

Esta legislación, presentada por primera vez por el senador Rand Paul en 2020, es un ejemplo más del impulso que los republicanos están dando en todo el país a la creación y expansión de los programas de school choice

[Read in English]

La semana pasada, el senador Rand Paul (R-KY) reintrodujo la Ley de Apoyo a los Niños que Tienen Oportunidades Abiertas para el Aprendizaje (SCHOOL por sus siglas en inglés) en el Senado, el proyecto de ley -que fue acompañado por la legislación presentada en la Cámara por el representante Chip Roy (R-TX)- tiene como objetivo ampliar los programas de school choice en el país, especialmente en el nivel K-12.

Esta legislación, presentada por primera vez por el senador Rand Paul en 2020, es un ejemplo más del impulso que los republicanos están dando en todo el país a la creación y expansión de los programas de school choice.

El director de school choice en la Reason Foundation, Corey DeAngelis, explicó que el proyecto de ley propuesto “reasignaría casi toda la financiación federal existente para la educación K-12 de las instituciones gubernamentales a los estudiantes”, lo que permitiría a las familias y a los estudiantes “cubrir los costes de cualquier gasto educativo aprobado, incluyendo la matrícula y las tasas de las escuelas privadas”. Al dar esta ayuda directamente a los estudiantes, este proyecto de ley comenzaría a “financiar a los estudiantes, en lugar de a los sistemas”.

Sin embargo, DeAngelis también explicó que lo más probable es que el proyecto de ley quede muerto al llegar, ya que ambas cámaras del Congreso están dominadas por el Partido Demócrata, que ha tenido un enfoque tibio para ampliar los programas de elección de escuela en todo el país. No obstante, este proyecto de ley permite hablar, una vez más, de las virtudes de la elección de escuela u otros programas relacionados y pone de manifiesto las contradicciones políticas a las que se enfrentan los demócratas al oponerse a ellos.

school choice - el american
El senador Rand Paul (R-KY) introdujo la ley SCHOOL en el Senado la semana pasada pero es poco probable que los demócratas la apoyen. (Flickr)

La school choice y las minorías

La school choice es una de las discusiones políticas menos discutidas en el ámbito público americano hoy en día y desafía las suposiciones que el público tiene sobre ambos partidos políticos. Muchos programas de elección de escuela en todo el país son muy beneficiosos para los estudiantes de las minorías, por ejemplo, la gran mayoría de los estudiantes que se inscriben en el programa de becas de crédito fiscal de Florida son negros o hispanos (alrededor del 67 %, según los datos de 2020), mientras que también tienen un énfasis en ayudar a las familias de bajos ingresos.

Además, las encuestas muestran que los votantes de las minorías ven con buenos ojos programas similares, como las escuelas charter. Una encuesta realizada en 2019 por el instituto Democrats for Education Reform muestra que existe una importante brecha racial en el apoyo a los programas de escuelas concertadas dentro del Partido Demócrata, siendo sus niveles de apoyo a los programas casi el doble que los de los demócratas blancos. Asimismo otra encuesta realizada por EdChoice en 2019, mostró que el 73 % de los hispanos y el 72 % de los afroamericanos están a favor de los programas de vales escolares.

La elección de escuela no solo permite que los padres y los estudiantes sean quienes decidan su futuro, sino que también ayuda al esquivo objetivo de la “equidad racial” que muchos demócratas persiguen, ya que muchos estudios han demostrado que los programas de elección de escuela realmente aumentan las tasas de integración étnica y racial en el aula. Como nos dijo DeAngelis, la school choice es “una marea creciente que levanta todos los barcos”.

Basándose en estos datos, cabría esperar que el Partido Demócrata fuera un firme defensor de las políticas de elección de escuela a nivel federal y estatal, después de todo, los hispanos y los afroamericanos son dos de los grupos más importantes de los demócratas. Sin embargo, es el Partido Republicano el que ha estado persiguiendo este tipo de políticas, con demócratas como Elizabeth Warren proponiendo “acabar con la financiación federal para la expansión de las escuelas chárter”. Es bastante extraño ver a los progresistas oponerse a una política que es beneficiosa y popular entre las minorías.

school-choice-minorities
Los programas de school choice benefician mayoritariamente a las minorías y la clase trabajadora, por lo cual son altamente populares entre comunidades latinas y afroamericanas (Flickr)

Sindicatos de maestros, school choice y el Partido Demócrata

Los sindicatos de maestros se encuentran entre los críticos más feroces de los programas de vouchers escolares. La Asociación Nacional de Educación (el mayor sindicato de profesores del país) afirmó que los vales escolares están “arraigados en la segregación y el racismo” y que “toman los escasos fondos de las escuelas públicas y dan esos recursos a escuelas privadas que no rinden cuentas”.

Los sindicatos de profesores prestan un gran apoyo al Partido Demócrata, ya que donaron casi 52 millones de dólares durante el ciclo de 2020, y la gran mayoría de esos fondos se dirigieron a los demócratas o a otros grupos liberales. Cuando se comparan las contribuciones directas de los sindicatos de maestros, la proporción es reveladora: el 98 % de la contribución financiera fue para los demócratas en 2020. Además, los miembros de los sindicatos suelen componer casi el 10 % del recuento total de delegados en las convenciones nacionales demócratas.

Los políticos suelen tener que hacer un delicado equilibrio entre el apoyo a las políticas que son muy populares y útiles para el público, pero que podrían perjudicar los intereses de algunos grupos. Es la cuestión de las “facciones” como James Madison explicó elocuentemente en su famoso Federalista nº 10. Muchos argumentarían que el GOP también se ha enfrentado a un problema similar, al abordar algunas políticas de control de armas que son ampliamente populares pero a las que se opone ferozmente la bien organizada NRA, la cuestión de la elección escolar muestra que los demócratas no son inmunes a este problema.

La ampliación de los programas de school choice no sólo es popular entre las minorías y las personas con menores ingresos, sino que también es beneficiosa para las minorías raciales y étnicas. Si los demócratas se comprometen a acabar con la discriminación racial y a garantizar que las personas con mayores necesidades tengan las herramientas necesarias para triunfar, deberían unirse al movimiento de elección de escuela y convencer a los sindicatos de profesores de que apoyen a los estudiantes, no al sistema. Esperemos que lo hagan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Bitcoin

10 % de los cheques del plan de estímulo de Biden irán a Bitcoin

Next Article
Universidad de Columbia, graduaciones, raza, etnia, ingresos

Se acabó la inclusión: Universidad de Columbia divide graduaciones por raza, etnia e ingresos

Related Posts
Total
5
Share