fbpx
Saltar al contenido

¿Qué son los dividendos y cuáles son sus tipos?

Los dividendos tienen diversas ventajas para nuestra economía, pues nos permiten invertir de manera segura y rentable. Por ello es fundamental tener claro de qué se trata y qué tipos de dividendos existen. 

Según la Real Academia Española, dividendo es una «cuota que, al distribuir ganancias una compañía mercantil, corresponde a cada acción».

También es una forma de generar ingresos pasivos como inversionista Sin embargo, para maximizar tu rentabilidad es importante que conozcas toda la información relacionada con los dividendos. 

El mundo financiero avanza y con ello también los términos y procedimientos. Por eso es importante formarse sobre el tema y evaluar las opciones que nos dejen un mayor beneficio al momento de realizar cualquier inversión. 

¡Hora de conocer sobre los dividendos! Te dejamos la explicación más completa para que aprendas sobre este tema.

¿Qué son los dividendos?

Los dividendos son la proporción de beneficios que una compañía reparte entre sus accionistas. Todos los accionistas tendrán derecho a obtener un dividendo. Este se sitúa en el pasivo de una empresa con la intención de que puedan estar pendientes de distribución o para la atracción de nuevos accionistas.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ventajas de los dividendos
  • Simplicidad: esta ventaja nos permite enfocar nuestra estrategia en empresas que reparten dividendos altos y que pueden dejarnos una buena rentabilidad al ser parte de los beneficios. Para invertir en dividendos no es necesario convertirte en un experto, es suficiente con conocer las empresas que nos pueden dejar buenos dividendos. 
  • Menor riesgo de inversión: los dividendos nos permiten tener un menor riesgo al momento de invertir. A pesar de que los dividendos dependen del comportamiento de las acciones, la realidad es que, por lo general (aunque dependerá de la empresa), la volatilidad no es común.
  • Menor volatilidad: las empresas que hacen un reparto de dividendos suelen tener menos volatilidad. Esto dependerá de la empresa en la que decidamos invertir. Por ello es importante hacer el estudio antes de invertir. 
  • Cobros recurrentes: dependiendo de las empresas en las que se haga la inversión, los pagos suelen ser altos y de manera recurrente. Esto nos ayudará a tener una mejor economía. Además, si realizas otros tipos de inversiones, esta estrategia puede ser un complemento perfecto para tu cartera.
  • Sin capital mínimo para empezar: los dividendos también tienen simplicidad para iniciar debido a que no hay un capital mínimo para empezar. Solo con querer invertir podrás hacerlo y luego ir aumentando esa inversión. 
Desventajas de los dividendos 
  • Pérdida de oportunidades de inversión: la recuperación de la inversión dependerá del comportamiento que tengan las empresas en las que hemos invertido en el mercado financiero. Muchas veces requiere de tiempo para ver las ganancias; puede ser una inversión a largo plazo. También se debe tener en cuenta que las mejores empresas no son las que distribuyen dividendos más altos.
  • Se puede obtener rentabilidad nula o negativa: el resultado de la rentabilidad dependerá del éxito y desempeño de la empresa en la que invertimos. Así como pueden ser ganancias, también pueden ser pérdidas. Dependiendo del comportamiento de las acciones de la compañía, la empresa disminuye el dividendo que paga a sus accionistas o, incluso, lo suprime.

Tipos de dividendos

Es importante, entonces, que conozcas qué tipos de dividendos existen para el momento de cobrarlos. ¡Veamos cuáles son!

Dividendo a cuenta

Se trata de los dividendos que se pagan al accionista previo al cierre del ejercicio fiscal y dependen del beneficio neto. Estos dividendos a cuenta son adelantos de las cantidades que se habrían de repartir en un momento determinado. Es por lo que, para aplicarse, deberá certificarse que la empresa tiene la liquidez suficiente para realizar dicho pago. A diferencia del dividendo fijo, este es un porcentaje que depende del porcentaje que se tenga en la empresa.

Dividendo complementario

Como su palabra lo indica, es el que complementa al dividendo tras el cierre del ejercicio. Es un tipo de dividendo adicional que se le paga a cierto tipo de inversionista, por lo general los que tienen acciones preferenciales. Se entrega una vez aprobada la cantidad definitiva, a repartir en concepto de dividendo, por la junta general de accionistas, luego de conocer el beneficio obtenido.

Dividendo extraordinario

Se reparte con motivo a los beneficios extraordinarios recibidos por la empresa. De acuerdo con los glosarios de instituciones financieras, se refiere específicamente a los dividendos a repartir, cuya procedencia no son los beneficios generados por la actividad normal de explotación de la empresa, sino de beneficios de naturaleza extraordinaria. Sin embargo, este tipo de dividendo queda a consideración de la junta por no ser regular. 

