fbpx
californianos, compras, centros comerciales, El American, rebelión

“Rebelión” contra las autoridades: ciudadanos de California salen de compras

Las recomendaciones de las autoridades políticas y sanitarias fueron ignoradas por los ciudadanos que salieron a las tiendas y shoppings en estas fiestas.

[Read in English]

Lo que muchos han calificado como “irresponsable”, también puede catalogarse como una especie de “rebelión” contras las autoridades estatales. En California, durante las fiestas, la gente salió de compras; las tiendas y los centros comerciales vieron importantes movimientos de clientes, y todo yendo en contra de las recomendaciones de los políticos y los expertos en salud.

“Cientos de compradores en búsqueda de los descuentos posteriores a Navidad, y haciendo devoluciones de regalos, llenaron este fin de semana los centros comerciales de California, a pesar de las advertencias de las autoridades de salud y las restricciones por el aumento de casos de COVID-19, que mantiene a los hospitales a su mayor capacidad”, se lee en un artículo de EFE.

California, pese a que ha sido uno de los estados que más ha radicalizado sus medidas sanitarias para frenar los casos por COVID-19 —cerrando la economía, imponiendo confinamientos y toques de queda—, es uno de los estados con más casos y muertes de coronavirus en todo el país.

En el “Golden State”, el más poblado de todo Estados Unidos, se han reportado un total de 2.122.806 de contagios (50, 141 positivos el último día) y van alrededor de 24,283 fallecidos por la enfermedad.

Pero la crisis sanitaria no es menos importante que la crisis económica, California este año ha perdido muchos empleos y su tasa de desempleo finalizará por encima del 8 %, al mismo tiempo, empresas importantes están tomando la decisión de mudarse del estado. Los pronósticos de recuperación económica tampoco son muy alentadores, los economistas dijeron que sería “muy lenta”, de acuerdo con un reporte de Los Angeles Times.

En ese contexto, los ciudadanos californianos, con bastante indiferencia a las autoridades estatales y sanitarias, decidieron salir a hacer sus compras navideñas y de fiestas en general.

“Las largas filas para entrar a las tiendas en los centros comerciales que están trabajando tan sólo a un 20 % de su capacidad se vieron este domingo en las grandes urbes californianas como Los Ángeles y San Francisco”, dice EFE.

Los Ángeles sigue siendo el foco de la pandemia en California, con un total de 29, 464 casos desde la emergencia sanitaria, y pese a que no ha sido controlado el virus y la crisis económica se profundiza, las autoridades continúan pidiendo a los ciudadanos que se queden en sus casas.

“La mayor preocupación de las autoridades siguen siendo la disponibilidad de camas de hospital y de unidades de cuidados intensivos, que en el caso de Los Ángeles están en el 0 % de capacidad, por lo que las autoridades han instado a sus residentes a permanecer lo más posible en casa”, se lee en Los Ángeles Times.

La realidad es que con la gente desobedeciendo —sea por ignorancia o por verdadera intención de “rebelarse a las autoridades”— y los centros comerciales solo al 20 % de capacidad operacional, lo único que se provoca es un efecto contrario a lo que se busca: prevenir el avance de los contagios. Pues los ciudadanos terminan aglomerados, con menos distancia y mucho más propensos a contraer el virus.

Al mismo tiempo, los establecimientos y tiendas cerradas terminan por ser una medida poco efectiva y que causa estragos económicos a todas las personas en el estado.

Pero las autoridades estatales no parecen verlo de esta forma. En el condado de Los Ángeles, de hecho, varios centros comerciales y tiendas fueron multados por violar las medidas sanitarias, informó el periódico Los Angeles Times.

California, restaurantes, El American
Restaurante en San Francisco (EFE).
Pequeñas empresas y latinos, principales afectados en California

Las medidas estatales están afectando, sobre todo, a las pequeñas empresas y los restaurantes de los principales condados. La situación es tal que el gobernador de California, Gavin Newson, tuvo que aprobar una desgravación fiscal temporal —no se eliminó el pago de la carga impositiva, simplemente se le extendió la fecha tope para pagar— y un fondo de USD 500,000,000 para los pequeños negocios afectados. El paquete se anunció justo una semana antes de que los cierres arribaran nuevamente.

La ayuda estatal tampoco sirvió de mucho, en especial para las familias latinas en el estado, según la Cámara de Comercio Hispana un 35 % de negocios latinos cerraron debido a los impactos económicos que generó la pandemia y las medidas restrictivas.

Las pequeñas empresas de California emplean la gran cifra de 7.2 millones de trabajadores, que representa casi el 50 % de todos los empleados del sector privado.  

Las autoridades, además de las aglomeraciones, también tienen el problema de los viajeros. Mucha gente está retornando al estado después de irse de vacaciones y, al mismo tiempo, está recibiendo turistas que llegan al “estado dorado”.

En un tweet, “las autoridades públicas de salud de Los Ángeles recordaban que los viajeros que lleguen al condado deben mantener una cuarentena de 10 días, tengan o no síntomas”.

Más restricciones estatales

De acuerdo con la Agencia EFE, el número de casos que sigue en aumento sería el detonante para extender las “restricciones preventivas” en el estado desde este lunes. “Funcionarios de salud pública de California prevén este domingo que las más estrictas órdenes de permanecer en casa que se vencen este lunes en algunos condados se extenderán debido al gran número de personas que están hospitalizadas lidiando con el contagio”.

La orden regional para quedarse en casa en 11 condados del sur de California, entre ellos Los Ángeles y áreas del centro y el norte del estado, se implementó desde el pasado 6 de diciembre y en teoría finalizaba este 28 de diciembre. Pero, “se espera que el gobernador Gavin Newsom extienda estas restricciones, que no permiten a los restaurantes atender en los patios y mesas al exterior, mantiene a los centros comerciales operando a un 20 % de su capacidad, y ordenó el cierre de gimnasios y otros negocios no esenciales, entre otros”.

Funcionarios estatales, citados por la cadena NBC, mencionaron el pasado domingo por la tarde que era probable que las órdenes se extendieran ante la escalada de casos positivos que mantiene a más de 20, 000 contagiados hospitalizados y con los hospitales a su máxima capacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Biden apuntalará a la izquierda progre del Gobierno mexicano

Next Article
Paraguay, Foro de Madrid,

Paraguay en el Foro de Madrid

Related Posts
Total
0
Share