Dividendo en acciones

En lugar de repartirse en dinero, los dividendos se distribuyen en número de acciones. La mayoría de las veces, las empresas otorgan la opción a los accionistas de que escojan su forma de retribución. Pueden encontrar diversas opciones, entre ellas vender sus derechos a las acciones a un precio fijado. Por lo general, este tipo de dividendo no es atractivo para los inversores. 

Dividendo fijo

Dividendo fijo es el que establece la empresa sin importar cuál sea el resultado de las ganancias y se le paga al accionista en cuenta, previo al cierre del ejercicio al momento del reparto de los dividendos. No es común en las grandes compañías financieras, sino más en empresas de sociedades pequeñas en las que no hay demasiados inversionistas. Es poco usual en los países occidentales y en las empresas consolidadas. 

Fechas importantes para cobrar los dividendos

En Estados Unidos lo más frecuente es que el pago de los dividendos se haga cuatro veces al año, incluso, existen algunas empresas que pagan todos los meses. Todo depende de cada empresa y del país dónde esté ubicada. Siempre debes tener conocimiento de las fechas importantes que se rigen en cualquier compañía:

  1. Fecha del anuncio del dividendo (declaration date): día en el que la junta directiva anuncia a los accionistas de la empresa que se pagará un dividendo.
  2. Fecha de registro (record date): la empresa mira sus registros y conoce a sus accionistas cualificados. Un inversionista debe figurar como titular en el registro para garantizar el derecho a cobrar dividendos.
  3. Fecha ex dividendo (ex-dividend date): finaliza la oportunidad de comprar un dividendo. Si la compra de una acción que paga dividendos se hace un día antes de la fecha ex dividendo, se recibirá el mismo, pero si la compra se hace en la fecha ex dividendo o después, no se recibirán dividendos.
  4. Fecha de pago (payable date): momento en el que la empresa paga sus dividendos a los accionistas luego del cierre de registro. Puede pasar mucho tiempo entre la fecha ex dividendo y la fecha de pago.

¿Cómo puedes cobrar los dividendos?

Ahora bien, seguramente te preguntarás ¿cómo se pueden cobrar los dividendos? Sencillo. Hay solo dos formas para recibir este pago.

En efectivo

La empresa paga en efectivo los dividendos a sus accionistas. Se trata de la manera más usada para recibir los dividendos de las empresas y la decisión quedará en manos del accionista. 

En acciones

Los dividendos se entregan en forma de acciones de la empresa. En caso de decidir recibir el pago de esta manera, se debe evaluar el precio de la acción en el mercado. De este modo tendremos una forma más efectiva de tomar una decisión acertada al momento de cobrar nuestros dividendos y conocer parte del beneficio que obtendrá.

Recomendaciones para cobrar buenos dividendos

Antes de tomar una decisión es importante que consideres estos consejos. Se necesita hacer un buen análisis, antes de que sea muy tarde, para evitar elegir una empresa que no sea conveniente. Si es necesario, se puede pedir consejo de administración a los expertos. 

  1. Conocer dónde y cómo buscar información de las empresas: es fundamental conocer sobre la empresa y los datos personales y financieros de sus inversionistas para tomar una mejor decisión al momento de invertir en ella. Se debe considerar su rentabilidad y el comportamiento de las acciones en los mercados financieros. No siempre las empresas más conocidas o más grandes tienen el mejor reparto de dividendos. 
  2. Las empresas internacionales, por lo general, son más rentables que las nacionales: es crucial conocer a la empresa y entender las ganancias que nos dejaría. Muchas veces también dependerá de cómo funcione la empresa y los gastos que genere en tu país.
  3. Analiza los riesgos: antes de escoger una empresa es necesario evaluar los riesgos de ganancia o de pérdida que pudiera tener al momento del cierre fiscal. De igual manera, nos ayudará a conocer la condición de otras empresas para evaluar reinvertir y así tener más opciones de ganancia. 
  4. Prioriza la calidad: el enfoque, al momento de tomar la decisión, debe centrarse en el rendimiento y no olvidar que las fluctuaciones en el mercado pueden afectar directamente los pagos de dividendos. También se deben considerar los beneficios que tiene la empresa en la que estamos invirtiendo y evaluar los dividendos ordinarios y los dividendos extraordinarios que nos pudiera dejar.

Si quieres conocer con mayor profundidad el mundo de las inversiones, haz clic en la sección de Negocios, te mantendrás informado de todas las innovaciones y oportunidades para generar mayores ingresos.

Total
345
Share